Home

Estancia tradicional del Papa en México (ocho artículos)

Pedro Echeverría V.

En octubre de 1978 el colegio de Cardenales eligió a Karol Wojtila COMO Papa de la Iglesia católica. Al siguiente año –cuando gobernaba México López Portillo- realizó su primera visita a México e inauguró la Basílica de Guadalupe, así como la III Conferencia Episcopal. Visitó Puebla, Guadalajara y Oaxaca. Su segunda visita fue en mayo de 1990 cuando ya gobernaba Salinas de Gortari. Visitó Chalco, San Juan de los Lagos, Jalisco, Aguascalientes, Durango, Chiapas, Chihuahua, Monterrey, Villahermosa, Zacatecas, Ciudad de México. Fue esa la que abrió totalmente las relaciones diplomáticas de México y el Vaticano en 1992. La tercera visita llegó a Yucatán. Luego vendrían otras en las Presidencias de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y la actual con Peña.

Las autoridades eclesiásticas en todo el país durante varios meses- después de que los Papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco anunciaron sus visitas- trabajaron con gran intensidad en sus iglesias la formación de delegaciones para acudir a los lugares que se anuncian; al mismo tiempo los medios de información no descansan durante meses anunciando los programas. La realidad la asistencia multitudinaria no es espontánea, sino preparada intensamente por todos los medios. Debe quedar muy clara la intención: ¿se contribuye con ello a reafirmar la conciencia de respeto y sumisión al sistema de dominación capitalista? ¿Por qué después de siete visitas papales la gente, los explotados, oprimidos, pobres y miserables siguen tan pacíficos a pesar de su hambre?

1. ¿Habrá que esperar que el Papa llegue y se vaya de México para saber?

1. Según programación el Papa Francisco arribará a México en 12 de febrero y regresará a Roma el 17, cinco días después. Estará en Palacio Nacional, en la Catedral, en la Basílica, en Ecatepec, en el Auditorio Nacional, en Chiapas, en Michoacán, Chihuahua y algún lugar más. En cada espacio le han venido preparando recibimientos tumultuarios por dos motivos esenciales: a) profundizar la fe católica en México y la región, así como b) reafirmar el poder de la iglesia como institución mundial. Sin embargo a su alrededor se registrarán otras cosas: balancear las relaciones política/económicas en la región conciliando intereses en pugna y arreglar pendientes dentro de la misma iglesia. Los negocios que se harán o surgirán con la visita podrían ser otra cosa.

2. Ningún Papa, ni gobernante alguno –mucho menos si son de altísima jerarquía- puede actuar con libertad de acuerdo a sus deseos. No debe jamás olvidarse el poder que representan porque siempre él (no el personaje) es el que determina los programas. El Papa se hizo llamar Francisco por aquello de la iglesia de los pobres que recuperaría la presencia del Vaticano (hoy muy desprestigiado por sus eternas alianzas con el imperio, por sucesos como “la pederastia” que no ha combatido, por la persecución a homosexuales, por castigar el aborto, así como otras muchas acusaciones que ha recibido dentro y fuera de la iglesia. ¿O es que los Papas seguirán escuchando solamente a los poderosos y negando que no son instrumentos de ellos?

3. Se espera que este Papa latinoamericano obtenga la fuerza para cumplir lo que dice en su discurso a favor a de las grandes mayoría del continente. Sin embargo lo más seguro es que sea más de lo mismo: que cumpla –como lo hicieron otras papas, en especial Juan Pablo II- con la obligación de estar subordinado al Estado Vaticano que es una potencia mundial y demás poderes imperialistas. Por lo menos el 50 por ciento de la población mexicana nació bajo esta religión y les tengo un enorme respeto; no soy religioso, pero como ser humano estoy obligado a decir que si los católicos y sus representantes quieren contribuir a que en el mundo no haya explotación, opresión y pobreza hay que batallar aquí y ahora en la tierra. (3/II/16)

