Pedro Echeverría V.
Escritos Anticapitalistas.

sep
15

La nueva revolución en México está “chispeando” en Guerrero, Oaxaca y Michoacán; también en el Norte

Pedro Echeverría V.

1. Las muchas protestas y manifestaciones de descontento del pueblo en México no se resolverán por la vía electoral; tampoco estoy seguro que se soluciones por la vía de la guerrilla armada porque el aparato militar del Estado es muy grande por el presupuesto millonario con que cuenta. Pero el descontento crece aceleradamente en muchos estado de la República y el gobierno, en vez de responder creando producción, empleos, haciendo menos miserable el salario, políticas contra la emigración, solucionando problemas de salud, educación, se dedica a reprimir y a hacer leyes contra la protesta social. Aunque el presidente y sus funcionarios hablen de democracia y de que los problemas del país se arreglan, la realidad es que se agudizan más.

2. Guerrero es un estado con las más grandes historias de lucha: no sólo fueron Jenaro Vázquez, Lucio Cabañas, los Bracho; está presente la gran batalla de los maestros de la CNTE, el origen de las policías comunitarias, las luchas de los estudiantes normalista. Oaxaca es historia de un pueblo siempre en lucha; la cuna del gran movimiento magisterial de los últimos 35 años, así como de la histórica APPO. Michoacán parece hoy incontrolable con sus gobernadores deficientes, la enorme fuerza de “los templarios”, las miles de muertes por asesinato, la presencia de un comisionado presidencial, las justas batallas de los maestros de los estudiantes normalistas. No es un asunto de especular, sino una realidad del que el país está enterado.

3. Los adivinos no existen y los especuladores no dan una. Marx –cuya obra filosófica, económica y política, ha servido para comprender el capitalismo y la enorme tarea de sus “enterradores”- jamás buscó adivinar o especular; sus profundos estudios de la realidad social y mundial, siempre hablaron en política de la ley de “tendencias”, es decir, de lo que vendría a partir de la observación de la lucha de clases que ha sido siempre el motor de la historia. Con base en ello se puede decir que los estados del país donde se ha agudizado más la lucha de clases, es decir, la confrontación entre explotados y explotadores, entre miserables y ricos, entre el pueblo y los gobiernos opresores, es en Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Chiapas.

4. La revolución burguesa de 1910-17 se desarrolló esencialmente en el norte del país, sobre todo en Chihuahua, Coahuila, Sonora, Sinaloa; aunque también en el sur en los estados de Morelos, Guerrero y Oaxaca. El DF sirvió para firmar acuerdos, aunque como capital de la República muchos de sus habitantes –como escribe Vasconcelos- rechazaron a los “alzados”. ¿Por qué en el Norte y no en el Sur se definió la Revolución encabezada por Madero? Porque al parecer el Norte era más electoralista y al Sur le importaba menos las elecciones o porque los caudillos (con excepción de Zapata) eran originarios de Coahuila, Sonora, Sinaloa, Durango y Tamaulipas. Por ello los “norteños” se adueñaron de la Revolución y sus resultados.

5. En 2014 las cosas son distintas: somos casi 120 millones de habitantes contra menos de 20 millones de entonces; la burguesía porfirista y su ejército eran casi nada en 1910 comparado con el gigantesco aparato militar del ejército, la armada, la policía, que suman más de un millón de elementos y con el enorme poder de los empresarios, el gobierno y de los medios de información. Sin embargo hace un siglo dominaban totalmente los caudillos, terratenientes y rancheros como como Madero, Carranza, Obregón, Calles, Villa, González que impulsaron a sus indígenas, campesinos, asalariados a seguirlos, hoy la cosa es distinta porque hay organizaciones que –aunque controladas por el poder- pueden independizarse de sus líderes.

6. Las condiciones de México 1910 y 2014 son radicalmente distintas en cuanto a la población y desarrollo material, pero lo más importante (lo fundamental) no ha cambiado: si antes sólo podía hablarse de 15 millones de pobres hoy se puede demostrar la pobreza del 80 por ciento de la población, que son alrededor de 100 millones. Si en 1910 sólo era posible una revolución por la vía armada por el exagerado atraso escolar de la población y la terrible acumulación de riquezas en pocas manos, hoy 1914 se puede hablar de elecciones, de vía armada, pero sobre todo de movilizaciones de masas organizadas que obliguen a los gobernantes a cumplir con el pueblo. ¿Cuánto tiempo más podrá esperarse para un gran estallido revolucionario?

7. Previendo la gran burguesía gubernamental y empresarial, se ha dedicado a aprobar leyes contra las protestas sociales, se han lanzado acusaciones criminalizando la protesta y, lo más brutal, se ha estado fortaleciendo rápidamente la contratación de desempleados y campesinos para integrarlos a las fuerzas armadas. ¿Puede olvidarse que desde el levantamiento del EZLN en 1994 –hace 20 años- el ejército ha cuadruplicado a sus tropas? Sin embargo, cuando las aguas de río suenan y no paran de hacer ruido porque los gobiernos colocan muchas trabas, es que las cosas pueden estallar cuando menos se piense. Guerrero, Oaxaca y Michoacán pueden prender las chispas del enorme descontento que luego incendien la pradera. Parece que el pueblo no aguanta más y sólo le falta organizarse y unirse. (15/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

sep
14

Gobierno y empresarios –con distintas estrategias- han mediatizado la lucha social, con excepción de la CNTE

Pedro Echeverría V.

1. Los salvajes y asesinos soldados del ejército y la armada, disfrazados de granaderos y policías, bloquearon el eje central Lázaro Cárdenas en el DF (por milésima vez) el pasado viernes, para evitar que miles de maestros de la Coordinadora (CNTE) lleguen al zócalo para realizar su mitin contra la privatización educativa, la represión y el mal gobierno. Dado que los gobiernos PRI-PAN-PRD son el mismo excremento, no se puede decir (ni interesa) si el bloqueo fue ordenado por Mancera o Peña Nieto porque son la misma basura. La policía y el ejército han contratado a decenas de miles de milicos en los últimos meses para acordonar las manifestaciones de protesta. Los maestros de la CNTE han hecho todo, para romper vallas policiacas. Nuestra fuerza ha crecido pero los “sardos” han crecido más en número, presupuesto, salarios y armamento.

2. Los maestros de la CNTE son indiscutiblemente los héroes del país y sus dirigentes –casi todos extremadamente honrados y modestos- han marchado siempre junto a ellos. Deshonestos muy poquitos, aunque debe tenerse en cuenta las enormes dificultades de la lucha contra el capitalismo y la burguesía. Ninguna organización ni individuo puede ser más grande y más valioso que esos miles de maestros que desde hace 35 años defienden sus derechos como trabajadores organizados y, junto al de ellos, de la educación nacional, que son los mismos derechos de estudiantes y padres de familia. Más de 30 años en las calles haciendo miles de manifestaciones, mítines, plantones, bloqueos. Sólo el dos por ciento de otras movilizaciones corresponde a los electricistas, lopezobradoristas, zapatistas y demás.

