Home

Nos ha tocado estar cerca de la filmación, hoy, 500 tecnicos muy jovenes, de varias nacionalidades british, llenando el Club de Periodistas………una explosividad de juventud……y el maloso de SpectrEPN……como siempre de frivolo, inepto y corrupto
++++++++++++++++++
Rodaje explosivo
Rodolfo G. Zubieta

No lleva ni una semana en la Ciudad de México y James Bond ya causó destrozos en el Centro Histórico, como parte de una escena de acción de la cinta Spectre.

Alrededor de las 11:00 horas de ayer, el director Sam Mendes, el cinefotógrafo Hoyte Van Hoytema y un grupo de asistentes, iluminadores y sonidistas, se ubicaron en la esquina de las calles Tacuba y Donceles para preparar los tiros de cámara y ensayar la escena.

En ese punto se colocaron escombros de un edificio, para recrear una explosión que transcurre durante una procesión de Día de Muertos y que se incluirá en el filme con el uso de efectos digitales en postproducción, de acuerdo con un técnico del rodaje.

Luego de cinco tomas de práctica, Daniel Craig apareció para filmar una breve escena de persecución, la cual fue trazada minutos antes por su doble, el escocés Gordon Alexander.

Desde las 12:30 horas y hasta las 14:00, la producción de Spectre rodó la secuencia de acción, la cual arranca con cinco extras corriendo del lugar del siniestro mientras tres patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública arriban a toda velocidad.

Desde las 12:30 horas y hasta las 14:00, la producción de Spectre rodó la secuencia de acción, la cual arranca con cinco extras corriendo del lugar del siniestro mientras tres patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública arriban a toda velocidad.

Para evitar que los transeúntes y medios de comunicación captaran alguna imagen de la escena o interrumpieran el rodaje, el staff de producción utilizó cajas de cartón dobladas para tapar la visibilidad.

Minutos después, arribó un camión antimotines de la SSP para incorporarse a las tomas y apoyar a los agentes policiales que forman parte de la secuencia.

Esto provocó un cierre momentáneo sobre Eje Central, así como el uso de tablones de madera de dos metros de alto para tapar por completo el acceso y la visibilidad sobre la calle Donceles.

Para las 14:30 horas, la producción dio por terminado el rodaje de la escena, la cual se repitió 17 veces, debido a los distintos tiros y movimientos de las cámaras.

Según personal de Spectre, éstas fueron las últimas secuencias filmadas en este cuadro del Centro Histórico, pues hoy se reabre el acceso al tránsito vehicular y peatonal en calles aledañas.

Leer más: http://busquedas.gruporeforma.com/reforma/Documento/Impresa.aspx?id=5565579|InfodexTextos&url=http://hemerotecalibre.reforma.com/20150325/interactiva/RGEN20150325-007.JPG&text=James+Bond&tit=Rodaje+explosivo#ixzz3VQCFNQLu
Follow us: @reformacom on Twitter

¿País de idiotas?

[]

Sergio Aguayo

25 Mar. 2015

Los partidos y sus instituciones se la pasan desdeñándonos y maltratándonos y ahora nos convocan a votar como si no pasara nada. ¿Creen que somos un país de idiotas?

Fui uno de los 54 mil "abajo-firmantes" que pedimos al Senado frenar a Eduardo Medina Mora, el candidato del Presidente para ministro de la Suprema Corte. Salvo excepciones, los senadores vieron con menosprecio la iniciativa y un ex presidente del PAN nos regañó llamándonos "enemigos" de la democracia para luego restregarnos nuestra insignificancia numérica. Es cierto que somos bien pocos frente a los 31.5 millones de votos que recibieron en 2012 los senadores del PRI, el PAN y el Partido Verde.

Dos consideraciones me permitirán ligar lo anterior con la calidad y legitimidad de las elecciones. ¿Cuántos de esos 31.5 millones fueron votos conscientes, cuántos comprados, coaccionados o inducidos con propaganda mentirosa? Las encuestas miden bastante bien lo que una sociedad va pensando. Según Reforma, en diciembre de 2014, 65% de la población confiaba "poco o nada en el Congreso". Podría argumentarse que los 54 mil firmantes representábamos a 54 millones de ciudadanos.

