Home

La justicia de clase, sirve a los poderosos y pisotea a los débiles…pero, por dios, ya cambiarán

Pedro Echeverría V.

1. Hace unos dos años escuché que la SCJN, los jueces y varios cientos de sus familiares y amigos, cobrando dentro de la institución, habían convertido la llamada justicia en México en un nido de ratas, una gigantesca red de corrupción. Al parecer todo quedó como una fabulosa corrupción familiar; no he leído que se hayan cesado a mil jueces y su parentela con el objetivo de limpiar algo en la SCJN. Por el contrario, el presidente Bukele de El Salvador, a las pocas semanas de iniciar su mandato, expulsó a jueces y funcionarios corruptos con un decreto, aprovechando que la mayoría de los legisladores aprobaran la medida. Así logró apoyos masivos en las calles.

2. El presidente López Obrador causó risa al decir que “es muy común que digan los abogados que la ley es la ley y yo sostengo que por encima de la ley debe estar la justicia. (Sin embargo) Todavía es tiempo para que se reforme el Poder Judicial, que lo hagan ellos mismos. Consideró que la misma gente y la democracia van a defender al pueblo raso. “Va a tener que llegar el tiempo en el que jueces, magistrados y ministros sean sensibles y tengan una dimensión social y puedan hacer justicia sin apartarse de la legalidad; pero es un proceso porque no sólo fueron los 36 años de la época neoliberal sino que esto viene de lejos, desde el porfiriato.

3. Piensa AMLO: esperemos que dios o cristo haga que “ellos mismos –los jueces y magistrados- con el tiempo, sean sensibles, tengan una dimensión social y puedan hacer justicia”. ¿Tendrá tan dura la cabeza AMLO para no comprender que en sus tres años de gobierno el llamado fiscal y los jueces de la SCJN han frenado o tergiversado la justicia en el país? ¿Por qué hay 200 mil presos miserables en prisión y ninguno de los verdaderos ladrones y defraudadores –los empresarios y expresidentes están en la cárcel? Al tomar posesión AMLO pensé ilusamente: se decretará la libertad inmediata de todos los presos comunes y más de 500 gobernantes y empresarios se irán a la cárcel.

4. Se olvida u olvido que la llamada justicia es de clase social y de grupo político/económico; desde hace mucho aprendí que la “verdad” no existe, que “la constitución y las leyes se estiran y se encogen por jueces o magistrados, según el dinero que les dan y las órdenes del gobierno”. También la “justicia” es un asunto de fuerza: por eso muchos presos “distinguidos” han sido rescatados por la fuerza de comandos poderosos. La única que seguirá en la cárcel porque sus amigos del peñanietismo la han abandonado, es la Rosario; ¿Cuánto dolor debe provocarle que la corrupción que vivió –la misma- ahora libere a todos sus amigos y a ella ni siquiera la volteen a ver? Debe hablar a un brujo para recibir un limpia.

5. Si el multiladrón Ancira pasea por el mundo después de firmar que devolverá los miles de millones robados; si Lozoya sale de la cárcel en próximas semanas dando millones y propiedades; si el generalote Cienfuegos (general del secuestro de los 43 estudiantes de Ayotzinapa) vive feliz con su familia y los expresidentes siguen gozando en libertad de lo lindo a pesar de hacer más miserables a decenas de millones de pobres, sólo hay que esperar que sea extraditado de los EEUU el jefe delincuencial García Luna y alcance aquí su liberación en México. Así que nunca será culpa de jueces o de funcionarios corruptos, sino del mismo López Obrador que dice que “todos tienen derecho”. (11/XI/21)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s