3. ¿Por qué entonces los maestros de la CNTE no ganan sus batallas? a) Porque en México los trabajadores siempre han sido derrotados, ¿o alguien podría nombrarme algún triunfo de los trabajadores en los últimos 60 años por lo menos?: b) Porque el nivel de conciencia de lucha de la población está por los suelos, ¿o alguien podría olvidar que la iglesia, la escuela y los medios de información educan para la sumisión?; c) Porque empresarios y políticos de todos los partidos están estrechamente unidos contra las luchas de los trabajadores, ¿no es acaso evidente que para enfrentar a los trabajadores acuden a todas la estrategias? Y d) Porque la sumisión del pueblo se explica por el miedo, el terror a la clase dominante que ha sabido domesticarlo, amenazarlo y reprimirlo para que no apoye a sus hermanos trabajadores.

4. La CNTE, con sus permanentes acciones en la calles, ha demostrado ser la vanguardia indiscutible del movimiento de protesta y lucha nacional. Después de las grandes batallas que ha emprendido la CNTE durante décadas -sobre todo con estos plantones que se iniciaron en el DF en febrero de 2013 en la plaza Tolsá, que se trasladó luego al zócalo, del que fueron reprimidos por los granaderos en septiembre para luego ubicarse en el Monumento de la Revolución hace un año- demuestran la altísima conciencia de los 300 mil maestros que siguen a la CNTE encabezada por los profesores de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas y otros cinco o seis estados. Ha crecido el movimiento en sus luchas, pero la represión de la burguesía instalada en la SEP, también ha crecido acudiendo a métodos cada vez más violentos.

5. “Hoy (los poseedores del gran) capital no temen a la revolución socialista -escribe Guillermo Almeyra- los socialistas revolucionarios a escala internacional y de cada país son una pequeñísima minoría y las clases medias y los trabajadores no son anticapitalistas sino que tratan de defender sus conquistas anteriores pero dentro del sistema y persiguen la utopía de humanizar el capital”. Aunque los grandes propietarios no dejan de amenazar, reprimir y asesinar, saben que las luchas de la izquierda revolucionaria mucho menos la electorera- no los ponen en peligro; por ello Almeyra analiza a los llamados gobiernos progresistas de Suramérica y demuestra cómo el imperio ha intervenido para desestabilizar y poner en jaque a todos esos gobiernos. Sucede esto mismo en México y en el mundo porque el capitalismo sigue fuerte en recursos.

6. Ni modo, no hemos sabido aprovechar –como izquierda radical- la gran coyuntura de crisis económica mundial capitalista de la burguesía y su imperio para hacer revoluciones regionales o nacionales; por el contrario, fueron las burguesías quienes se aprovecharon de la “izquierda” para incorporarla al aparato de poder y así dar fuerza de recuperación al capitalismo. No debe catalogarse a los Chávez-Maduro, Correa, Morales, Kirchner, Mujica, Ortega, incluso a los Castro, de inconsecuentes o cobardes; la realidad es más compleja. Aunque muchos crean (como muchos piensan y gritan) que la burguesía y el imperialismo están desplomándose y de retirada, la realidad es que todavía vivirán muchas décadas explotando y sometiendo al mundo e invadiendo con sus aviones, drones y cohetes a quienes se les rebelen.

7. Cuando escucho a los muy cínicos y asesinos Obama, Cameron y otros gobierno quejarse de que los árabes le cortaron la cabeza a un inglés o yanqui, no olvido que éstos mismos asesinan a diario a decenas de miles de musulmanes y los medios de información occidentales silencian todo. Me pregunto: ¿Por qué los seguidores de Mahoma –que han demostrado estar dispuestos a morir en nombre de su dios en defensa de su pueblo- no trasladan esta guerra a Nueva York, Washington, a las grandes ciudades de Israel, para que sientan que es bombardear grandes edificios como la Casa Blanca, el Capitolio, la casa presidencial, el Pentágono, las fábricas de armas, unas cuantas embajadas yanquis y unos 100 grandes bancos? Si los musulmanes asesinan a uno o a dos, los yanquis asesinan a pueblos y ciudades enteros. (14/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

sep
12

La derecha y la izquierda de López Obrador; ¿Todavía quedan algunos resquicios de esperanza?

Pedro Echeverría V.

1. Todavía vive López Obrador: el dos ocasiones candidato presidencial dos veces defraudado de manera abierta; será candidato nuevamente tal como fue Cuauhtémoc Cárdenas en tres ocasiones. Parece repetirse la misma historia que concluye con la integración de un partido como herencia: el PRD en 1989 y Morena en 2014. ¿Quién y qué sigue? Desde entonces la derecha se ha fortalecido enormemente con los partidos, sus acuerdos y pactos; la izquierda, por el contrario, casi ha desaparecido porque el gobierno y los empresarios han sabido controlarla y manipularla con los juegos del poder.

2. A la derecha de López Obrador está todo el aparato de poder: empresarios, gobierno, partidos, medios de información y todo eso que llaman grupos de poder o “poderes fácticos” encabezados por los intereses de EEUU. A la izquierda de AMLO sólo está un débil movimiento social que por cierto cree poco en los procesos electorales. Cárdenas después de 1988, cayó en 1994, y en 2000 no dio más. AMLO, después de 2006, fue más débil en 2012 y no sabemos lo que pasará en 2018 habiendo otro candidato del PRD o algún independiente. ¿De qué esperanzas puede hablarse?

3. El gobierno priísta de Peña Nieto, a punto de cumplir dos años, sigue igual de mal que los dos gobiernos del PAN anteriores: quiebra de la productividad, enorme desempleo, salarios miserables, miles de asesinatos y mayor concentración de la riqueza entre unas cuantas familias. Después de la llamada “docena trágica” de Echeverría Álvarez y López Portillo (1970-82), llegaron cinco gobiernos: De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox y Calderón (1982-2012), que son 30 años de despiadada miseria y saqueo contra la población. ¿Cómo es posible que el pueblo mexicano haya aguantado tanto?

4. Durante ese larguísimo periodo de siete sexenios (42 años) la mayoría de los organismos de izquierda se transformó (o fue transformado) en socialdemocracia electoral, es decir, en “centro izquierda”. En ese lapso el PRI que era un partido “centrista” se acomodó en la derecha junto al PAN porque por ese rumbo soplaban los vientos. El centrista López Portillo lo gritó en el congreso cuando decretó la “nacionalización” de la banca: “ya no nos saquearán más los banqueros y derechistas”. Sin embargo fue él mismo el que preparó el arribo de los presidentes neoliberales a partir de 1982.

5. Si la izquierda y el movimiento social fueran poderosos, no voltearíamos a ver a los partidos electoreros que se pasan coqueteando con el gobierno o viven totalmente entregados a él; con excepción de la Coordinadora de maestros (CNTE), que lleva 35 años en las calles, algo de electricistas, casi no queda nada. Los telefonistas, los mineros, los de Mexicana, los campesinos, también luchan, pero tienen sus muchas limitaciones. ¿Cómo no cuidarse si los despidos del trabajo –como los 45 mil electricistas, los de Mexicana- son puestos en práctica de manera automática y brutal?

