Home

Si madrearon a Aristegui y pocos protestan, ¿harán los mismo con La Jornada, Proceso y la CNTE?

Pedro Echeverría V.

  1. Dicen que “cuando la perra es brava y loca, muerde al que le habla y le toca”. Desde que se impuso en México la política neoliberal, la economía mexicana dejó de crecer, la inmensa mayoría de la población se hizo más pobre y la riqueza del país hizo más millonarios a un millar de ricos. Para enfrentar y destruir a la izquierda política y al movimiento social los gobiernos de México –por lo menos desde 1982 con el presidente De la Madrid- no han permitido que crezca algún movimiento de protesta. Lo más valeroso fue el levantamiento del EZLN en 1994, pero desde antes: en 1985, en 1988, el descontento se destapó por el terrible endeudamiento, la devaluación, la profunda corrupción y los asesinatos. La burguesía desató su estrategia PRI-PAN
  2. Al EZLN, después del glorioso levantamiento de enero de 1994, lo encerraron en territorios del estado de Chiapas por el gobierno Fox-panista; al PRD se lo tragó el Calderón-panismo sin chistar y a gusto, al mismo tiempo que cesaba a 45 mil trabajadores electricistas; al lópezobradorismo lo defraudaron en elecciones en 2006 y 2012, luego lo pacificaron por el Peña-priísmo. Si a Carmen Aristegui, la popular periodista de México –única que se podía escuchar con confianza- le pusieron en la madre por el gobierno de Peña Nieto y muy poco han respondido sus millones de seguidores, ¿quiere decir que lo mismo le puede pasar al diario La Jornada y al semanario Proceso –publicaciones de centroizquierda- con cerca de 30 y 40 años de antigüedad?

3. En noviembre de 2006 juntos Calderón y Fox despedazaron a la APPO en Oaxaca después de demostrar su fortaleza en las calles y de realizar 10 enormes manifestaciones; pero no pudieron ni Salinas, Zedillo, Fox y Calderón con la poderosa CNTE de 300 mil maestros del país que es la única que lleva luchando 35 años continuos –desde 1979- sin dar marcha atrás. Podría decirse que mucho de la resistencia estudiantil del “Soy 132”, de la lucha de los padres de los 43 desaparecidos y las batallas de los estudiantes del POLI, tuvieron la protección y cobertura de los profesores de la CNTE. Ello explica que la llamada reforma educativa privatizadora de Peña-Chauffet, es una estrategia gubernamental para destruir a la CNTE.

4. ¿Recuerdan que el gobierno de Echeverría Álvarez con la mano en la cintura destruyó a Excélsior en 1976 y –aunque de él surgieron Proceso en 1976, unomásuno en 1977 y La Jornada en 1984- no apareció ningún movimiento social en las calles en defensa de Excélsior? Por ello me preocupa que después de nueve o 10 años de conocer a Aristegui dando un gran servicio de información a la ciudadanía, las protestas a su favor no se hagan permanentes. ¿Es una demostración más de la fortaleza represiva del gobierno, de la consistencia del apoyo empresarial y de la afectividad de los medios informativos al servicio del poder? Pienso que La Jornada y la revista Proceso tienen muchas tablas para negociar, pero no me podría imaginar dejar de leer sus análisis.

5. Hoy que la CNTE en Oaxaca y en Guerrero han llamado al boicot electoral por la terrible situación económica, política y delincuencial que vive el país y en esos estados en particular, ha comenzado a arreciar una gran campaña en los medios de información por parte del gobierno, los partidos políticos y los empresarios, con el fin de llenar de desprestigio a los maestros. ¿Forma acaso este reto de la CNTE que denuncia el proceso electoral un pretexto para la intervención de la fuerza bruta del ejército con el fin de encarcelar o asesinar a los valerosos luchadores sociales de esos estados? Espero que los expertos y ya muy golpeados dirigentes magisteriales no cometan errores que pueden ser provocados y aprovechados por el gobierno canalla.

6. Leyendo al fundador del PCI Amadeo Bordiga -compañero de Antonio Gramsci y Togliati, pero mucho más radical y destacado que ellos en las luchas políticas e ideológicas- enseña que “el fascismo defiende al ‘Estado democrático’ contra un proletariado revolucionario que quiere destruirlo. El respeto a los derechos y libertades democráticas entraron en contradicción con la defensa de los intereses del capital por parte del Estado. Esa contradicción conduce a la burguesía a renunciar a su propia ideología liberal y desvela el carácter represivo del Estado, que ha de defender los intereses de clase de la burguesía por TODOS LOS MEDIOS, incluidos los que suponen la abolición de los derechos y libertades democráticos. La democracia y fascismo no se oponen sino que se complementan, sea de forma alternativa o al unísono.

7. Me ha interesado mucho recordar al batallador italiano Bordiga (1889-1970) porque él me reafirma las posiciones intransigentes que mantuvo contra la socialdemocracia y la guerra. Fue un destacado militante del Partido Socialista Italiano, combatió contra la socialdemocracia internacional de Berstein y Kautski y fundó el Partido Comunista Italiano conservando posiciones radicales ante la Tercera Internacional y los cambios stalinistas en la URSS. Bordiga –con una enorme producción teórica- puede ayudar hoy a erradicar la confianza en el Estado burgués-fascista y a clarificar los procesos electorales. ¿Cómo permitir que todos nuestros movimientos sociales y los pocos medios de información que tenemos sean destruidos? (24/III/15)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s