Desconocemos la calidad de nuestras elecciones en parte porque nuestras autoridades electorales (Instituto y Tribunal) están más interesadas en encubrir los fallos que en investigarlos para corregirlos. Uno de sus métodos es fetichizar las instituciones: ellos nunca se equivocan, ellos hablan como si deambularan en olor de santidad. Esta idea se difundió durante la etapa en que fue presidente José Woldenberg; nadie le regatea a aquel IFE el meritorio papel jugado. Los partidos se encargaron de acabar con la autonomía de esa institución y lograron transformarla en instrumento a su servicio, un hecho convenientemente olvidado.

El caso del actual presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello, es paradigmático porque replica la evolución de sus dos predecesores (Luis Carlos Ugalde y Leonardo Valdés Zurita). Córdova tiene una personalidad mesurada y pulcra, y sus neuronas han sido educadas en el rigor y la disciplina académica. Antes de llegar al cargo podía sacar el bisturí y hacer disecciones de precisión. Rescato algunas frases de columnas que escribió para El Universal en 2011.

Describía a los partidos políticos como "aparatos de control de clientelas" que se distinguían por lo "pragmático, convenenciero y… cortoplacista". Eso provocaba que "las elecciones [fueran] meras competencias entre membretes" que disputaban "campaña[s] impactante[s] mediáticamente, pero generalmente vacía[s]". Eso era posible porque había unas "autoridades electorales debilitadas que no logra[ba]n remontar la crisis de confianza".

Al igual que Ugalde y Zurita, al momento de ocupar el cargo, Córdova arrumbó el espíritu crítico para transformarse en defensor fiero de la institución. Su drama -que es la tragedia de nuestra democracia- es que se acumula la evidencia de que al INE lo controla el tricolor y el tucán por medio de Marco Antonio Baños y su banda; y con sus fallos el Tribunal Electoral demuestra servir a los mismos amos. Lo más escandaloso es la impunidad del Verde; si quiere ser tomado en serio, Córdova debería impulsar la cancelación de ese registro. Eso sería respetar la ley y la ética.

La fatiga democrática también se debe a la desmovilización de una sociedad civil desilusionada. Un ejemplo es la Confederación Patronal de la República Mexicana, Coparmex, un adalid de elecciones libres y confiables. El pasado 16 de enero el presidente de la Coparmex-DF, José Luis Beato, convocó a la prensa para anunciar la campaña #NOVotesporChapulines. Supongo que fue asediado por el club de amigos de las instituciones porque dos meses después, el 17 de marzo, Beato cambió la propuesta inicial por un llamado a votar por "los menos malos". ¿Cuándo presentará el señor Beato los criterios para calificar a "buenos" y "malos"?, ¿con seis puntos se hacen merecedores a nuestro voto?, ¿y qué hacemos si en lugar de "menos malos" hay "puros pésimos"?

Lo habitual es que los senadores nos desdeñen, los partidos sean merolicos insustanciales y los árbitros se concreten a poner las urnas y contar los votos olvidándose de la calidad de los comicios. Me niego a sufragar por los "menos malos". Iré a la urna a votar por quien me convenza. Las otras papeletas las anularé o romperé como un acto de dignidad y protesta hacia quienes actúan pensando que somos un país de idiotas.

Colaboró Maura Álvarez Roldán.

www.sergioaguayo.org

Profesor de El Colegio de México donde coordina el Seminario sobre Violencia. Autor de docenas de libros y artículos académicos. Escribe en medios impresos desde 1971. Panelista de Primer Plano (Canal 11) y de la Mesa Política en el noticiero de Carmen Aristegui (MVS). Ha presidido y participado en diferentes organismos civiles.

Leer más: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=59159#ixzz3VQ9hr2In
Follow us: @reformacom on Twitter