6. Todavía quedan algunos movimientos, frentes, uniones, entre campesinos, obreros, colonos, que continúan en las calles y campos protestando contra el mal gobierno. Desafortunadamente sus demandas son muy limitadas, muy puntuales o concretas –generalmente gremiales- que los gobiernos pueden mediatizar con un plumazo. Al parecer las luchas de clase –aquella que hace algunos años era irreconciliable entre explotados y explotadores, entre pobres y ricos- han desaparecido; a la clase dominante no se le ve como clase social explotadora y opresora, sino como individuos que no saben gobernar.

7. En las batallas de los trabajadores sólo se busca que la clase dominante “repare sus errores”, castigue a los “malos funcionarios” y que aprendan a respetar las demandas obreras o campesinas; no se les juzga como burguesía o sus representantes, no se les ve como enemigos de los trabajadores; por ello después de cada movimiento es muy fácil que los productores borren cualquier cosa y se regrese a las mismas condiciones anteriores. ¿Hasta cuándo comprenderemos que en las sociedades capitalistas la lucha de clases determina las transformaciones sociales? (12/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

sep
07

El fracaso educativo en México culpa de gobierno y empresarios, no de maestros

Pedro Echeverría V.

1. Evaluaciones internacionales del sistema educativo nacional revelan –según publica hoy La Jornada- que México se mantiene como uno de los países con las más altas tasas de población: a) que no estudia ni trabaja ( “ninis”), b) con muy bajos niveles de egreso en bachillerato y educación superior, c) de escasa inserción laboral de quienes cuentan con estudios universitarios, d) de 2010 a 2013 nuestra nación no ha superado los últimos lugares en porcentaje de habitantes que no logra tener acceso a la educación y concluir sus estudios.

2. México ocupa la tercera posición, sólo detrás de Turquía e Israel, entre los Estados con la mayor proporción de jóvenes sin estudiar ni trabajar; la cifra alcanzó los 7 millones 337 mil 520 el año pasado, además de que ocupamos el primer lugar de las naciones que integran la OCDE en el número de desertores escolares de 15 a 18 años. Aunque estos informes negativos lleven varios años, es importante decir que este no es un informe viejo, sino el que se presentará por la OCDE la próxima semana.

3. Para evitar que México siga derrumbándose en educación –que es culpa de la explotación, el desempleo y miseria que sufren los padres- es por lo que luchan desde hace más de 34 años en las calles los maestros de la Coordinadora (CNTE) ¿Qué hace el gobierno y los líderes venales del Sindicato (SNTE) para solucionar la situación? El gobierno se hace tonto y los dirigentes del Sindicato –encabezados por el Charro Díaz (hijo del creador del “charrismo” en 1948) – seguir sumisamente al gobierno.

4. ¿Y los medios de información qué dicen? Como siempre: no paran de mal informar, de desorientar acerca de la situación educativa y de culpar a los maestros de la CNTE –por protestar, hacer paros y exigir sus derechos por la mala educación en el país. Los maestros de la CNTE –estrechamente asociados con los alumnos y padres de familia- han realizado muchos estudios y hecho propuestas para que los niveles educativos se eleven mediante su participación, pero eso al gobierno le disgusta.

5. Debe recordarse que el problema de la educación en México y en el mundo no es primariamente un asunto de técnica de enseñanza, de pedagogía, de computadoras, enciclomedias, disciplina o de hacer que los profesores sean puntuales. Esas son boberías con las que nos quieren engañar. El problema de la educación ha sido siempre de política educativa, es decir, hacia dónde se dirige el proceso educativo y para conseguir qué; qué tipo de profesionistas o de técnicos queremos formar y para qué; cómo está la situación de la alimentación de los niños.

6. Además debe conocerse cuánto interés y qué presupuesto dedica el Estado a la educación en función y cómo debemos preparar o capacitar a los profesores para que se orienten hacia lo que se necesita. Para trazar la política educativa se tiene que tomar en cuenta el rumbo económico, político, cultural del país y muchos problemas aún no resueltos: ¿Cómo educar a los hijos de padres desempleados y explotados que no les alcanzan sus ingresos para alimentarlos ni para darles una vida sana? Son datos que se publicarán el martes próximo por la OCDE.

7. Si antes de los años cincuenta del pasado siglo la educación se centró en el campo y su orientación fue para la vida rural, a partir de esa década la política educativa se dirigió a la vida urbana (abandonando el campo) para hacer crecer las ciudades y la industria. Aún siguió controlada la educación por el Estado que apoyaba la educación pública; pero a partir de 1982 la orientación educativa cambió radicalmente en beneficio de la educación privada y de los poderosos empresarios.

8. Hoy, para los amos del capital, la educación debe estar al servicio de la producción, debe servir para crear riquezas para los capitalistas dueños de México. Todas aquellas profesiones, escuelas y asignaturas que ayudaban a humanizar, a entender los problemas sociales, a pensar en la solidaridad y a hacer a un lado los intereses privados, ya no cuentan en el sistema educativo. La educación es un negocio capitalista y forma a las personas para enfrentarse unas a otras en la competencia desigual.

9. Ante esa política empresarial impuesta en educación desde hace muchas décadas, los profesores sólo han sido obligadas “correas de transmisión” de los proyectos educativos de la clase dominante. Si buscáramos culpables, los profesores sólo serían irresponsables por acomodarse por miedo y falta de conciencia a las órdenes de la autoridad y por no luchar para que el pueblo tenga una mejor educación. Aunque también –de manera oportunista- por aprovecharse de la corrupción institucionalizada arriba para ser parte del “río revuelto”.

10. Pero los profesores saben que si les pagan poco (comparando sus salarios con los de otros profesores, de políticos y funcionarios) pues deben trabajar poco; y si observan corrupción en todos los niveles de gobierno, de la dirigencia sindical y de la SEP, entonces ellos tienen que ser corruptos. Aunque debe reconocerse que no todos los profesores son corruptos, que está viva la CNTE que se manifiesta para que haya un buen porcentaje de maestros que lucha en las escuelas y en las calles para cambiar de raíz el sistema educativo.

11.El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) cuenta con más de millón y medio de afiliados, pero desde que surgió en 1943 ha servido a los intereses del gobierno y del PRI. Estaría de más decir que negocia todo con el gobierno en turno porque ha sido siempre una organización corporativa controlada por un millar de dirigentes vendidos al gobierno y al capital (dirigentes charros) En su interior surgió una oposición fuerte de izquierda en 1979 que agrupa a más de la quinta parte de los asociados, pero parece estar estancada a pesar de sus masivas y heroicas batallas.

12.A partir de 1982, con la implantación del neoliberalismo y la profundización de la privatización educativa los dirigentes charros se montaron en la ola y fortalecieron al caciquismo sindical que desde 1989 manipula a los profesores del SNTE. Este sindicato negocia todo con la SEP y ambos organismos han destruido parte de la educación. ¿De qué han servido los cacicazgos sindicales de Robles Domínguez, Jongitud Barrios, Esther Gordillo y el ahora sumiso Charro Díaz, sino para que el PRI-gobierno siga imponiendo sus políticas?

