Home

Insisto: un gobierno apoyado por las masas que expropie a todos los expropiadores, ayudaría

Pedro Echeverría V.

1. La situación de México, pienso que en la mayor parte del mundo, ha llegado a su extrema gravedad; si los trabajadores, asalariados, productores, no aprovechan esta coyuntura para acabar con sus gobiernos y destruir las bases en que se sustenta el capitalismo y la explotación, se probará que la liberación es casi imposible o que había que esperar otros 50 años. En México tuvimos una dictadura de la burguesía del PRI durante 71 años; luego llegó una dictadura del PAN derechista/empresarial de 12 años algo peor y, a partir de 2012, regresó el “nuevo” PRI –derechista y empresarial- superando en corrupción, pésimo gobierno y asesinatos al “viejo” PRI. Se puede confirmar que electoralmente nunca, jamás, se ha beneficiado al pueblo trabajador que sigue en la pobreza y la miseria.

2. El único país en el mundo que tuvo la oportunidad de cambiar desde la raíz las cosas fue Cuba que realizó: a) Una gran revolución armada apoyada por las masas del pueblo; b) Que expropió tierras, fábricas, bancos y decretó fusilamientos contra todos los explotadores y traidores; c) Que armó al pueblo para luchar contra la invasión de los traidores gusanos apoyados por EEUU; d) Que integró un gobierno del pueblo que sin miramientos se dedicó a repartir beneficios para los más pobres, que eran el 80 por ciento de la población. En sus primeros seis años Cuba se convirtió en el faro de América Latina y del mundo; pero el imperio yanqui terminó imponiéndose al obligar a todos los países de América y el mundo a romper relaciones con Cuba y a no permitir ningún comercio con la isla. Todos tuvieron que obedecer.

3. Casi asesinaron a Cuba buscando estrangularla; no le vendieron ni un tornillo para reparar sus fábricas, sus herramientas, sus vehículos. Luego de esa gran experiencia criminal, los yanquis –que dominan el mundo desde la dos guerras mundiales- dedicaron todas sus fuerzas y finanzas para para sabotear a otros países que se consideraban “antimperialistas”, que no pertenecían a la OTAN y que en la ONU votaban con cierta independencia. Al iniciarse la década de los años sesenta, paralelo a las guerrillas de los pueblos contra sus burguesías apoyadas por los yanquis, se intensificaron los golpes de Estado contra gobiernos progresistas. Las clases dominantes, calumniando las guerrillas, se dedicaron a exigir elecciones que ellas mismas controlaban. Triunfó la revolución en Nicaragua (1979) pero ya los gringos sabían controlar.

4. La llamada democracia, totalmente burguesa/capitalista, fue impuesta junto un sistema de vigilancia y organización de las elecciones plenamente controlado por el poder. Así vemos a los Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega, Lula, sometiéndose a las reglas que grandes empresarios de cada país han impuesto en nombre de la legalidad y del derecho. Incluso los cambios constitucionales que hicieron fueron de forma para no molestar a las clases poderosas dominantes. Si bien han crecido en número los votos electorales para la socialdemocracia, la realidad es que la ideología del capitalismo ha crecido más y se ha fortalecido. Antes teníamos en las calles a 20 izquierdistas dispuestos a entregar la vida en la lucha; hoy tenemos a 100 socialdemócratas que no valen uno, porque alargan la dominación capitalista.

5. Insisto: Cuba tuvo –con sus 11 millones de habitantes- la gran oportunidad, pero no pudo nada contra el imperio más poderoso de la tierra; tampoco nadie ha podido con los EEUU porque con sus bombas atómicas, nucleares, sus bombarderos y armas más poderosas del mundo imponen su economía y su pensamiento. No sé qué giros o cambios hoy imposibles de prever pudieran presentarse. ¿Serán las nuevas amenazas de una guerra nuclear contra los pueblos de cercano oriente, contra China o Rusia? o ¿el estallido del mundo por sus condiciones atmosféricas o climatológicas? México sólo tiene un camino: expropiar las enormes riquezas de los 100 más poderosos millonarios, poner a trabajar a todos –particularmente a quienes nunca lo han hecho- y todo lo que se dice son propuestas para salvar el capitalismo y el sistema de dominación.

6. Por ello de todos los personajes políticos y sus consecuentes seguidores que admiro pongo en primer lugar al anarquista Ricardo Flores Magón que vivió su vida en la agitación política y el periodismo militante, y al consecuente Ernesto Che Guevara por haber entregado directamente su vida a las luchas de los trabajadores. Del primero admiro toda su obra, sus confrontaciones con los gobiernos y sus permanentes encarcelamientos; del “Che” ese maravilloso espíritu de dejar Cuba después de haber cumplido con ella y buscar otras tierras para seguir con el mismo objetivo, antes de aburguesarse en la comodidad de un gobierno o la confortable comodidad de un hogar. No les hago homenaje, así se dieron las circunstancias; pero sus recuerdos me hacen vibrar cuando veo o participo en las luchas sociales anticapitalistas. (30/XII/16)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s