Home

¿Qué pasó con la izquierda en México? ¿Fue más inteligente y poderosa la burguesía?

Pedro Echeverría V.

1. Debo confesar que me llené de coraje (pensando en la izquierda) al ver hoy al presidente Peña Nieto gritar de alegría frente a la gran asamblea del PRI diciendo que “van por más”. Un maldito gobierno de ladrones y asesinos –igual que los anteriores del PRI y PAN- que objetivamente se burlan de todo, sobre todo del pueblo que sufre pobreza, miseria y hambre. Pero no me da coraje esa alegría de la burguesía opresora; me encabrita que como izquierdistas, después de 50 años, seamos más débiles, con menores recursos para enfrentarlos. Los HP se pasean ante nosotros viajando en aviones y en lujosos automóviles, repartiendo regalos, como si fuera una burla. ¿Hay algo en nuestra historia y de Latinoamérica que debemos revisar? ¿Son fuertes los opresores?

2. Desde el triunfo de la Revolución Mexicana (1910-17), pero sobre todo después de la imposición de la Constitución de 1917, se instaló en México la dictadura feroz de la burguesía que persiguió y asesinó a sus opositores más consecuentes. En 1919 asesinó al dirigente de los campesinos Emiliano Zapata; en 1922 asesinó al ideólogo y dirigente anarquista Ricardo Flores Magón; en 1923 asesinó al líder popular Francisco y Villa. Luego, como había poca oposición radical que desaparecer, vinieron los asesinatos entre ellos; en 1920 el grupo Agua Prieta asesinó al presidente Carranza; en 1924 se asesinó a Carrillo Puerto, luego al grupo de Adolfo de la Huerta; en 1927 a los de Huitzilac, Morelos; luego en 1928 los religiosos asesinaron a Álvaro Obregón.

3. El izquierdismo en México aparece a mediados del siglo XIX en forma de anarquismo entre los campesinos de Chalco encabezados por Julio López Chávez y el ideólogo Plotino Rodakanati, luchando por sus tierras contra las expropiaciones de leyes juaristas; en la anarquista Casa del Obrero Mundial (COM) fundada en 1912, que fue traicionada al venderse los obreros a Carranza y Obregón en 1915. En 1919 se funda el Partido Comunista por órdenes y necesidades de la Tercera internacional que funcionaba en Moscú. Es una izquierda débil que sólo se hace numerosa a partir de las luchas magisteriales, politécnicas, ferrocarrileras de mediados y fines de los años 50; sobre todo de la década de los sesenta y el movimiento estudiantil de 1968.

4. La izquierda real, la radical y consecuente, la que vivió en los sesenta y setenta, fue siempre muy minoritaria dividida en 20 organismos de no más de 150 militantes cada uno. Andábamos en huelgas cazando a la clase obrera con el fin de “obrerizarnos” y no contaminar el marxismo con ideología de la pequeña burguesía. Ese periodo se acabó cuando el gobierno del PRI abrió en 1977 las puertas del Estado a la “izquierda” ofreciéndoles diputaciones y otros cargos, subsidios, participación en medios de información. La mayoría de los izquierdistas se transformaron en socialdemócratas y electoreros; al poco tiempo la izquierda contaba con 50 o 100 diputados, salía en la televisión y contaba con millones de pesos en subsidios.

5. La política mexicana se “modernizó” a partir de 1977. Los izquierdistas nos fuimos al ostracismo. El levantamiento zapatista de 1994 nos revivió algunos años para luego ser casi totalmente sustituidos por el electoralismo. ¿Qué pasó con aquellas grandes huelgas obreras que en los años setenta íbamos (profesores y estudiantes universitarios) a apoyar en masa que luego en su conjunto representaron un movimiento social radicalizado? Pareciera que la gran burguesía mundial y el imperialismo nos metieron un dulce en la boca para entretenerlos con el electoralismo mientras ella continúa manteniendo al pueblo en la misma miseria. ¿No fue acaso muy inteligente para la burguesía acabar con las huelgas? Hace unos días el secretario del Trabajo dijo que no hubo huelgas en varios años.

6. Guillermo Rousset, dirigente principal de nuestro grupo espartaquista (que publicó las revistas Acción Proletaria y Autogestión) durante 11 años (1966-1977) insistió mucho en la fortaleza de la gran burguesía mexicana, sobre todo por la mediatización que lograba con la revolución mexicana, el cardenismo y con una serie de reformas (en salud, educación, reparto de tierras) que usa la burguesía para dominar ideológicamente a los trabajadores. La izquierda siempre agitó la debilidad y la pronta caída de la burguesía; nosotros por el contrario, dijimos siempre que la burguesía era poderosa y que tendríamos que organizarnos mejor, ser más fuertes, para derrocarla. Pero, es tan fuerte, que ha integrado a la mayoría de los que antes se decían izquierdistas. (13/VIII/17)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s