13.La educación en México (de acuerdo a informes internacionales) no solo ocupa los últimos lugares en lectura, escritura, matemáticas y ciencias, también (y es lo más importante) se ubica en los últimos escalones en el porcentaje de inversión que se destina al presupuesto educativo, en producción de profesionistas y de investigadores. Bastaría con mirar algunos números en inversión en educación general, inversión universitaria e investigación para ver que nuestro cuatro o cuatro y medio por ciento en educación apenas es la mitad o la tercera parte de lo que invierten otros países.

14.No debería darnos vergüenza decir que estudiamos en México. No somos los culpables de la mala educación. ¡Qué bueno que ahora recibamos los informes internacionales, aunque también una intervención imperialista puede arreglarlo a sus necesidades! Pero no hay duda (por ahora) de que vamos mal porque es evidente. Es preferible mantenerse como autodidacta durante toda la vida, aprovechar la preparación por 50 o más años de lecturas y práctica social, como lo muchos escritores. Parece que la educación mexicana sólo ha servido para conseguir títulos, trabajo y muy buenos ingresos para una minoría.

15.Pero al parecer en educación todo se ha dicho hasta la saciedad. Se han hecho mil y una propuestas en grandes reuniones y consultas de campaña. El problema fundamental es cómo organizarnos los profesores independientes para derrotar a la dirigencia sindical espuria en la lucha de masas. Porque no se trata simplemente de quitar a unos dirigentes para poner a otros, aunque fueran de diferente color o signo; lo importante es que la mayoría de los profesores del país acaben con su dirigencia charra al mismo tiempo en que intervienen en el cambio estructural de las políticas educativas.

16.Esa transformación, aunque suene a maximalista y utópica (hacer posible lo imposible), es la única que puede hacer que la educación cambie en serio. Lo demás, mientras el priísmo, el panismo o el perredismo gobiernen y no se cambien leyes constitucionales, será puro engaño. “Cambiar todo” en apariencia para que todo siga igual. Por ello nuestras luchas deben ser desde la raíz. Si no fuera así, tendríamos que esperar otros cien años de miseria, explotación y opresión. (7/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar@gmail.com

sep
07

El fracaso educativo en México culpa de gobierno y empresarios, no de maestros

Pedro Echeverría V.

1. Evaluaciones internacionales del sistema educativo nacional revelan –según publica hoy La Jornada- que México se mantiene como uno de los países con las más altas tasas de población: a) que no estudia ni trabaja ( “ninis”), b) con muy bajos niveles de egreso en bachillerato y educación superior, c) de escasa inserción laboral de quienes cuentan con estudios universitarios, d) de 2010 a 2013 nuestra nación no ha superado los últimos lugares en porcentaje de habitantes que no logra tener acceso a la educación y concluir sus estudios.

2. México ocupa la tercera posición, sólo detrás de Turquía e Israel, entre los Estados con la mayor proporción de jóvenes sin estudiar ni trabajar; la cifra alcanzó los 7 millones 337 mil 520 el año pasado, además de que ocupamos el primer lugar de las naciones que integran la OCDE en el número de desertores escolares de 15 a 18 años. Aunque estos informes negativos lleven varios años, es importante decir que este no es un informe viejo, sino el que se presentará por la OCDE la próxima semana.

3. Para evitar que México siga derrumbándose en educación –que es culpa de la explotación, el desempleo y miseria que sufren los padres- es por lo que luchan desde hace más de 34 años en las calles los maestros de la Coordinadora (CNTE) ¿Qué hace el gobierno y los líderes venales del Sindicato (SNTE) para solucionar la situación? El gobierno se hace tonto y los dirigentes del Sindicato –encabezados por el Charro Díaz (hijo del creador del “charrismo” en 1948) – seguir sumisamente al gobierno.

4. ¿Y los medios de información qué dicen? Como siempre: no paran de mal informar, de desorientar acerca de la situación educativa y de culpar a los maestros de la CNTE –por protestar, hacer paros y exigir sus derechos por la mala educación en el país. Los maestros de la CNTE –estrechamente asociados con los alumnos y padres de familia- han realizado muchos estudios y hecho propuestas para que los niveles educativos se eleven mediante su participación, pero eso al gobierno le disgusta.

5. Debe recordarse que el problema de la educación en México y en el mundo no es primariamente un asunto de técnica de enseñanza, de pedagogía, de computadoras, enciclomedias, disciplina o de hacer que los profesores sean puntuales. Esas son boberías con las que nos quieren engañar. El problema de la educación ha sido siempre de política educativa, es decir, hacia dónde se dirige el proceso educativo y para conseguir qué; qué tipo de profesionistas o de técnicos queremos formar y para qué; cómo está la situación de la alimentación de los niños.

6. Además debe conocerse cuánto interés y qué presupuesto dedica el Estado a la educación en función y cómo debemos preparar o capacitar a los profesores para que se orienten hacia lo que se necesita. Para trazar la política educativa se tiene que tomar en cuenta el rumbo económico, político, cultural del país y muchos problemas aún no resueltos: ¿Cómo educar a los hijos de padres desempleados y explotados que no les alcanzan sus ingresos para alimentarlos ni para darles una vida sana? Son datos que se publicarán el martes próximo por la OCDE.

7. Si antes de los años cincuenta del pasado siglo la educación se centró en el campo y su orientación fue para la vida rural, a partir de esa década la política educativa se dirigió a la vida urbana (abandonando el campo) para hacer crecer las ciudades y la industria. Aún siguió controlada la educación por el Estado que apoyaba la educación pública; pero a partir de 1982 la orientación educativa cambió radicalmente en beneficio de la educación privada y de los poderosos empresarios.

8. Hoy, para los amos del capital, la educación debe estar al servicio de la producción, debe servir para crear riquezas para los capitalistas dueños de México. Todas aquellas profesiones, escuelas y asignaturas que ayudaban a humanizar, a entender los problemas sociales, a pensar en la solidaridad y a hacer a un lado los intereses privados, ya no cuentan en el sistema educativo. La educación es un negocio capitalista y forma a las personas para enfrentarse unas a otras en la competencia desigual.

9. Ante esa política empresarial impuesta en educación desde hace muchas décadas, los profesores sólo han sido obligadas “correas de transmisión” de los proyectos educativos de la clase dominante. Si buscáramos culpables, los profesores sólo serían irresponsables por acomodarse por miedo y falta de conciencia a las órdenes de la autoridad y por no luchar para que el pueblo tenga una mejor educación. Aunque también –de manera oportunista- por aprovecharse de la corrupción institucionalizada arriba para ser parte del “río revuelto”.

10. Pero los profesores saben que si les pagan poco (comparando sus salarios con los de otros profesores, de políticos y funcionarios) pues deben trabajar poco; y si observan corrupción en todos los niveles de gobierno, de la dirigencia sindical y de la SEP, entonces ellos tienen que ser corruptos. Aunque debe reconocerse que no todos los profesores son corruptos, que está viva la CNTE que se manifiesta para que haya un buen porcentaje de maestros que lucha en las escuelas y en las calles para cambiar de raíz el sistema educativo.