26 de Marzo de 2015

ÍNDICE POLÍTICO
FRANCISCO RODRÍGUEZ

La Renta Nacional no es de los Toluquitas

Carroll Quigley, maestro y protector intelectual de Bill Clinton desde sus años en la Universidad de Georgetown, es autor de la monumental obra Tragedia y esperanza. El dato sería anecdótico, a no ser por su enfoque sobre los gobiernos oligárquicos y los políticos patrimonialistas.
Después de consultar durante años los archivos de grupos y asociaciones herméticas, Quigley –que fue gran maestro de la sociedad secreta Huesos y Calaveras– sostuvo en su obra que el poder del capitalismo financiero tiene un objetivo trascendental: Crear un sistema de control mundial en manos privadas, capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía planetaria como un todo. Gobiernos de ricos y funcionarios que se sienten dueños de la patria, como las dos tenazas de una misma pinza.
La teoría política moderna ha demostrado que las "naciones occidentales" son una máscara, una ficción legal, detrás de la cual operan grandes conglomerados privados que corrompen y utilizan a los políticos nativos, dice Quigley.
Este sistema ha estado controlado de un modo feudal por los bancos centrales del mundo, actuando concertadamente y por medio de acuerdos secretos, a los que se llega en conferencias y reuniones.
Es mentira que existan "democracias", afirma. Lo que existe es la forma más cruda de plutocracia u oligarquías nacionales, absolutamente subordinadas a mandatos de centros internacionales.
Cada Banco Central consiguió dominar a su gobierno mediante la habilidad para controlar los préstamos, manipular el mercado de cambios, determinar las variables macroeconómicas e influir sobre políticos colaboracionistas bien recompensados.
La cúspide del sistema ha sido –hasta antes del traslado de capitales a Luxemburgo– el Banco de Pagos Internacionales, con sede en Basilea, Suiza, banco de bancos, alimentado por corporaciones privadas.
El engranaje de simulación y dominio se complementa a la perfección en el área latinoamericana, por el funcionamiento casi clásico del sistema patrimonialista de democracias deficitarias e insaciables, cuyos dirigentes operan como si fuera suya la riqueza de las naciones. Parece que Quigley escribía en nuestra sala.

Ahora, el ciudadano es en realidad un cliente

En su versión moderna, el régimen patrimonialista se rodea de instituciones democráticas formales, pero posee el monopolio de las decisiones de todas las áreas de la esfera estatal.
En los regímenes patrimonialistas el ejercicio de la violencia opera en dirección a diluir la representación del sujeto como portador de derechos sociales y, luego, convirtiéndolo en un cliente del sistema.
Las políticas sociales, la eficiencia del gasto dirigido a la pobreza, las organizaciones de la sociedad civil y la constitución de organizaciones de base son sus puntales. Son estimuladas y controladas desde el poder político.
Los regímenes patrimonialistas generan una ciudadanía de baja intensidad, consciente o no, funcional a la reproducción de la dominación. Las prácticas operan en dos sentidos: por un lado, refuerzan la imagen del líder paternal atento a las demandas de su pueblo. Por otro, debilitan la noción de titularidad de derechos sociales, enmascarando la percepción de la dimensión ciudadana correspondiente.
La sensación de vencer a la plutocracia y al patrimonialismo, es activada por el mismo poder público, formalizando las demandas de transparencia y rendición de cuentas; promoviendo coaliciones y alianzas políticas en búsqueda afanosa del poder.
Para las naciones occidentales estos cuentos no son nuevos. Se viven a diario, en medio de las acerbas e interesadas críticas de los medios masivos de comunicación, para los que nunca han pasado desapercibidos, ni en los planteamientos, ni en las prácticas.

Y que se los cotorrea la reina Isabel II

Nosotros, en México, siempre hemos llegado tarde al debate teórico. Es fácil que comulguemos con todas las ruedas de molino de la nueva y funcional "democracia participativa" que nos quieren endilgar las organizaciones no gubernamentales y las políticas contra la pobreza.
Por ese retraso pudibundo es que hasta la gira por el viejo mundo rebotaron las noticias de los nombramientos comprometidos por Los Pinos a los representantes de Televisa en la PGR y en la Suprema Corta de Justicia. De allá afuera ven venir más, dentro de este proceso de causación circular acumulativa. Por ello la insistencia de los extranjeros en saber la línea.
El ogro patrimonialista del Estado mexicano nunca los ha defraudado. Lo que les da pena ajena es que el ogro se esté convirtiendo en un bichito vergonzante que se asusta de cualquier "coco" y luego quiere echar reversa.
Alguien del servicio exterior, aunque fuera, les hubiera advertido a los gerifaltes que no era para apenarse, sino para presumirlo. ¡Estamos en las grandes ligas! ¡Ya engañamos igual que los de allá! Somos plutócratas y patrimonialistas.
Como nadie les advirtió, llegaron como la aldeana que muerde el rebozo, apenándose de haber perdido la virginidad y gritando a los cuatro vientos que todavía nadie ha intimado en su tesorito. E hicieron un doble oso, ahora por ignorancia.
Nadie les pedía dar marcha atrás. Lo que querían los periodistas acreditados en la corte de Saint James era una manifestación clara de voluntad sobre plutocracia y patrimonialismo. Pero expresada a pecho abierto, a voz en cuello, como gente del primer mundo.
Aquellos son periodistas con toda la barba. Cubren la fuente de la pérfida Albión, no los embutes y chacaleos de San Pedro de los Sahuaros.
Las vergüenzas de acá en el rancho grande, no deben formar parte del equipaje, cuando aquí se tomó –echados pa’delante– una decisión bien fundamentada ante la prensa local, exigiendo el aval público del Senado, por cierto, nada retobón ni retrechero.
¿ Por qué no tienen cara ni discurso para salir al paso de los conflictos de interés? ¿Por qué no han platicado con ningún periodista nacional sobre estos temas? ¿Por qué sólo se ponen el huarache con el Financial Times?
¿Por qué siempre salimos al exterior a regatear las tendencias de la sociedad actual, que hablan de una creciente expansión del espacio privado y sus sectores más dinámicos? ¿Tan grande es la cruda moral que la traen enterrada hasta la médula de los huesos?
Los defenestrados de prensa del Guamúchil Party presumen haberlo conseguido: ¡La reina apoya las intrépidas reformas estructurales ! No saben que es una declaración de cajón, de simple cortesía. Para ellos es un resultado casi olímpico, ciclópeo. Peor para ellos.