2. A los Papas le piden de todo, pero ellos sólo ofrecen bendiciones

1. Millones de personas pobres viven esperanzadas en que les reciban su carta o se puedan acercar para ver pasar al Papa; ello puede ayudar a “prolongar” la vida de la gente que posee mucha fe en su religión y enormes esperanzas en sus representantes. Por ello dicen que las esperanzas son las últimas en morir. En cada visita papal –desde la primera que hizo el Papa Wojtyla a México en 1978 cuando gobernaba López Portillo y México aún nadaba en petróleo- varios millones de personas, 90 por ciento pobre- buscaba al Papa (como si fuera dios) para que le solucione cada uno de sus problemas. ¿Por qué los altos sectores medios y la clase rica cuando acude al Papa no lo hace con la misma devoción que los millones de pobres destinan?

2. La religiones, sean católica, judía, musulmana o budista, nacieron del corazón, la emoción, el sentimiento de la gente y así se expresan los que son fieles a su dios o religión. Cada una de las religiones posee experiencias de alrededor de 2 mil años y se han conservado con poco más o poco menos seguidores durante todos esos siglos. ¿Por qué los sistemas socioeconómicos cambian (comunidad primitiva, esclavitud, modo asiático, modo germánico, feudalismo, capitalismo privado, capitalismo de estado y la religiones sólo se acomodan a esas transformaciones? ¿Será que esos cambios sólo se han registrado en la superestructura -arribita de la base- cuando las religiones se mueven más abajo, en la estructura?

3. En alguno de sus libros Octavio Paz hablando de la resistencia, explicaba cómo los conquistadores europeos y el mismo capitalismo había luchado durante más de 500 años para someter a los pueblos pobres a su cultura y costumbres; sin embargo la resistencia de los pueblos ha sido más grande y más fuerte para conservar sus religiones y costumbres. ¿Puede olvidarse que cuando los españoles avanzaron con la cruz y la espada para imponer con la fuerza su religión y nuestro pueblo corrió a esconder a sus dioses tradicionales a los que siguió adorando durante más de un siglo? Esa resistencia, ahora contra el capitalismo brutal, racista y desigual, es quizá la explicación de que la gente siga con pasión, fe y esperanza al Papa.

4. ¿Por qué los pueblos católicos se entregan con enorme fe en las visitas papales? Probablemente porque los sistemas socioeconómicos sólo han servido al 10 por ciento de personas de alto nivel económico otorgándoles buena vida y privilegios: mientras el otro 90 por ciento ha vivido en el abandono dejándole como única opción la de hacer revivir sus creencias como su única tabla de salvación. El capitalismo extendió el pensamiento racional desde el siglo 17 pero sólo penetró en las capas altas de la sociedad provocando la resistencia de los pueblos que siempre han buscado algún lugar para asirse que les de seguridad y esperanzas. Por ello, por encima de la intensa y formidable propaganda de todos los medios de información, está la fe.

5. ¿Es que acaso las soluciones papales tienen que ser objetivas y concretas como quisieran ver los racionales? Al parecer a los católicos les bastan las bendiciones y los rezos para sentir que sus problemas se van solucionando de uno en uno o de manera global. ¿Qué pasaría si el Papa recibe a los padres de los 43 desaparecidos? Los católicos esperarían un milagro papal; pero en lo que más esperanza tienen los padres es que el Papa recomiende al gobierno que se solucionen esos problemas y muchos más que están pendientes. No puede ser de otra manera, aunque los tengan escondidos porque ello podría ser el derrumbe del gobierno. El Papa no puede obligar a nadie ni siquiera exigir justicia, sino solo hacer una recomendación, dar bendiciones y rezar.

