Home

El colmo: perdonan a ricos, ladrones y asesinos y en prisión 215 mil que robaron para comer

Pedro Echeverría V.

1. Me soltó el estómago que el gobierno de López Obrador anunciara con bombo y platillo la liberación de 681 presos comunes, mientras se publicaba que seguían en prisión 214,776 mil presos indígenas, campesinos, obreros, clase medieros que el sistema capitalista –creador de la miseria, el hambre y el desempleo- los obligó a robarse una cartera para que la familia tenga que comer uno o dos días. Yo estaba seguro que AMLO –en su primera semana de gobierno- con un decreto ordenaría la libertad para todos, además que aseguraría un empleo a cada uno. Puta madre, después escuché a la secretaria de Gobernación, Sánchez Cordero decir que sólo saldrían algunos cuyos casos se están revisando lentamente y ayer leí de Adán López, sustituto de Gobernación, que saldrían más de 600 presos para festejar la Independencia.

2. Informa el flamante nuevo secretario de Gobernación de AMLO que “681 presos serán liberados” estos días; pero haciendo historia se publica que “al cierre de octubre pasado la cifra de personas en prisión ascendía a 214 mil 776; un crecimiento de casi el 7% respecto a las 200 mil 936 que había en diciembre de 2019. En números absolutos, son 13 mil 840 internos más en 10 meses”. En la Conferencia Mañanera del hoy 17 de septiembre el presidente subrayó que a pesar de los robos, asesinatos y saqueos de los expresidentes (Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña) ninguno será castigado “para evitar que me acusen de vengativo”. Es decir, saquean al pueblo, lo dejan en la miseria, provocan millones de muertos de hambre, acumulan gigantescos capitales, y el presidente casi los festeja. ¿AMLO es más de lo mismo?

3. Pienso que López Obrador firmó un compromiso con la clase política y empresarial, dijo: “Después de bloquearme en dos elecciones (2006 y 2012) ya la tercera es la vencida; déjenme ganar esta elección y me comprometo a hablar y hablar; a criticar mucho, pero no castigarlos o mandar a prisión a nadie. Criticaré a los conservadores, a la corrupción, pero nunca al capitalismo, la explotación o la acumulación de riquezas; así todos seguirán ganando y estaremos en paz”. Por ello AMLO –desde la liberación de aquel general Cienfuegos- ya no es escuchable para mí; pienso que es un buen entretenimiento para quienes no tienen nada qué hacer. ¿Qué caso tiene escuchar a diario que todos los anteriores expresidentes y exfuncionarios fueron corruptos y que ahora se ha acabado con la corrupción?

4. Recuerdo bien que desde Salinas hasta Peña -todos siendo presidentes- recibían mil halagos, millones de aplausos y hasta sonreían jugando con el público de seguidores. Para sus aplaudidores todos ellos en su momento eran los más inteligentes, bondadosos y simpáticos. Claro siempre hubo una “oposición política” militante de partidos domesticados que sólo buscaban dinero y cargos en cualquiera de los tres poderes. Los izquierdistas fuimos siempre distintos: fuimos oposición pero no a funcionarios, sino al sistema capitalista global; nunca luchamos por cambiar al presidente o a sus funcionarios sino por fortalecer las luchas en las calles, fábricas o campos buscando enterrar al sistema de explotación. Desde 1977 nos sentimos cada vez más solos porque casi todos nuestros amigos se vendieron y acomodaron.

5. En conclusión: haciendo historia se publica que “al cierre de octubre pasado la cifra de personas en prisión ascendía a 214 mil 776; un crecimiento de casi el 7% respecto a las 200 mil 936 que había en diciembre de 2019. En números absolutos, son 13 mil 840 internos más en 10 meses”. Todos presos comunes orillados a cometer “delitos” mínimos; todos sin abogados y muchos de ellos sin saber leer o escribir y algunas veces sin poder hablar español. Sólo la “pobre” Rosario Robles –la priísta amiga de Peña, directora de una “estafa maestra” multimillonaria- se encuentra en prisión por ilusa, que se entregó cuando todos sus amigos están en el extranjero “disfrutando” de sus multimillonarios fraudes. (Tuve amistad con Rosario y su esposo, profesores maoístas en la escuela de economía y juntos militábamos (1976-77) en el Sindicato de profesores (SPAUNAM) (17/IX/21)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s