Home

¿Los sindicatos sirven a los trabajadores o los nulifica el control estatal sobre ellos?

Pedro Echeverría V.

1. El sindicalismo nace en México a fines del siglo XIX, cuando aún dominaba entre los trabajadores el mutualismo y cooperativismo. Los sindicatos nacieron como una necesidad de los trabajadores para defenderse de la explotación y el despotismo patronal; pero en la medida en que los gobiernos y los empresarios unificaron sus fuerzas como capitalistas, se establecieron leyes, reglamentos y prohibiciones en las décadas de los años 20 y 30, los sindicatos fueron enseñados a corromperse, a sus líderes a someterse y a transformarse de independientes a parte del sistema de explotación. Muchos sindicatos con sus batallas, sus paros y huelgas, jugaron importante papel en la historia de las luchas obreras, pero nunca estuvieron contra el sistema de explotación capitalista, pues sólo lucharon por defender sus derechos y venderse mejor.

2. Hoy se publica que la enorme expansión de los “contratos de protección en México -que son sindicatos dominados por los empresarios, el gobierno o simples mafias- con apoyo del Estado niegan la libertad sindical y ha desembocado salarios y condiciones indignas de trabajo para los mexicanos”. Se indica que “los sindicatos blancos dominan el sistema de relaciones laborales en el país y detentan ya 90 por ciento de los contratos colectivos a escala nacional; además de que autoridades laborales tienen pleno conocimiento de su existencia, más aún, son cómplices”, pues les otorgan tomas de nota y registros sin traba alguna”. En México se llama “sindicatos blancos” a los absolutamente dominados por la empresa y el gobierno e “independientes” a unos cuantos que se defienden, que suelen salir a la calle a protestar. No hay ninguno “rojo”.

3. Desde la izquierda hemos apoyado con todas nuestras fuerzas las luchas sindicales a pesar de sus obvias limitaciones por tener que obedecer la legislación de la burguesía capitalista. Si los sindicatos, como los partidos y organizaciones sociales, no rompen las rejas que los aprisionan y los controlan, jamás serán independientes. Muchos se dan cuenta de esa realidad, pero les parece más cómodo aceptar esas reglas. El sindicato de mineros, de electricistas, de aviadores, no pudieron defenderse y decenas de miles se fueron a la calle; los maestros de la CNTE aún siguen en la calle defendiéndose con dignidad y valentía, aunque parece que el fascismo de Peña/Nuño sigue vivito y coleando mientras México se confirma y reafirma en los últimos lugares de educación en el mundo. Me da vergüenza decir que estudié en México; ¿a ti no? (6/XI/16)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s