6 Es lo que muchos “racionales” no podemos entender sobre el entusiasmo y la entrega de los fieles en las visitas papales. Los católicos rezan, piden, suplican, ruegan, para que sus problemas se acaben o por lo menos aminoren y sienten que con esos ruegos obtienen mucho; pero si esos rezos fueran del Papa, el máximo representante de dios en la tierra, las soluciones serían más rápidas y se ahorrarían mayores sufrimientos; por ello las miles de cartas que día tras día recibe. La frase de Marx en el sentido de que “la religión es el opio del pueblo” no fue ni burlesca ni grandilocuente; sólo un comentario secundario para explicar que mientras el pueblo no tenga donde asirse ante el mundo que lo agrede y oprime, la religión es un sentimiento que lo salva.

7. En un folleto que escribí en 1992 (hace 23 años) antes de la visita del Papa a Yucatán, asenté: “El autor de este pequeño texto histórico dice no ser religioso, pero no sabe. Tiene un profundo respeto por los religiosos; piensa que cada quien puede creer en lo que quiera y se ríe de los que se dicen jacobinos o ateos porque pueden ser religiosos al revés; pero combate la enajenación, la sumisión y la mediatización”. Nunca he sido entusiasta en dar bienvenidas, pero si el Papa viene está bien nada más; tampoco le gritaría “Go home” como lo hacía o haría contra los guerreristas y asesinos gobiernos y magnates de EEUU y otros lugares. Pienso que este Papa no es tan funesto como Juan Pablo II; pero hay que esperar un poco para ver si no es más de lo mismo. (6/II/16)

3. Que no jodan PRI, PAN y demás: la visita papal sí es política 100 por ciento

1. Podrían decir los partidos que el Papa no viene a hacer campaña política por el PRI o el PAN y que sólo viene a apuntalar a su religión y el sistema socioeconómico vigente de dominación; y si esto no es política, ¿cómo se le puede llamar? El Papa es el jefe del Estado Vaticano con relaciones políticas y diplomáticas indiscutibles. ¿Puede acaso demostrarse que las varias decenas de viajes a varios países del mundo que realizó Juan Pablo II, no fueron viajes políticos cuando incluso se le acusa de que junto a los presidentes Reagan y la Thatcher, echaron abajo el llamado “socialismo” y el Muro de Berlín? La política está en todos lados y se manifiesta de diferentes maneras, hasta en la elaboración de pasteles.

2. La realidad es que los Papas hacen política de alto nivel y muchas veces sin pronunciar la palabra porque suena feo. Lo que sucede es que el Papa no puede hablar comprometiéndose con una clase social porque lo repudiaría la otra. ¿Qué pasaría si en su visita le explicara al pueblo mexicano acerca de las verdaderas causas de su miseria, pobreza, desempleo, sufrimiento, enfermedades? ¿Permitirían que regrese a otra visita a México si dijera que los ricos deben repartir sus riquezas porque son producto de la explotación y explicara que los gobiernos se sienten muy seguros porque esos mismos ricos los apoyan con los medios de información mediante engaños al pueblo?

3. No, los Papas no pueden ser irresponsables “pateando el pesebre”. Ellos vienen a representar al Estado Vaticano y tienen que medir muy bien sus palabras evitando a como dé lugar inconformar o rebelar al pueblo. ¿Será por ello aquel discurso de “unidos los unos con los otros” y que “la felicidad no hay que buscarla en la tierra sino en el cielo? Los Papas tienen la obligación de hablar de manera muy general aconsejando que haya justicia, democracia, igualdad, bondad, cariño, respeto, solidaridad; pero como un consejo, un buen deseo, una esperanza. La realidad es que todas esas palabras están inscritas en las constituciones y programas de gobierno; las escucho todos los días de los políticos, pero nada se hace para cumplirlas.

4. La realidad es que los ricos (sean empresarios o políticos) trabajan para que el Papa –además de ser muy difícil- no interceda por los pobres. Ellos no quieren que el Papa recuerde que “es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos”, ni tampoco que Cristo echa a los mercaderes del templo a latigazos. Quieren que el Papa diga a los trabajadores mexicanos que “si el trabajo cansa tomen la cruz con Jesucristo y soporten la fatiga con valor…santifiquen el trabajo aunque pueda no ser retribuido…Es necesario trabajar con amor y por amor”…para los patrones. ¡Imaginen nada más que un Papa, el representante máximo del catolicismo, se atreva a pronunciarse de manera abierta, a favor de los pobres!

