Home

¿Es el mismo Aguilar Camín que recibió ayer un premio del gobierno de Quintana Roo?

Dolorosa situación de Aguilar Camín . (Revista Proceso 17/II/2001)
La ronda al príncipe, degradante y a veces mortal: Poniatowska
Antonio Jáquez
Inopinadamente, una indagación periodística reabrió otro expediente del sexenio interminable de Carlos Salinas de Gortari: los tratos del presidente con intelectuales, en particular con Héctor Aguilar Camín y el equipo de escritores y académicos de la revista Nexos

Las “insinuaciones calumniosas” que se han hecho sobre la revista Nexos son “absolutamente falsas”, dice su actual director general, Rafael Perez Gay “Se desprenden de documentación contable de la empresa y no sabemos cómo llegó a manos de los periodistas que la han dado a conocer” Afirma que todo el episodio “constituye claramente un acoso” a su revista
Elena Poniatowska, exconsejera de Nexos, considera que la situación que vive Aguilar Camín “es desoladora, lamentable y dolorosa para todos los que escribimos Demuestra, una vez más, que un intelectual debe mantenerse alejado del poder porque la cercanía con los poderosos destruye La ronda en torno del príncipe es siempre degradante y a veces mortal”, sentencia la autora de Hasta no verte, Jesús mío
Desde tiempos de Miguel de la Madrid (1982-1988) hubo muestras de la cercanía entre Salinas y Aguilar Camín Se recuerda, por ejemplo, la visita del entonces secretario de Programación y Presupuesto a las oficinas de Nexos, para explicarle al grupo la política económica delamadridista Esta clase de deferencias levantó suspicacias, sobre todo en la comunidad intelectual
De las sospechas se pasó a las acusaciones directas en el sexenio salinista, como las que lanzaron Octavio Paz y otros autores notables de la revista Vuelta, en el marco de una agria polémica en los primeros meses de 1992 “Llueven favores oficiales” sobre Nexos, apuntó Paz, y acusó al grupo de querer apoderarse de “centros vitales de la cultura mexicana”; Gabriel Zaid describió a Aguilar Camín como una especie de Fidel Velázquez de la cultura y Enrique Krauze llamó a Nexos “consorcio paraestatal”
Con todo, el tiempo -y los oficios salinistas- apaciguaron los enconos Aguilar Camín y sus empresas sobrevivieron a la debacle salinista que se desató desde el arranque del sexenio de Ernesto Zedillo La antigua amistad entre el expresidente y el escritor parecía resistir también todas las pruebas hasta octubre del año pasado, cuando Aguilar Camín se deslindó en diversos medios de Carlos Salinas, luego de que se divulgó una conversación telefónica entre los hermanos Raúl y Adriana Salinas
En Proceso (1250), Héctor Aguilar Camín escribió: “La confesión de parte hecha por Raúl es suficiente para destruir la credibilidad de Salinas, si alguna quedaba Las denuncias de Raúl han terminado de sepultar al expresidente en el pozo de corrupción que los mexicanos percibían ya como el rasgo peor de su gobierno () Por boca de Raúl Salinas, para mí ha quedado contundentemente clara la complicidad del expresidente en las maquinaciones ilegales de su hermano, y debe responder por ellas”
Tras ese deslinde, resurgieron las críticas y denuncias sobre los vínculos de Aguilar Camín con Salinas En El Universal, Carlos Ramírez dedicó varias columnas a reseñar los favores oficiales al escritor durante el período salinista, entre ellos los contratos asignados por el Pronasol para que el grupo Nexos hiciera encuestas electorales, el contrato que les dio la SEP para redactar los nuevos libros de texto gratuitos de historia y la mediación de Aguilar Camín para que imprimiera dichos libros el consorcio español Prisa
En el mismo diario, el 9 de febrero último, el reportero Miguel Badillo presentó una serie de documentos reveladores del trato preferencial de Salinas al equipo de Nexos Entre los documentos, destaca una serie de cheques por unos 34 millones de pesos actuales, junto con las facturas y recibos correspondientes; el legajo incluye, además, cartas y recados que Aguilar Camín dirigió al presidente en demanda de “ayuda solidaria”
Según las copias de los documentos, los cheques están a nombre de “Nexos, Sociedad, Ciencia y Literatura, SA de CV”; “Nexos”; “Centro de Investigaciones Cultural y Científica, AC” Por lo menos uno de los cheques, fechado el 6 de septiembre de 1990 por 364 millones 140 mil pesos (viejos), dice que se pague “a la orden de Héctor Aguilar Camín” Los recibos son suscritos por el mismo Aguilar Camín o por el gerente de su revista, Jesús García Ramírez
