Home

Mújica, el exguerrillero tupamaro que llegó a presidente de Uruguay, no fue religioso, “no sabe”

Pedro Echeverría V.

1. Alberto, pastor cristiano, se ha convertido en mi buen amigo en este año (2021) de Pandemia. Hemos discutido mucho analizando la relación entre religión, marxismo y socialismo y, a pesar de algunas muy claras confrontaciones hemos terminado siempre como amigos. De mi parte le he dicho que desde el triunfo de la revolución cubana en 1959 y la brutal represión a los 30 mil obreros ferrocarrileros y a sus líderes encabezados por Vallejo, por el gobierno capitalista, el mismo año, mi hice izquierdista, antirreligioso, un año después marxista, que durante más de 60 años he conservado y practicado mis principios.

2. Hoy me ha enviado una entrevista del expresidente de Uruguay José Mujica que, por ese hecho, supongo le tiene admiración al personaje o al contenido de su entrevista. El pastor cristiano probablemente sabe que Mujica fue guerrillero “Tupamaro” desde 1964 en Uruguay, que siempre fue un comunista, que estuvo 15 años en cárceles y que aún mantiene sus convicciones, aunque en los últimos –quizá por vejez- se han vuelto pacifista y agnóstico, es decir, se ha ubicado en el “no sabe”. Recuerdo que el sabio literato Jorge Luis Borges dijo poco tiempo antes de morir que “no había entendido nada”.

3. De las creencias de Mújica se ha especulado: Dijo a la BBC: «No tengo religión, pero soy casi panteísta: admiro la naturaleza». En carta a Hugo Chávez deseándole su recuperación le aclara que aunque él «no es creyente» va a convocar a una misa para que quienes quisieran manifestarse por su salud lo hagan. Luego aclaró: «Me estoy poniendo viejo y no sé si me estoy arrimando a Dios, o no. No soy creyente (…) Dentro de mi corazón todavía no puedo o no sé creer». La esposa de Mujica, Lucía Topolansky aclaró que “su ausencia a la ceremonia de asunción del Papa argentino se debió a que tanto ella como su esposo «no son creyentes» y que a la ceremonia asistió el vicepresidente Astori ya que él sí lo es”.

4. Su imagen no encaja necesariamente con la de un jefe de Estado del siglo XXI. No usa Twitter ni correo electrónico y en su tiempo libre se dedica a cultivar flores y hortalizas. No ha sido partidario del traje y la corbata. Se dice que dona casi 90% de su sueldo a instituciones de caridad y según su última declaración de bienes tiene con Topolansky un patrimonio de unos US$200 mil: la chacra, dos viejos autos Volkswagen "escarabajo" y tres tractores. Siempre he pensado que es un modelo de político y, aunque ha sido diputado y senador, así como presidente de Uruguay, el exguerrillero comunista, es honesto y muy querido.

5. He discutido mucho con mi amigo Alberto –al parecer nicaragüense- a quien no le encuentro riquezas y ambiciones capitalistas; espero que así de honesto continúe hasta cumplir los 100 años. Mi rechazo al clero se resume a su papel de no combatir al capitalismo en todas sus manifestaciones, a su carácter dogmático que bloquea la investigación y –como la iglesia católica- a la enorme acumulación de riquezas producto de enormes negocios políticos a nivel internacional entre los más grandes ladrones y asesinos del universo que han gobernado en EEUU, Inglaterra, Israel, Alemania, Italia y España. (17/XII/21)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s