5. ¿Qué pasará cuando el Papa en Ciudad Juárez, México, aborde su avión el 17 para regresar a Roma? Todo volverá a lo mismo: seguirá el desplome del peso, el de los precios del petróleo, el de la producción, del empleo; el crecimiento de la emigración, de los asesinatos, de la inseguridad, etcétera. Las preguntas serán las mismas: ¿seguirán asesinando periodistas? ¿Seguirán en la cárcel los estudiantes, los maestros, los luchadores sociales? ¿Seguirá la investigación de los 43? Pero también estarían las preguntas: ¿Quién aprovechó la visita papal para hacer los mejores negocios? ¿Quién mantuvo inteligencia para obtener beneficios políticos? ¿Hará desde Roma alguna petición papal en beneficio de alguien? (10/II/16)

4. Las relaciones con el Vaticano en 1992 que abrieron México

1. Las imágenes de Jerónimo Prigioni, representante del Vaticano en México; de Carlos Salinas, presidente de México y de Agustín Téllez efectivo negociador, deberían estar fijas en la iglesias del país porque gracias a ellos, a sus enormes esfuerzos, y al Papa Juan Pablo II, México ha gozado de más de cinco visitas papales y una enorme libertad al clero católico, para intervenir en todos los campos. Desde 1861, cuando el presidente liberal Benito Juárez decretó la separación de la Iglesia y el Estado en medio de una gran guerra de tres años entre liberales y conservadores, hasta el 21 de septiembre de 1992 cuando el gobierno neoliberal de Salinas abrió todas las puertas para reanudar las relaciones con el Vaticano, éstas habían estado un poco cerradas.

2. Los gobernantes –todos católicos- públicamente no entraban a la iglesia por respeto al “Estado laico”, pero negociaban bajo el agua con todos los ministras del clero para pedir apoyos en contiendas electorales. A partir de 1992, presidentes, gobernadores, legisladores, andan muy de la mano con la jerarquía eclesial por obra de Prigione y Salinas. Por ello el presidente panista Fox le besó públicamente el anillo al Papa. ¿Puede olvidarse que en México la Constitución de 1917, fruto de una revolución que costó más de un millón de vidas, prohibió a la iglesia tener propiedades? A finales de los años veinte, el Gobierno aplastó la rebelión de los Cristeros, inspirados por la iglesia, con una sangrienta campaña en la que ardieron cientos de iglesias y varios sacerdotes fueron ahorcados en público.

3. El laicismo en México lo ha interpretado la iglesia como anticlericalismo o anticatolicismo; sin embargo para los liberales ha sido una posición que aconseja ser científico, ser libre para adoptar una posición que aconseje la racionalidad o la libertad para creer o no. La escuela mexicana que surgió a mediados del siglo XIX y se masificó a partir de los años 30 del siglo pasado fue decretada como laica, en la que está prohibido hacer propaganda por un culto; sin embargo –dado que más del 80 por ciento de los profesores son católicos y respetan a su religión- no dejan de influir entre sus alumnos acerca de las ideas que profesan. Por ello cuando concluyen la primaria, la secundaria, incluso la preparatoria, no dejan de realizar una misa o acto religioso de “agradecimiento”.

4. La escuela privada, particular o de paga es esencialmente religiosa. En los años 67 y 68, por dificultades económicas, impartí clases de historia en una secundaria muy grande de la colonia Moctezuma de la ciudad de México. A determinadas horas tenían que salir todos los muchachos a “confesarse” porque había llegado el cura y creo que también a una misa. Yo suspendía la clase y tenía que bajar a la dirección. Dado que jamás volví a una escuela privada supongo que sigue esta dinámica. El laicismo y la separación Iglesia y Estado del juarismo fue muy relativo hasta los años 90; con el establecimiento de relaciones entre México y el Vaticano, con la entrega total de los altos gobiernos a los intereses eclesiásticos, supongo que la educación pública y privada posee altos grados de religiosidad.