En un recado a Salinas, el 3 de septiembre de 1993, Aguilar Camín le dice:
Presidente: Sé que no hemos terminado, pero nuestras finanzas, por la misma demora, andan mal Si pudieras anticiparnos el saldo de la investigación, será una gran ayuda (solidaria)
La solicitud fue atendida 17 días después, el 20 de septiembre, cuando de una cuenta de Banco Mexicano salieron 542 mil 180 nuevos pesos para Nexos, Sociedad, Ciencia y Literatura, por concepto, según se anota en la factura, de “saldo ejecución del proyecto América del Norte: Evaluación del desempeño educativo en seis grandes ciudades”
El resultado cabal de ese proyecto se desconoce, pero en agosto de 1995 la revista mensual Educación ofreció en 10 páginas “una versión resumida y parcial de un estudio realizado entre 1991 y 1994 por Nexos bajo el patrocinio de la Presidencia de la República”, dice una nota introductoria, en la que además se anuncia que “próximanente se publicará un reporte bajo la forma de libro con estos resultados” Aparecen como coautores del resumen Eduardo Mancera y Gilberto Guevara Niebla, director de dicha revista y consejero de Nexos
El mismo 9 de febrero, El Universal presentó la respuesta de Aguilar Camín, en un texto bajo su firma en el que señala:
“No me fue revelada la fuente que filtró los documentos al periódico, ni el nombre de la persona que los recibió Es una zona de intercambio poco transparente Por lo visto, no resiste la prueba de la luz pública El diario no quiere o no puede revelarla a sus lectores” Reconoce que el diario “actuó profesionalmente, en cambio, pidiéndome una reacción como parte aludida”, pero anota: “No encuentro en la publicación de estos materiales contables de la década pasada, otro sentido que la insinuación maliciosa: el propósito de escandalizar a los lectores con supuestas grandes revelaciones que en el fondo sólo son pequeñas animosidades”
En cuanto a los estudios, afirma que es un hecho que sus realizadores “cobraron por ellos a través de la revista que yo dirigía entonces Es también un hecho, comprobable en libros, revistas y archivos, que los trabajos fueron terminados a conciencia Es también un hecho que son trabajos realizados con absoluto apego a la legalidad y a las prácticas habituales, legítimas en la prestación de cualquier tipo de servicios profesionales o empresariales Presentar estas cuentas como un indicio de irregularidad es una forma de acoso al funcionamiento normal de una empresa”
Y dice que “es también un acoso a la intimidad y al ámbito de las relaciones personales del director de una empresa, como si no fuera lícito tener relaciones comerciales con gente con la que se tiene cercanía y confianza Cercanía y confianza que tenía también por cierto, y muy lealmente, sin demérito de su independencia, Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente y director general de El Universal, con el expresidente Carlos Salinas”
En la misma edición, se le responde a Aguilar Camín en una “Nota de la Redacción”:
“Aunque el exdirector de Nexos, a través de conversaciones telefónicas, insistió en quitar importancia a los documentos, al tener la oportunidad de revisarlos convocó a cuatro de sus colaboradores y pidió intercambiar con ellos opiniones en privado
“No escapará, seguro, a nuestros lectores la importancia de los documentos que reseñamos Muestran con pruebas inobjetables los privilegios que concedió Salinas al doctor Aguilar Camín No es frecuente saber que un contratista del gobierno tenga posibilidad de cobrar sus facturas por adelantado, e incluso aplicar cargos adicionales, mediante el simple recurso de una tarjeta personal dirigida al presidente de la República, como lo pudo hacer Aguilar Lo es menos descubrir que el trabajo contratado y pagado finalmente redunde en beneficio de la empresa del proveedor, pues al menos en un caso, el estudio financiado con dinero del contribuyente finalmente se publicó en la revista propiedad del doctor Aguilar Camín”
El diario manifiesta, además, su sorpresa de que un exdirectivo de publicaciones periodísticas como Aguilar, “milite contra el derecho de los diaristas a reservarse la identidad de su ‘fuente’ en casos de relevancia, a condición de que hagan lo necesario para validar en los hechos la información obtenida por esa vía, como ocurrió en el caso que nos ocupa De toda suerte, los lectores tienen dos textos para sacar conclusiones”