Ya les avergüenza su alianza con Televisa

¿O es que nadie del gobierno cree en el bono democrático que tienen los mexiquenses por haber ganado con el ocho por ciento de diferencia en la contienda electoral? En la medida en que se les haga poco, seguirán sufriendo de baja autoestima en el plano internacional.
Muy pronto regresaron a tierra azteca. Sintieron de nuevo la necesidad de afianzar las decisiones y no van a dar marcha atrás, porque aquí sus chicharrones sí truenan. El enlace con Televisa no es ocasional. Es un fenómeno estructural de psico-dependencia biunívoca. Unos son lo que quieren ser los otros. Se necesitan para sobrevivir. Además, cada quien tiene lo que al otro le falta.
Negar que la ex senadora Arely Gómez fuera funcionaria de Calderón en la titularidad de la Fiscalía Especializada sobre Delitos Electorales es un contrasentido. Negar que sea un producto de las universidades elitistas de México no tiene caso. Su carrera en el Judicial no le alcanza.
Negar que sea parte toral de la empresa de telecomunicaciones más importante del sector privado es una ñoñada. Es hermana de quien funge como vicepresidente de noticias desde hace 15 años. Que por algo fue propuesta al Senado, también. De algún lado tuvo que salir.
En el caso de Eduardo Medina Mora, lo mismo. También confeccionado por Calderón, ariete de su guerra fallida contra narcos, extraído de las entrañas de la televisora, socio del mayor inversionista de la empresa. Parte importante en los tiquismiquis que se hacían desde el CISEN, la SSP y la PGR para afianzar al panismo, es cierto. De espía y policía a ministro. ¿Y luego? ¿De qué se afrentan? ¿Del pasado o de lo que puedan hacer en el futuro?
Los gobiernos de ricos y los políticos instalados en el patrimonialismo, como si fueran los dueños de la patria, no pueden augurar buenas cosas para las clases populares. Que yo sepa, nadie lo espera .Eso no es lo suyo. Mejor, ¡fuera máscaras!
Es conveniente mentirle a los gobernantes que las ideologías y las construcciones teóricas son mecanismos conspirativos que nada tienen que ver con lo que ellos representan. Que sepan que son rara avis en este mundo de complots periodísticos.
El río Pánuco, el nuevo cauce del mega acueducto a Monterrey, los terrenos del aeropuerto, los derechos de vía a Querétaro, los asientos de los poderes, los contratos, las rentas y nuestros impuestos, no son de La Constructora Presidencial Higa. ¡Son de la nación! ¡No le hagan caso al maestro de Clinton!
Tal vez así, con mentiras piadosas, se sientan a sus anchas, habitando este mundo verdadero, un mundo raro de miseria, hambre, crítica y luchas sociales, adonde nunca debieron llegar. Ahora se dieron cuenta. Nosotros también.

Índice Flamígero: Otra vez la maldita corrupción hace presa del IMSS. Ya le he comentado en estas líneas al respecto. Y hoy le abundo con la noticia, comentada en todos los ámbitos del Instituto, de que el muy respetado maestro Jesús Antonio Berumen Preciado, director de Administración y Evaluación de Delegaciones, ha sido relegado de tal suerte por el director general José Antonio González Anaya, que incluso está presto a que lo corran. Y es que todo el manejo bisnes, por delante– de la institución sólo recae en René Curiel Obscura, titular de la Unidad de Vinculación, en Carlos Treviño Medina, director de Finanzas, y en Jorge Eduardo Kim Villatoro, director Jurídico. Los mismos informantes dicen que el concuño de Carlos Salinas de Gortari ya le arrebató a Daniel Karam el título de peor director general del IMSS. Lo dicho: políticos patrimonialistas.

pacorodriguez / @pacorodriguez

A DEBATE / Política petrolera, en el torbellino

David Shields / (24 marzo 2015)
(Inteligencia britanica)

La política petrolera de México ha pasado de la euforia a la crisis. El logro de la histórica Reforma Energética palidece frente a la severidad de los problemas que trae el desplome del precio del petróleo. El valor del negocio petrolero ha caído a menos de la mitad -si antes valía 100, ahora vale 45- y esa industria ahora tiene que racionalizarse y producir sólo los barriles con los costos más bajos.