5. ¿Puede olvidarse acaso que el Papa o la Santa Sede ordenó que para reanudar relaciones México-Vaticano lo primero era que se reformara la Constitución? ¿No se recuerda acaso que antes el claro mexicano apoyó a Carlos Salinas legitimándolo primero en su toma de posesión de la Presidencia, luego apuntalándolo en las negociaciones de la deuda externa y en la firma del TLC con EEUU y Canadá? Así que estas visitas papales, que concentran a decenas de millones de fieles de México y países vecinos, son producto de intensos trabajos de gobiernos, empresarios y la jerarquía de la iglesia que comprendieron la importancia de estas giras para ayudar a una mayor consolidación y fortaleza del sistema. México, aunque cada año registra menos católicos, es un país clave en América Latina. (11/II/16)

5. ¿Se olvidó el odio gobierno-iglesia de la Cristiada (1926-29) convirtiéndose en “Nicodemo”?

1. Me gustó la palabra “Nicodemo” que significa un acuerdo de paz entre los que se odian o, por lo menos, no quieren que se les vea juntos en público. Se explica que Nicodemo era un “fariseo que se acercaba a Jesús de noche (de ahí el término nicodemo, "el que viene de noche"). Desde hace muchos años yo le llamaba “valores entendidos” cuando el gobierno reprime poco y los luchadores sociales presionan poco; otros le llaman "modus vivendi": un modo de vivir, en el que el Estado renunciaba a la aplicación de su ley y la Iglesia renunciaba a exigir sus derechos. Pienso que esa relación han vivido –por 150 años- esas instituciones en México a pesar de que en 1859 en las Leyes de Reforma juarista, se decretó la separación de la Iglesia y el Estado.

2. Sin embargo, a pesar de esa diplomacia de “modos vivendi”, ha habido momentos extremadamente violentos como sucedió en la llamada Guerra Cristera de 1926-29 que se desató en los estados de Michoacán con 12,000 combatientes; Jalisco con 10,000; Zacatecas.- 5,400 combatientes; Guanajuato y Querétaro con 4,000 combatientes, así como en unos 10 estados más principalmente del centro del país. Sobre esa guerra, con investigaciones y libros, se sigue dividiendo radicalmente la opinión pública: los católicos culpando al gobierno de Plutarco Elías Calles (1924-28) y los gobiernos liberales culpando a la Iglesia por oponerse a la Revolución y a la Constitución de 1917. Sin embargo lo peor fueron las muertes de más de 50 mil campesinos que se enfrentaron por ambos bandos.

3. ¡Qué difícil para los estudiosos meterse en este asunto de los cristeros! El investigador Jean Meyer por ejemplo apunta en su libro La cristiada, que el conflicto con la Iglesia en México devino en enfrentamiento en tres ocasiones: con los Borbones en 1810; con Lerdo de Tejada, el sucesor de Benito Juárez, en 1874; y con Calles en 1926. Con los Borbones, los jesuitas fueron expulsados en 1767, y en 1799 se canceló la inmunidad judicial de los clérigos. También en otro momento se mete en este asunto a Vasconcelos, Gómez Morín y Lombardo Toledano dentro de lo que serían los Sinarquistas que devinieron luego en creadores y fundadores del PAN en 1939; precisamente, 10 años después en que el embajador Morrow, del gobierno yanqui de Coolidge, intervino para la firma de la paz entre Iglesia y gobierno.

4. William F. Wertz y Carmen Moreno escriben: “Aquí documentaremos cómo los sinarquistas adiestrados por jesuitas, jalaron los hilos de la insurrección cristera, el levantamiento armado supuestamente "católico" que se llevó a cabo de 1926–1929 para derrocar al Gobierno mexicano. El sinarquismo en sus diversas formas es una ideología totalitaria, supuestamente diseñada para contrarrestar la "anarquía", imponiendo dictaduras fascistas. Los mismos sinarquistas que dirigieron la guerra cristera formaron la Unión Sinarquista Nacional de México en 1937, y al PAN. La propia Unión Nacional Sinarquista estaba dirigida por los nazis, a través de la Falange Española”. ¿Puede hacerse a un lado acaso la escena internacional que se preparaba para una segunda guerra mundial?