La nota de Miguel Badillo armó revuelo en el medio cultural y periodístico, si bien hasta el cierre de esta edición pocos se habían decidido a manifestar su opinión públicamente, sea a favor o en contra de Aguilar Camín Entre los defensores sobresale Guevara Niebla, que en su colaboración del jueves 15 de febrero se despidió de El Universal:
“Me veo obligado a renunciar pues no hacerlo significaría que apruebo la conducta dolosa que los directivos de este periódico asumieron el viernes pasado al utilizar documentos administrativos -legales e inocuos en su forma y contenido- para atacar a la revista Nexos y a su director
“Los documentos que hizo públicos El Universal se refieren a estudios sobre educación que yo dirigí hace 10 años (en algunos casos más), en los que participaron numerosas -más de 100- personas entre maestros, investigadores e intelectuales destacados Ninguno de nosotros incurrió en ilegalidad o ilegitimidad alguna y jamás recibimos por ello cantidades de dinero extraordinarias o irregulares () Estos estudios, en cambio, tuvieron gran importancia para crear las condiciones subjetivas y políticas adecuadas para promover las reformas educativas más importantes de la historia contemporánea de México”
En una Nota de la Redacción, el diario lamenta la decisión de Guevara Niebla de retirarse y afirma que la información revelada “no encierra una desautorización a las credenciales de un grupo de intelectuales mexicanos Se buscó, fundamentalmente, llamar la atención pública sobre excesos en una práctica gubernamental, pues tal es la función de los medios”
La partida secreta
En entrevista con Proceso, Badillo cuenta que se topó con los documentos de Nexos al estar indagando sobre la partida secreta de la Presidencia de Salinas, tema del que se ha ocupado en decenas de notas durante los últimos seis años Así, logró identificar una cuenta bancaria secreta que usaba Salinas, “a través de dos prestanombres que eran funcionarios de Los Pinos, de la que salían fondos para secretarios de Estado, subsecretarios, procuradores, empresarios, intelectuales, familiares de Carlos Salinas, etcétera”
Esa información saltó en una investigación conjunta de la Secretaría de Hacienda y la Procuraduría General de la República en tiempos de Zedillo “Ahí se encontró un cheque por 300 mil pesos a nombre de Mario Ruiz Massieu, que había salido de esa cuenta bancaria secreta de Los Pinos Cuando descubrieron que ese cheque procedía de Los Pinos y no había cómo justificarlo, decidieron frenar toda la investigación Y es que se alarmaron de que sólo en un mes, noviembre de 94, se registraran movimientos en la cuenta secreta por unos 200 millones de dólares”
Badillo siguió jalando hilos, “porque sé que hay documentos y pruebas de todos los pagos que se hicieron mediante esa cuenta secreta, incluidos los que recibió Ernesto Zedillo Y bueno, pues ahora encontramos que el grupo Nexos está entre los beneficiarios del salinismo, lo que no me sorprendió en lo más mínimo, pues es muy sabido que el régimen en turno ha sido generoso con los intelectuales, en este caso con Aguilar Camín y su equipo”
Afirma que no tiene dudas de que los contratos asignados a Nexos fueron “irregulares, en la medida en que se dieron por compadrazgo, por amiguismo, no en una licitación transparente”
-El no identificar tus fuentes de información se presta a muchas interpretaciones, entre ellas que el mismo Salinas te hizo llegar los documentos a través de sus abogados -se le comenta a Badillo, reportero que se ha destacado por su acceso a documentos explosivos
-Lo que te puedo decir es que la fuente no son los abogados de Salinas Hice el compromiso de no revelar mi fuente y voy a mantener la secrecía a la que me comprometí Ni siquiera El Universal ni los diarios de provincia en los que colaboro conocen mi fuente ¿Por qué? Porque uno correría el riesgo de que se filtrara hacia afuera la información y eso rompería el acuerdo de confidencialidad, lo que sería muy delicado
Comenta que en su reclamo por no identificar la fuente, Aguilar Camín “se parece a Vicente Fox Cuando di a conocer que Fox era víctima de grabaciones clandestinas e ilegales del Cisen, ¡lo primero que se le ocurrió al actual presidente fue pedir que se investigara al reportero, para saber cómo había obtenido su información, en lugar de pedir que se investigara a los responsables de las grabaciones ilícitas!”