11.El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) cuenta con más de millón y medio de afiliados, pero desde que surgió en 1943 ha servido a los intereses del gobierno y del PRI. Estaría de más decir que negocia todo con el gobierno en turno porque ha sido siempre una organización corporativa controlada por un millar de dirigentes vendidos al gobierno y al capital (dirigentes charros) En su interior surgió una oposición fuerte de izquierda en 1979 que agrupa a más de la quinta parte de los asociados, pero parece estar estancada a pesar de sus masivas y heroicas batallas.

12.A partir de 1982, con la implantación del neoliberalismo y la profundización de la privatización educativa los dirigentes charros se montaron en la ola y fortalecieron al caciquismo sindical que desde 1989 manipula a los profesores del SNTE. Este sindicato negocia todo con la SEP y ambos organismos han destruido parte de la educación. ¿De qué han servido los cacicazgos sindicales de Robles Domínguez, Jongitud Barrios, Esther Gordillo y el ahora sumiso Charro Díaz, sino para que el PRI-gobierno siga imponiendo sus políticas?

13.La educación en México (de acuerdo a informes internacionales) no solo ocupa los últimos lugares en lectura, escritura, matemáticas y ciencias, también (y es lo más importante) se ubica en los últimos escalones en el porcentaje de inversión que se destina al presupuesto educativo, en producción de profesionistas y de investigadores. Bastaría con mirar algunos números en inversión en educación general, inversión universitaria e investigación para ver que nuestro cuatro o cuatro y medio por ciento en educación apenas es la mitad o la tercera parte de lo que invierten otros países.

14.No debería darnos vergüenza decir que estudiamos en México. No somos los culpables de la mala educación. ¡Qué bueno que ahora recibamos los informes internacionales, aunque también una intervención imperialista puede arreglarlo a sus necesidades! Pero no hay duda (por ahora) de que vamos mal porque es evidente. Es preferible mantenerse como autodidacta durante toda la vida, aprovechar la preparación por 50 o más años de lecturas y práctica social, como lo muchos escritores. Parece que la educación mexicana sólo ha servido para conseguir títulos, trabajo y muy buenos ingresos para una minoría.

15.Pero al parecer en educación todo se ha dicho hasta la saciedad. Se han hecho mil y una propuestas en grandes reuniones y consultas de campaña. El problema fundamental es cómo organizarnos los profesores independientes para derrotar a la dirigencia sindical espuria en la lucha de masas. Porque no se trata simplemente de quitar a unos dirigentes para poner a otros, aunque fueran de diferente color o signo; lo importante es que la mayoría de los profesores del país acaben con su dirigencia charra al mismo tiempo en que intervienen en el cambio estructural de las políticas educativas.

16.Esa transformación, aunque suene a maximalista y utópica (hacer posible lo imposible), es la única que puede hacer que la educación cambie en serio. Lo demás, mientras el priísmo, el panismo o el perredismo gobiernen y no se cambien leyes constitucionales, será puro engaño. “Cambiar todo” en apariencia para que todo siga igual. Por ello nuestras luchas deben ser desde la raíz. Si no fuera así, tendríamos que esperar otros cien años de miseria, explotación y opresión. (7/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar@gmail.com

sep
06

El aeropuerto será la obra del sexenio que asegurará la continuidad del PRI en la Presidencia

Pedro Echeverría V.

1. Los presidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón (2000-12), aunque uno le rasque a sus resultados, nada notable encontrará en sus gobiernos porque no hicieron nada positivo. De Fox, que fracasó en la construcción del aeropuerto porque no supo negociar, sólo se recuerda haber sido una especie de payaso dicharachero y haber apoyado a sus hijastros para que hagan enormes negocios para beneficio personal. De Calderón, que ni siquiera se propuso el aeropuerto (sólo construir refinerías que no cumplió) nadie olvidará que lo más significativo fueron los 100 mil muertos que produjo su política de militarización del país. Peña Nieto, por lo que se ha publicado, pretende que la construcción de la ampliación del aeropuerto sea una obra transexenal que por lo menos asegure continuidad del PRI; pero todavía no sabemos lo que resultará.

2. Aunque de todas maneras, dada la correlación de fuerzas con base al casi absoluto control político que tiene el PRI-gobierno, lo más probable es que se haga la obra, aunque técnicamente no sea sustentable y a dos o tres años de su inauguración se empiecen a descubrir los errores. ¿Se puede soslayar que el proyecto está ubicado precisamente sobre el Lago de Texcoco? ¿Puede olvidarse que hace apenas unos años se gastó más de siete mil millones en remodelación del aeropuerto actual, así como qué sociológicamente que pasará en la zona? En México ha habido en todos los sexenios –con la aprobación de los tres poderes- suficiente dinero para despilfarrar en obras que a los pocos años aparecen fracasadas, aunque ese dinero sea urgente para invertirlo en mil lugares: servicios de empleo, salud, educación.

3. El gobierno de Peña Nieto que ha aprobado la obra –como sexenio tras sexenio se señala con mucha irresponsabilidad, porque además estas grandes obras crean enormes riquezas entre la clase política- señala triunfalmente que “las consecuencias de no construir el nuevo aeropuerto de la ciudad de México serían de una grave afectación a la generación de empleo y a la economía del país, porque esta obra será una poderosa locomotora económica. Por cada millón de pasajeros se espera la creación de mil empleos directos; potenciar el transporte de carga en la nueva terminal e impulsar el comercio exterior con la construcción de un parque industrial próximo al aeropuerto que albergue empresas dedicadas a actividades como la nanotecnología”. Es tan poderosa esa “locomotora” que año tras año hace nuevos multimillonarios para la lista de Forbes, es decir, de los hombres más ricos del mundo.

4. Sin embargo, por otro lado, universitarios especialistas no metidos en los enormes negocios aeroportuarios, apuntan con enorme responsabilidad: “La elección de terrenos en la zona oriente de la ciudad de México para instalar el aeropuerto generará crecimiento urbano inadecuado, incrementará los problemas que ya padece el Distrito Federal, e implicaría ciertos riesgos. Es una decisión contraria a las políticas planteadas para contener el crecimiento de la ciudad. Para construir el nuevo aeropuerto se eligió una zona con riegos de inundaciones, hundimientos y sismos, cuyos efectos ya se han visto en las instalaciones del aeropuerto actual. Ubicando la nueva terminal ahí estaríamos construyendo el riesgo” ¿Pero qué le va a preocupar a la clase política y empresarial si el aeropuerto y la privatización del petróleo les proveerán gigantescas ganancias y control político?

5. El sólo anuncio de la privatización del petróleo y de la construcción del aeropuerto garantiza inversiones empresariales en grandes negocios, así como en la campaña política para el triunfo del PRI y el reinicio de su dictadura como partido. (No debe olvidarse que, aunque el PAN es el partido ideológicamente empresarial, el PRI garantiza mejores negocios y ganancias a ese sector) Mientras la llamada izquierda o socialdemocracia sigue pensando en que crecerá en número de diputados y senadores, el PRI piensa en que le basta arrojar más “maicito” para comprar a la “oposición”, como ha sucedido durante décadas. ¿Puede olvidarse que Díaz el dictador con su lenguaje popular, decía que había que arrojar maíz a la “oposición” para que tenga en qué entretenerse?