5. El presidente Calles propuso un nacionalismo nuevo, en el cual los ciudadanos no deberían lealtad a nadie más que al propio Estado. Buscó crear una Iglesia Nacional en 1925 con apoyo de los obreros de la CROM: una Iglesia Católica Apostólica Mexicana (ICAM) para seguir la misma doctrina católica pero sin relación alguna con el Papa. La confrontación -que se agudizó desde1911 con la Revolución, luego en 1917 y con el ascenso del grupo Agua Prieta o Sonora en 1920- era brutal. La Revolución comenzó a radicalizarse con Obregón-Calles y ya para la Iglesia era insoportable. ¿Puede olvidarse que Obregón fue asesinado en 1928 en un banquete por su triunfo electoral para ser nuevamente presidente de la República por dos radicales católicos que así cumplieron con su religión?

6. El Papa era Pío XI quien publicó en 1932-33 tres encíclicas dedicadas a criticar a los gobiernos de Elías Calles de México, así como a la Alemania Nazi de Hitler y la Italia fascista de Mussolini por sus políticas anticatólicas. Pero no debe olvidarse que Pío XI ha pasado a la historia principalmente por la "Conciliación" entre la Santa Sede y el Estado italiano que tuvo lugar durante su papado. El gobierno de Benito Mussolini (primer ministro del rey Víctor Manuel III) había dado muestras de acercamiento a la Iglesia y dio solución al Tratado de Letrán en 1929. También firmó el Papa un Concordato con Hitler en 1933, pero éste no le salió al Pío XI como quería. Así que el fin de la Guerra Cristera con la participación directa del gobierno de los EEUU fue importante porque el mundo entraba a la más grande crisis económica mundial (1929-33) de entonces. (11/II/16)

6. Al Papa no lo engañan, sabe todo; pero está atado de pies, manos y cerebro

1. Me provoca mucha risa, pero también coraje, que todavía hayan personas y hasta periodistas que le pidan al Papa que se despoje de todos los engaños y que conozca al verdadero México. Desde hace 50 años vengo oyendo que los ricos, los poderosos esconden la verdad y no dejan que “el presidente” se entere de la realidad. Puta, no hay personajes más enterados, con más conocimiento de lo que sucede que el Papa, los presidentes, el gobierno de los EEUU y demás gobernantes. Antes de aceptar o planear un viaje esos personajes estudian mapas, distancias, carreteras, estadísticas, fotografías, conversan con mil personas, envían comisiones, les pasan películas, hacen sus programas. Coño saben diez veces más que cualquier estudioso.

2. El Papa Francisco sabe que sólo el tres por ciento de los mexicanos pertenece a la clase rica, que quizá el 10 por ciento a las clases medias y el 87 por ciento a la clase pobre, miserable, desempleada y marginada. Sabe perfectamente –porque no es tonto- que la ciudad de México concentra la pobreza en todo el Oriente y norte de la Ciudad y que los multimillonarios viven en Las lomas, Polanco, El pedregal, San Ángel, y decenas de zonas residenciales exclusivas; sabe que el centro histórico es el más interesante, pero allí en antiguos edificios, casas de vecindad, en las aceras, viven los más viejos y los más pobres abandonados a su suerte. ¿Cree alguien acaso que el Papa y los presidentes no conocen miles de fotografías publicadas?