Badillo, quien preside la Fraternidad de Reporteros de México, defiende el derecho de los periodistas a reservarse la fuente de su información, pero a la vez recomienda que se busque identificar a la fuente, “porque esto le da una mayor credibilidad a la información, al reportero y al medio mismo Hay cierto tipo de información que, por su misma naturaleza delicada, no permite identificar a la fuente Pero hay que tener cuidado en no abusar de este recurso, que ciertamente se presta a malos entendidos En el caso que nos ocupa, la información documental fue rigurosamente comprobada y Aguilar Camín pudo refutarla a su gusto”
El acoso a “Nexos”
Buscado por Proceso, Aguilar Camín declinó ser entrevistado Igualmente se negaron a opinar varios consejeros de Nexos, entre ellos Lorenzo Meyer y Carlos Monsiváis A otros consejeros, como José Carreño Carlón y Enrique Florescano, se les dejaron telefónicamente recados explícitos solicitando su posición sobre el caso No se reportaron A su vez, Enrique Krauze, quien ha polemizado con Aguilar Camín, también declinó
Sin embargo, constan las críticas de Krauze hacia Aguilar Camín Por ejemplo, en un texto publicado en Proceso en diciembre de 1995, apuntó:
“Es difícil comprender cómo el acucioso historiador de los broncos sonorenses en La frontera nómada, el analista político que desentraña los manejos del cacique sindical en Morir en el Golfo, el novelista que explora el alma corrupta de un intelectual con vertido en asesor presidencial en La guerra de Galio, haya alcanzado esa intimidad con el presidente, sin advertir, sospechar o siquiera imaginar el lado oscuro de Carlos Salinas Ésa es la verdadera historia que nos debe y se debe a sí mismo Aguilar Camín: su historia con Salinas está moral y políticamente obligado a contarnos esa historia”
Rafael Pérez Gay, por su parte, entregó un texto breve en el que fija su posición:
“Nexos es una revista que lleva 23 años de presencia en la vida pública mexicana A lo largo de los años en estas páginas se ha acumulado una propuesta de análisis político y cultural ejercida por innumerables escritores y ensayistas de las más diversas zonas culturales y políticas del país y del mundo Tratar de ensuciar la trayectoria de un proyecto intelectual de esta naturaleza es una señal alarmante Este episodio constituye claramente un acoso a Nexos, acoso que por cierto no impedirá que sigamos trabajando, escribiendo, editando nuestra revista De verdad, no recuerdo un acoso así, con tanto encono y oscuras afinidades contra una revista mensual”
Entrevistada en su casa en Chimalistac, Elena Poniatowska habló de la desazón que le provoca esta historia: “Conocí a Héctor y a su esposa, Angeles Mastretta, en un viaje que hicimos en los setenta a Alemania; eran una pareja encantadora y sentí una gran simpatía por ellos Me duele lo que ha pasado y creo que en el fondo desacredita a la comunidad intelectual de México”
Señala, sin embargo, que en nuestro país “hay ejemplos de escritores como José Revueltas, que se mantuvo incorruptible y al hacerlo se ganó a la gente El que le apuesta a los que no tienen poder, a la gente común y corriente, finalmente es el que alcanza la verdadera riqueza ¡Mil veces aparecer nombrado en las Islas Marías en calidad de preso político como Revueltas que en cheques de la Presidencia!”
-¿Por qué cree usted que los intelectuales se muestren renuentes a opinar sobre este caso?
-Porque tienen miedo a perder sus privilegios

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s