El impacto será durísimo y llevará a la quiebra a compañías petroleras, tanto operadoras como de servicios. México y Pemex no están exentos de ese impacto; al contrario, están en el ojo del torbellino. Algunos dicen que el impacto no será tan severo en México, porque tenemos proyectos con bajos costos en aguas someras y en tierra. Así, la Ronda Uno podrá avanzar sin problema y de acuerdo con el calendario previsto, permitiendo adjudicar los primeros contratos de producción compartida este año. Pero ¿eso es cierto? ¿De veras los costos son tan bajos?

En aguas someras y campos terrestres, Pemex produce petróleo con un costo de 22 dólares por barril, según su director general, Emilio Lozoya. Eso suena bien, aun cuando no tiene nada que ver con el costo de menos de 2 dólares por barril que alguna vez presumía Pemex con Cantarell. ¿Cómo calcula Pemex sus costos? ¿Son creíbles? ¿El método de cálculo ha sido constante? Siendo Pemex la burocracia petrolera más grande del mundo fuera de Rusia y China, ¿esos costos incluyen todos los gastos para mantener esa burocracia? Seguro que no.

Se comenta que quebrarán las compañías petroleras más apalancadas. ¿Esto sucederá con Pemex? No, porque su deuda se considera soberana. Pero ¿es aceptable que Pemex esté en quiebra técnica perpetua? Porque todo indica que los petroprecios continuarán muy deprimidos por mucho tiempo, en un mercado con exceso de ofertantes reales y potenciales.

En cuanto a la Ronda Uno, hay 40 compañías interesadas en las primeras convocatorias que han comprado el acceso a los cuartos de datos. Claro, buscan oportunidades para el largo plazo en una geología nueva, geopolíticamente atractiva. Pero ¿cuántas entregarán ofertas? En un escenario donde gigantes como Chevron y Shell reducen sus inversiones globales en 15 mil millones de dólares al año, ¿habrá compañías que puedan justificar abrir una nueva frontera en este momento? Muchos campos que se están licitando en la Ronda Uno en aguas someras no están muy cerca de infraestructura y eso eleva los costos bastante. Es previsible, pues, que ofertarán sólo los más audaces, los especuladores.

La ascendente producción en shales (lutitas) en Estados Unidos fue un factor en el colapso de los petroprecios. Con los bajos precios, muchos shales ahora dejarán de ser viables. Por eso, México piensa omitirlos en la Ronda Uno. Sin embargo, información de fuentes como DrillingInfo revela que hay pozos en shales que siguen siendo rentables con precios de entre 30 y 40 dólares por barril. Siendo así, ¿no será que esos pozos serán, hasta cierto punto, fijadores del precio del crudo en adelante? Siendo los shales un factor crítico en el nuevo mundo petrolero, donde nuevas tecnologías abaten costos cada día más, ¿México hace bien al dejarlos fuera de la Ronda Uno?

A 45 dólares por barril, el reto es cambiar rápidamente para sobrevivir. ¿Pemex y México podrán hacerlo? Por ahora, el peso del primer recorte presupuestal en Pemex ha caído injusta e ilógicamente sobre sus contratistas, quienes son vitales para las obras y ahora tienen que castigar precios en sus contratos y despedir personal. En Pemex, siempre se habla de conceptos como autonomía, nueva visión, gestión por procesos, búsqueda de la excelencia operativa, pero ¿adelgazamiento, eficiencia, resultados, cambios a fondo, hasta cuándo?

Alerta final: por los desacuerdos entre las dos cámaras del Congreso, podría quedar congelada no sólo la nueva ley que endurecería las penas por robos de gasolina, sino también el último eslabón de la Reforma en energía: la Ley de Transición Energética. Exijamos compromiso, seriedad y urgencia al Senado de la República en estos temas.

Analista de la industria energética. Su e-mail: davidshields@energiaadebate.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s