3. ¿Quién no ha visto fotografías de niños de todos los continentes con enormes estómagos, con brazos y piernas que parecen sus huesos y con moscas y demás insectos circulando sobre ellos y sin nada qué comer? Esa realidad la conocen muy bien el Papa y los más grandes políticos del mundo e incluso, rechazan mirar esa realidad. ¿Acaso no se publican millones de estudios que conocen mucho mejor que nosotros los altos gobernantes y sus asesores? Más que decirle al Papa que baje de su “papamóvil” y rompa la vallas para “mirar la realidad” lacerante, habría que decirle que radicalice sus discursos, que fustigue a todos los gobiernos, que exija que EEUU deje de hacer guerras de saqueo y despojo, que hable de la realidad que el 90 por ciento de la población vive.

4. Los Papas y presidentes ya no tienen que mirar nada porque lo saben todo. Los profesores y periodistas sabemos algo, pero esos personajes de la alta política saben lo que sucede y hasta como remediarlo. Saben esos personajes que la miseria y la pobreza no son de origen divino, no es por flojera o irresponsabilidad. Saben que toda la riqueza acumulada es explotación, saqueo, robo, opresión de unos cuantos contra los trabajadores. Todo lo que tenemos (mucho o poco) es trabajo de muchos para beneficio de unos cuantos. Así que hay que exigirle al Papa que hable, que no tenga miedo y que se olvide del Estado que representa. Si dijera que todos los gobiernos dejen de explotar y engañar a sus pueblos y que éstos deben luchar para liberarse otra cosa sería.

5. Pero el Papa pensaría que es una locura denunciar el capitalismo, la explotación, la miseria, las guerras, porque pone en peligro su vida y al mismo Vaticano. Por ello prefiere hacer críticas pequeñas o hablar con palabras novedosas, hasta espectaculares, pero que no lleguen a la raíz de los problemas. Pues por ello –por esa inteligencia de no enfrentarse al poder real- la iglesia sigue viviendo y haciéndose más poderosa. El capitalismo soporta la liberación femenina, el aborto, la homosexualidad, la pederastia, etcétera; pero nunca podrá permitir que una religión que dice defender la pobreza, ponga en práctica acciones concretas que caminen hacia ese objetivo. Si el Papa sólo puede decir discursos, si no están definidos, poco valen.

6. Ya dije que a mí me vale un carajo que venga o no venga. Como dirían políticos inteligentes mexicanos: “Ni me beneficia ni me perjudica; todo lo contrario”. Pero no me gustan los discursos abstractos y muy generales porque son más de lo mismo y no ayudan a transformar nada. Pero como va a estar muy preocupado por buscar y leer mis artículos antes que diga una palabra, aprovecho la oportunidad para pedirle como Papa Francisco: sólo dile al pueblo: a)que ya no se deje engañar por el gobierno, los empresarios y los medios de información siempre al servicio de los ricos; b) que tiene que luchar aquí en la tierra (no esperar el cielo) contra la explotación y la opresión y, por último, c) que sólo será libre el día que entierre el capitalismo que lo despoja. (12/II/16)

7. Si los monoteístas y politeístas defienden a sus dioses, qué defienden los ateos?

1. En México –con la visita papal- está el fanatismo en su máximo esplendor; los políticos encabezados por la pareja presidencial no sueltan al Papa, usándolo como artículo de publicidad. Para el Papa Francisco, el encuentro con Kiril, el jefe patriarca de Moscú, parece un rotundo éxito. Las perspectivas de “unidad del cristianismo” se abren con grandes expectativas. La Iglesia Ortodoxa Rusa será un efectivo camino para que un Papa visite Rusia. El Papa católico también tenderá puentes entre el gobierno de Putin y el de Obama, relaciones que se han cambiado mucho en años recientes. El patriarca ortodoxo ruso trae una agenda propia. Así lo afirmó en su mensaje al pedir que las iglesias cristianas cierren filas ante “el asecho del fundamentalismo islámico” en Medio Oriente y África del norte.