6. En tanto México se hace más moderno desde el lado capitalista, más hunde a la población que lucha contra la miseria y el hambre, por conservar su cultura y sus tradiciones. Ni siquiera los pueblos europeos (como España, Grecia, Portugal) han podido resistir la feroz acometida de los poderosos capitales transnacionales que los han llevado a salir a las calles a protestar. Todas las enormes ganancias que se producen vía privatizaciones de recursos naturales, inversiones extranjeras, obras gigantescas, no han servido para beneficiar al pueblo, a los trabajadores, sino a los amos del poder. Eso quiere decir que a mayor capitalización mayor miseria y desesperación en el pueblo. Desafortunadamente esa desesperación no ha llevado a la liberación.

7. No puede existir mayor esperanza en que las cosas cambien en beneficio de la población mayoritaria. La vía electoral –desde la Revolución Mexicana y Madero en 1911- lleva más de un siglo sin que nada se transforme en beneficio de quienes trabajan y producen la riqueza; sin embargo todos pueden decir que en cada campaña electoral se prometen cambios que solo benefician al final a empresarios y políticos. Tenemos que analizar y discutir más para crear, inventar formas que permitan la mayor participación de la población en las luchas. Es necesario dar la batalla contra los medios de información que tanto embrutecen al pueblo y lo hacen más sumiso; pero eso no basta porque el poder capitalista tiene que ser destruido porque sigue siendo el determinante. (6/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

sep
03

Bien por el Congreso Social; se necesita muchísimo más para derrotar el capitalismo

Pedro Echeverría V.

1. Estuve dos días en la escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero donde: 1) celebramos una importante reunión del Congreso Social con la asistencia de unos 500 activistas miembros de un centenar de organizaciones sociales de izquierda radical y antielectoral, 2) donde recibimos y observamos la magnífica disciplina organizativa y la atención preocupada de los 530 estudiantes de esa normal, 3) donde pude saludar a decenas de viejos compañeros de lucha y observar con detalle los trabajos de las cuatro mesas en las que se repartieron unos 430 participantes y 4) escuela en la que muros, paredes y mantas nos enseñan frases y fotografías de Jenaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas Barrientos que fueron estudiantes de esa normal, luchadores sociales y guerrilleros que murieron perseguidos y asesinados por las fuerzas armadas del gobierno apoyados por los empresarios.

2. Fue el “X Encuentro del Congreso Social hacia un Nuevo Constituyente” y la convocatoria fue firmada por más de 100 organizaciones que enviaron a sus delegados. En las mesas se analizaron: a) Balance de la Situación Internacional y Nacional, b) Ruta de la Construcción del Congreso Social y la Política de Alianzas, c) Ruta al cambio de régimen, Proyecto de Nación al Neoliberalismo del Congreso Social, Nueva Constituyente y Constitución y d) Plan Nacional de Lucha. Dado que la organización se preocupó por enviar documentos con antelación en las mesas, como punto de entrada, se aprobaron en general los documentos y la discusión giró en torno a ellos. Pero los delegados fueron más exigentes y radicalizaron más las posturas.

3. Los estudiantes de esa normal rural y de otras 16 que quedan en el país son sin duda ejemplo de formación de seres humanos solidarios, respetuosos, amables, trabajadores y seguramente estudiosos en el país; pero eso le importa un bledo al gobierno que al contrario: busca jóvenes disciplinados al poder que no sepan criticar sino sólo obedecer. Observar a cientos de chavos levantados desde la cinco de la mañana para asear todos los espacios de la escuela con sus escobas, sus botes de basura, limpiando baños y cocinando para los demás, es sin duda un magnífico ejemplo que desde los años veinte enseñan todos los internados fundados siendo presidente Lázaro Cárdenas e incluso desde los años veintes como producto de la Revolución Mexicana. ¿Será por esa conciencia crítica revolucionaria de los jóvenes por el que el gobierno busca clausurar las Normales Rurales?

4. A pesar de la presencia de muchos de mis amigos: Nacho del Valle, Camilo Valenzuela, Guillermo Dorantes, Armando Rendón, Antonio González, el profe Rubén, Efraín Aguilar, Laurentino, Augusto, Nicodemus, Moley, el Chelis y Dìaz, asì como muchos más que destacaron en las mesas y cuyo nombre se me escapó; puede decirse que la reunión –según mis datos de asistencia y participación- bajó en entusiasmo y asistencia en el segundo día y, por ese hecho el Congreso Social no superó a una decena –por lo menos- de reuniones similares realizadas en años anteriores. Sin embargo, el sólo hecho de convocarla y reunir a discutir a 500 compañeros es importante. Debe aplaudirse la iniciativa y los esfuerzos del Congreso Social porque lo demás depende mucho de la coyuntura de baja que el movimiento nacional sufre.

5. Si bien, como se señaló infinidad de veces en la asamblea: Morena y el lopezobradorismo será más de lo mismo porque seguirá la misma historia del PRD que en sus dos primeros años fue honesto y radical, pero luego se convirtió en el más vil oportunista, porque estará siempre (como “partido registrado y subsidiado”) sometido a las reglas de juego del poder. Parece que también nuestras organizaciones de lucha social (no electoral), no tienen perspectivas importantes de cambio; pareciera que son las mismas reuniones, los mismos asistentes, los mismos estrados y las mismas ideas y consignas: todo muy radical pero repetitivo. Nos exprimimos la mente para sacar ideas de nuestras experiencias y lecturas, buscamos no ser más repetitivos en nuestras condenas al capitalismo y la burguesía, pero no encontramos cómo movilizar a esas grandes masas del pueblo.

6. Dicen que “la vida te da sorpresas” y que hay que recordar que “la revolución mexicana de 1910 estalló cuando nadie la esperaba en medio del enorme poder del dictador Díaz y los porfiristas que se encontraban embriagados con tanto orgullo y respaldo de fuerzas militares”. ¿Cómo iban a imaginar que un pueblo desarmado, semi-analfabeta y hambriento, derrocaría en cinco meses a un gobierno con presencia incluso internacional? Decía Mao que el “imperialismo es un tigre de papel”, pero se olvida que la frase terminaba: “ante un pueblo con conciencia y rebelado”. Si no logramos el levantamiento unitario del pueblo trabajador –como escribía Mao- el capitalismo seguirá asesinando con desempleo, salarios de hambre, emigración y delincuencia al 80 por ciento de nuestra población. ¿Qué fue un Revolución burguesa o política que no cambió las relaciones de propiedad y poder? ¡Cierto!

7. Los medios de información encabezados por la Tele, ejercen un control determinante sobre la conciencia de los mexicanos. Si no logramos destruir ese poder jamás lograremos conquistar la mente de los trabajadores para que aprendan a pensar y decidir por cuenta propia, defenderse y luchar unidos por sus intereses. Hoy pareciera que el 80 por ciento de la población aprueba el capitalismo y no está dispuesto a levantar la mano contra él. Quizá por ello –aunado a los miles de millones que se dilapidan en las elecciones- el movimiento social está muy debilitado. “Necesitamos un idea que pueda transformar el mundo”, como ha escrito Cioran; quizá no una sino muchas que pudieran agrupar el descontento que sea capaz de destruir el capitalismo e instaurar un sociedad que esté de pié, no de cabeza como la actual. (3/IX/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

ago
28

El oportunismo y el sectarismo en la izquierda mexicana debilitan sus batallas

Pedro Echeverría V.

