Home

¿Cómo quitarle a AMLO el miedo terrorífico de ser derrocado por la derecha y el imperio?

Pedro Echeverría V.

1. El gobierno de López Obrador podría ser un buen gobierno –por lo menos regular- si diera pasos para confrontar a los 500 multimillonarios de México y a sus políticos peleles de la derecha, asociados a ellos en los paraísos fiscales como Andorra. En algunos meses pensé que AMLO buscaba en su “cuarta transformación” ser como Juárez, Madero o Cárdenas, que no fueron ladrones o asesinos como todos los demás presidentes. Pero con el terrible miedo que lo rodea no se atreve a meter a la cárcel a los expresidentes, a sus favorecidos y principales colaboradores. Les dice a sus denunciantes que no levanten denuncias ni exijan castigo porque él no es vengativo.

2. A todos sus amigos, encabezados por el Fiscal a quien le apodan “florero”, les ha dicho que no actúen sin su autorización, que “no levanten olas”. Basta con saber que los principales empresarios han sido nombrados asesores encabezados por un principal ladrón, delincuente y más, el tal Salinas Pliego. Pero AMLO piensa que es mejor tenerlos de asesores a que se vayan al PRI; al PAN o toda la derecha reaccionaria. El venezolano Hugo Chávez no tuvo miedo al confrontarse con el imperio y los empresarios y fue derrocado en 2002, pero a los dos días con todo el pueblo luchando y exigiendo en las calles, fue reinstalado en su gobierno. Chávez pasó a la historia de América Latina.

3. Siempre la primera parte de los gobiernos, es decir los primeros tres años, es la más aprovechable para hacer cosas en serio por cierto entusiasmo; la segunda parte es la carrera presidencial, los precandidatos y sus “patadas bajo la mesa”. Es el periodo de las inauguraciones y demás “mamaditas de niño”; es el lapso en que se da la despedida y el reconocimiento de que todo se resumió a discursos y poco o nada interesante se pudo hacer. Así no se hace ninguna transformación ni gobierno bueno o regular. Chávez tampoco pudo porque el miedo le impidió castigar a los golpistas porque el imperio prometió invadirlo y castigar a sus sucesores.

4. El famoso “Gober precioso”, asesino y ladrón, está en la cárcel después de acomodarse con los presidentes Fox, Calderón y dos años con López Obrador; fue la intensa exigencia de castigo de la mil veces valerosa Lidya Cacho (la víctima de delincuentes) la que obligó a AMLO, al fin, a actuar. Espero que los periodistas sigan presionando para que por lo menos 100 delincuentes de cuello blanco vayan a prisión. Espero que mi amigo Noroña no vuelva a defender súper delincuentes que viven entre estiércol, del tipo Salinas Pliego, aunque estén forrados de dinero. El partido Morena, sin miedo, debe expulsar y expropiar a todos esos millonarios de empresas y negocios y entregarlos al pueblo. (7/II/21)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s