Home

Drones espías, luego los drones kamikazes, creados los EEUU, para vigilar y asesinar humanos

Pedro Echeverría V.

1. Hace unos cinco años –asistiendo a un mitin político- conocí un “dron” tipo juguete que volaban sobre la Alameda Central y el Hemiciclo de la ciudad de México. Busqué en la acera a la persona que lo manipulaba y pude observar el manejo de la computadora con pantalla y como gravaba con el dron las decenas de fotografías de su interés. Me bastó 10 minutos para ver fotografiado todo lo que sucedía en la Alameda. Obvio, con mi ideología, me retiré condenado esa terrible tecnología que como espía hacía al instante el trabajo de 100 policías de FBI, la CIA, la DEA, la embajada yanqui y la secretaría de Seguridad de México. También pensé en que habría que crear un arma poderosa que los destruyera a los 20 metros de altura.

2. He continuado leyendo sobre las fechorías de los drones que ahora les llaman Kamikazes. Los he visto en internet saliendo como dirigibles yanquis de un avión bombardero destruyendo –no como bombas tradicionales que en las agresiones yanquis se arrojan- sino como kamikazes metiéndose a los edificios y haciéndolos estallar en pedazos: fábricas, iglesias, aeropuertos. Me pregunto: ¿Después de la gigantescas destrucciones yanquis en Vietnam, Irak, Irán, Libia, Siria, Palestina, registrando millones de muertos inocentes, habrán desaparecido los auténticos kamikazes, hombres religiosos –aquellos que siguen los designios de Dios- de “ojo por ojo…” para bombear la Casa Blanca, el Capitolio, el Pentágono y el Wall Street?

3. ¿Para esto sirve el gran desarrollo tecnológico en el capitalismo? ¿Para que en nombre de la paz se construyan armas más efectivas para asesinar a seres humanos pacíficos? Yo aplaudiría que al fin, pronto, el poderío económico de China –que está logrando la desaparición del dólar en el comercio internacional- consiguiera desaparecer al imperialismo yanqui y que EEUU se convirtiera en un simple país con su pueblo desarrollado como otros. Pienso que China, Rusia, India, antes, lograrían la destrucción total de todas las armas nucleares, todas los bombas, drones y lanza cohetes que se usan en las guerras e invasiones. Para eso tiene que haber una política de castigo, no simples discursitos o llamados religiosos que nadie les hace caso.

4. Debemos luchar con grandes actos masivos en todos los países, por la paz mundial. Mediante ruegos, discursitos o presiones en la ONU, no se consigue nada, pero en miles de actos muy combativos en la calles –poniendo en picota, a temblar, a los gobiernos de cada nación- obligaríamos a los yanquis a frenar las guerras e invasiones; también obligaríamos –logrando de paso- que los líderes de China, Rusia, India que al derrotar a los yanquis, se comporten como representantes pacíficos de sus pueblos. Y que no se olvide que el odio del mundo no es contra EEUU como pueblo, sino contra los asesinos yanquis que son sus gobiernos y empresarios imperialistas que han saqueado y aplastado a los pueblos del mundo. (16/VII/21)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

no_photo.png ResponderReenviar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s