1. Mañana 28 presentará su libro Adolfo Sánchez Rebolledo: La izquierda que viví: el instante y la palabra. No conozco el texto, pero sí al autor de la obra y a sus anunciados presentadores (Roberto Escudero, Alejando Encinas y José Woldenberg) que han vivido en la misma izquierda de la que seguramente habla Adolfo: la izquierda oficial registrada: PCM, PMT, PST, MAP, PSUM, PRD, Morena. Roberto fue presidente de los estudiantes de la Facultad de Filosofía para luego ser sustituido en 1968 por González de Alba; Encinas y Woldenberg son dirigentes que aún dominan en la opinión pública.

2. Adolfo (Fito, como le llaman sus amigos) es un intelectual que se ha dedicado mucho al periodismo en diarios y revistas. Pienso que nació en México a los pocos años de llegar su padre del exilio español. Recibí algunas clases de su padre, Sánchez Vázquez en la facultad de Filosofía y anecdóticamente recuerdo haberle vendido en mi tiradero su libro: Filosofía de la praxis, que ese mismo día (en 1966 o 1967) salió de Grijalvo y él no estaba enterado. Fito no se dejó sombrear por el prestigio del destacado profesor de filosofía y desde muy joven ingresó a la militancia en el PCM, mismo que abandonó a los pocos años.

3. Ha sido fiel a su grupo de compañeros con los que ha construido la revista Punto Crítico, los Cuadernos Políticos, con los que organizó el grupo que rodeó a Rafael Galván del STERM. Pero el perfil definitivo parece habérselo dado el Movimiento de Acción Popular encabezado por Rolando Cordera- que le permitió a muchos de sus militantes ser los diputados del PSUM que apoyaron el lópezportillismo y la llamada estatización de la banca en 1982. Del PSUM pasó en 1987 el grupo al PMS y de allí a la fundación del PRD en 1989. Dos años después Fito Sánchez, Pablo Pascual y José Woldenberg renunciaron al PRD.

4. Acerca de la izquierda mexicana se han escrito muchos libros, cientos de ensayos y miles de artículos; se ha destacado como preocupación central que parece ya un lugar común- la búsqueda de la unidad y que si esta se diera pondría en jaque el poder de la burguesía. Se ha subrayado que en muchos países la izquierda ha logrado unirse y como resultado ha logrado gobiernos progresistas; es interesante, pero no se ha dicho lo sucedido en esos países al pasar algunos años. La realidad es que esto de la unidad no es nada fácil en país alguno, mucho menos en el México de la revolución burguesa.

5. En los años sesenta, sobre todo a raíz de la polémica chino-soviética, se habló mucho de dos grandes males en la izquierda: el sectarismo y el oportunismo. Se decía que los dos países socialistas (China y la URSS) deberían unirse contra el imperio yanqui invasor y asesino en Vietnam. China acusaba a la URSS de oportunista por estar aliado con los EEUU y la URSS acusaba a China de posiciones sectarias, muy radicales, que impedían la paz. La destrucción de Vietnam por los yanquis fue casi total, pero en 1975 fueron expulsados; la confrontación URSS-China terminó en 1978 al morir Mao dos años antes.

6. El oportunismo y el sectarismo siempre salen a relucir en asambleas, congresos y todo tipo de reuniones en México y en el mundo. Las organizaciones de derecha y de centro lo manejan como quieren y conviene a sus intereses particulares; en la izquierda depende de la posición que se tenga frente al enemigo principal que es el capitalismo por un lado, y la lucha de los trabajadores por otro; si con el programa, los objetivos y la práctica política se lucha contra la clase dominante o simplemente se trata de modernizar el aparato de dominación de la burguesía. Si sólo se busca construir otro aparato de poder capitalista o se ponen las bases para destruirlo.

7. México hoy cuentacon la posición política de centro-izquierda oficial registrada o socialdemócrata, conformada por el PRD y Morena en cuyo programa sólo existe la lucha electoral pacifista y parlamentaria. El hecho de estar registrados como partidos les permite obtener subsidios de millones de pesos del gobierno, cargos como legisladores y de funcionarios electos, así como tiempos de propaganda en radio y televisión. Paralelo a ello existe una izquierda radicalizada que participa en las luchas sociales de profesores, electricistas, trabajadores de la salud, mineros, petroleros, campesinos.

8. Esta izquierda radical está más identificada con el zapatismo del EZLN y las batallas de la CNTE, los colonos, los campesinos; sin embargo no tiene presencia institucional ni tampoco la busca porque los programas y los objetivos de sus batallas demuestran ser esencialmente anticapitalistas. Es muy difícil historiar acerca de los grupos grandes o pequeños que han existido en el país y de las miles de batallas y enfrentamientos que han tenido con el poder. ¿Cuántas veces esas batallas en las calles, las plazas, en el campo han obligado a los gobiernos y clase empresarial a dar pasos atrás en sus medidas? Creo que el libro de Adolfo debe ser muy interesante, pero ¿cuándo haremos el de la izquierda anticapitalista? (27/VIII/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

ago
26

Congreso de Ayotzinapa, Guerrero: ¿Condiciones objetivas o indecisión política?

Pedro Echeverría V.

1. El Congreso Social de Ayotzinapa que se celebrará el próximo sábado y domingo, me recuerda las grandes asambleas de 2012 de Oaxaca, de Atenco, de Morelia, del DF del Congreso Popular, del SME/CNTE hace unos meses. A éstas, así como de años anteriores, hemos llegado con la convicción de construir alternativas que permitan organizar fuerzas la frenar y derrotar a la clase política y empresarial que hace más miserable a la población. Hemos salido bien, pero luego los acuerdos no se cumplen de manera cabal, falla la coordinación y a los pocos años regresamos a lo mismo. La clase política sigue despojándonos y con sus procesos electorales tapando todo el profundo pozo de corrupción de cada sexenio.

2. No hay duda que en México ha crecido la protesta social contra el capitalismo extendiéndose en todo el país; por ello el gobierno ha contratado según cifras de publicaciones recientes- a decenas de miles de policías y soldados para el ejército, en lugar de solucionar el gigantesco desempleo, frenar los salarios miserables e impulsar las inversiones necesarias. Todo ese gran descontento debe ser coordinado en la lucha social para evitar que los gobiernos continúen reprimiendo y asesinando las protestas. Esta reunión es esperanzadora, puede ser muy importante y hasta definitiva. De ella debe surgir una coordinación, así como comisiones de difusión, propaganda y finanzas, que se encarguen de fortalecerla.

3. Estuve leyendo hoy en Rebelión a un político e historiador español (Julio Anguita) que nos recuerda que la Historia es fecunda de grupos humanos que han tenido la posibilidad de cambiar el curso de la historia: pero las indecisiones han hecho abortar la culminación de la empresa. Nos cuenta la indecisión de cartaginés Aníbal de tomar Roma, representando una ocasión perdida. Años después Aníbal fue derrotado por Escipión que significó su derrota final. Lo mismo se ha dicho en nuestro país de Hidalgo en 1810 en la lucha por la Independencia de México y otros momentos en las luchas de Reforma, la Revolución y del mismo zapatismo: las indecisiones de sus dirigencias. ¿Cuánto pudo cambiar la historia?

4. Es obvio que no solo es un problema de indecisiones sino un asunto mucho más profundo: de condiciones objetivas y subjetivas de los trabajadores, como nos han enseñado Marx y sus seguidores; es decir, cuando las masas están conscientes, se agrupan y luchan, dentro de ellas surgen los dirigentes que tendrán que obedecer a las grandes movilizaciones. Pero tampoco en muchos momentos y circunstancias- puede hacerse a un lado las indecisiones de sus dirigentes, las fuerzas y las ideas que representan. ¿Cuántas veces hemos visto que si la dirigencia no quiere movilizar, si tiene miedo a que sea rebasado, si aún tiene confianza en el poder, si no llama a salir a la calle o no prepara una huelga, las cosas no se hacen?

5. Pero también las indecisiones dependen del tipo de política de la clase gobernante y empresarial. Los gobiernos del PRI, desde que se instalaron en 1929 reparten dinero a manos llenas y muchos privilegios (cargos, subsidios, compensaciones) entre sus seguidores y entre la llamada oposición. Han sido gobiernos presidencialistas y corporativos que desde hace 100 años practicaron la política de masas y negociaciones. Todos los partidos: PRI, PAN,PPS, PCM, PRD, iniciaron su andar con demandas radicales, justas y honestas; pero después de dos o tres años mediante subsidios de gobiernos- traicionan sus viejos principios provocando el surgimiento de otros reivindicadores que seguirán el mismo camino.

6. La indecisión señala el pensador Anguita- es un estado de padecimiento mental en el que los sentimientos, las dudas y las razones están fuertemente confrontados entre sí. Constituye una experiencia dolorosa cuando se circunscribe a lo estrictamente personal; pero se convierte en tragedia social si la indecisión afecta a fuerzas sociales y políticas a quienes los acontecimientos que por otra parte ellos han protagonizado, les otorgan la capacidad de explotar un triunfo. En éste último caso, el de la indecisión ante la asunción de las consecuencias de la propia obra, son dos las razones que, a mi juicio, los protagonistas deben considerar para acabar con la parálisis y la frustración derivada de ella.

7. Y el escritor cita un bello párrafo de Cervantes en D. Quijote: Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia y el esfuerzo para ser mejores en ser perfectos; y sobre todo la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén. No hay duda de que Cervantes conocía bien a los seres humanos; no de sus tiempos sino de todos.

8. Luego Anguita, el político español inteligente de centro/izquierda, que parece llevar inscrito en su frente la palabra programa, señala que no basta que solo nos reconozcan como la unión de disconformes o inconformes. Dice que todas las organizaciones tienen propuestas, pero falta un programa mínimo y un discurso común anticapitalista y anticorrupción que la opinión pública mayoritaria comience a reconocer. Anguita está hablando de la coyuntura en España muy distinta a la de México- pero sigue polemizando de manera abierta. Fue dirigente de Izquierda Unida y del PCE y seguramente ha cometido mil errores, pero su llamado a la unidad y a salir del ostracismo parece válido. (26/VIII/14)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

ago
24

Congreso Social en Ayotzinapa con acuerdos fuertes y duraderos

Pedro Echeverría V.

1. El sábado y domingo próximos nos reuniremos en la Normal Rural de Ayotzinapa, estado de Guerrero, miles de activistas, dirigentes, periodistas y observadores con el objetivo de analizar la situación desastrosa que vive México, sacar conclusiones y, sobre todo, dar vida a la organización que se requiera para que nuestra nación recorra el camino que beneficie al pueblo trabajador. Será una de las mil un reuniones que hemos realizado y de las hagamos en adelante, pero para abrir el camino no hay de otra que continuar andando.

2. Guerrero como su maravilloso nombre lo dice- junto a Oaxaca, Chiapas, Michoacán, es de los estados más rebeldes y combativos del país. Aunque sus tierras sean bañadas por el mismo océano, deberían llamarse Guerrero 1, 2, 3, 4, por ser las entidades que con mayor conciencia se han manifestado contra el desempleo, la miseria, la opresión, causadas por gobiernos y empresarios. ¿Puede olvidarse a los guerrilleros Jenaro Vázquez, Lucio Cabañas, a la APPO, al EZLN, a la CNTE y los estudiantes normalistas de Tiripetío y demás?

3. Estos cuatro estados, por ser esencialmente de carácter agrario, por haberse resistido más a la conquista y conservar más su identidad cultural, han sido abandonados por los diferentes gobiernos y empresarios en cuanto inversiones y atenciones para su desarrollo. No son cuatro estados pequeños como se ha creído, sino se encuentran entre los que están por arriba de la media de población; en 2014: Michoacán y Chiapas van por cuatro millones trescientos mil, Oaxaca se acerca a los cuatro millones y Guerrero a los tres y medio.

4. Por resistir, a estos pueblos no puede calificarse de violentos, tal como la clase dominante y sus medios de información las han presentado. Han sido, como otros estados del Norte (Chihuahua, Nuevo León, Durango), territorios donde sus pobladores han despertado y han continuado reclamando sus derechos. ¿No es claro acaso que toda la violencia la han impuesto siempre los poderosos al amenazar, prohibir o reprimir todo movimiento de protesta social? ¿O debe obedecerse sin chistar cualquier orden gubernamental o empresarial?

5. En México la economía se ha venido derrumbando aceleradamente desde que a principios de 1982 se instaló el modelo neoliberal privatizador. Al final de los gobiernos de Echeverría y López Portillo se registraron grandes devaluaciones del peso respecto al dólar, pero los desplomes sexenales de los siguientes sexenios sobre todo a partir de 1995- complicaron mucho más la situación: casi nulo crecimiento económico, más de medio millón de desempleados anuales, extrema emigración a EEUU, enorme crecimiento de los asesinatos.

6. Se vislumbra que la reunión en Ayotzinapa de este fin de semana y fin de mes sobre el Congreso Social, será un éxito por su preparación y porque los convocantes son cientos de organizaciones. La comisión organizadora de esta importante reunión como casi nunca se había visto- se ha preocupado por adelantar hasta los últimos detalles de seguridad; particularmente de presentarnos una serie de documentos de análisis que servirán como base de las reflexiones y debates de las mesas de trabajo y de las plenarias.

7. Lo único que necesita la reunión es que las mesas de discusión sean bien e inteligentemente coordinadas para que salgan con resolutivos unitarios que todos podamos cumplir. Hemos estado en decenas de estas reuniones logrando avances unitarios que nos han ayudado a sortear difíciles luchas contra la burguesía. Ésta no es la primera ni la última, pero tiene muchas posibilidades de lograr grandes avances. La clase dominante buscará introducir a sus policías, provocadores y orejas; sin embargo nosotros no caeremos en sus trampas. (24/VIII/14)

http://pedroecheverriav.worpress.com

Usen sólo este correo para responder: alterar

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 362 seguidores