2. La competencia y la tirantez entre religiones me causa una risa enorme. La mayoría de las veces –ante esa descarada competencia- en vez de obrar en beneficio de los fieles, las religiones y religiosos se pasan combatiendo contra otras religiones. Me recuerda historias pasadas cuando se impuso en monoteísmo con violencia, destruyendo a cientos de competidores que poseían otros dioses. En estos pequeños estados o entidades federativas la competencia me parece intensa y ridícula. Cada quien tiene su dios, sus interpretaciones de la biblia, sus santos y representantes. Recuerdo que en los setenta los izquierdistas también funcionábamos como fanáticos: unos stalinistas, otros trotskistas; unos jruchovianos, otros maoístas y muchos que simplemente nos quedamos con Marx para luego enfrentarlo a Bakunin.

3. Es realmente fundamental poseer ideas y saber exponerlas con el objetivo que cada quien sepa qué hace y por qué. Los fanáticos, al parecer, no necesitan ideas porque con las solas consignas y frases se mueven hacia un objetivo; por ello son engañados y manipulados con facilidad. ¿Cuántas religiones vienen desde el esclavismo, de la etapa feudal y cuántas miles han sido creadas por el capitalismo en el seno de los protestantes luteranos y calvinistas? Pensé que los avances científicos y el desarrollo tecnológico haría que la población camine cada vez más hacia el racionalismo y la superación de las diferentes religiones; sin embargo –ante un capitalismo cada vez más brutal y salvaje- se observa que la religión se expande cada vez más y parece un refugio para que la mayoría de la población se resguarde. (14/II/16)

8. Los consejos del Papa –fuera de la realidad- siempre “se los lleva el viento”.

1. Yo digo que las palabras del Papa siempre se las lleva el viento porque son ruegos, súplicas, consejos, peticiones que “les entran por un oído y les salen por otro” al 99.9 por ciento de la gente que los escucha. No tengo idea acerca de cómo se miden los efectos de sus frases, pero reflexionando en las personas y clases sociales en concreto pienso que a los pobres no les interesa lo que se dice porque se hacen ilusiones con la presencia personal del pontífice y los ricos (empresarios, políticos) sólo se sonríen “respetuosamente”. La mayoría de sus frases parecen correctas y avanzadas, pero son como “orar en desierto” porque la realidad económica, política, social es muy cabrona, no puede, nunca ha podido cambiar, con simples consejos, o, ¿Cuánto ha cambiado con las visitas papales anteriores?

2. Se ha publicado que el papa Francisco “conminó al clero a no caer en la tentación de asumirse como funcionarios de lo divino, ni de resignarse ante una realidad que parece haberse convertido en un sistema inamovible; a no perderse en la comodidad de sus sacristías y en la apatía. A no conformarse a pensar en qué le vamos a hacer, la vida es así”. “No paralizarse ante la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad. O más aún, a permanecer temerosos”. Estaban unos 20 mil sacerdotes, monjas y religiosos a quienes pidió salir a la calle a predicar. Recibió la amplia aprobación de ellos pues esas palabras significaban una revolución en la Iglesia, sobre todo dichas a sus autoridades.

3. Me recuerda las mil y una jiras de López Obrador en toda la República –a muchísimos de sus mítines he asistido para ver y escuchar- donde habla de democracia, libertad, justicia y hace muchas denuncias; pero a los pocos días llega el PRI o el PAN a las mismas poblaciones cargando regalos, haciendo ofertas y regalando dinero para con ello borrar todo lo dicho antes, porque AMLO no deja o no cuenta con ninguna estructura de educación, organización, continuidad política. Así es la sociedad capitalista que mantiene una estructura muy bien organizada y planeada en todos los niveles y estas palabras del Papa de nada o casi nada sirven para cambiar a México. Supongo que de algo pudo haber servido la jira papal y en los próximos días se verá algo. Eso espero.

4. Terminada la jira papal, es probable que hayan algunos cambios de autoridades en la Iglesia por indisciplinas, por errores; pero en lo fundamental resultarán muy, pero muy, secundarios porque no van a la estructura misma. ¿Por qué? Porque la Iglesia católica –todas las iglesias- son instituciones parte del capitalismo y tienen la obligación de contribuir a hacerlo más fuerte y poderoso. Todas las religiones, como los partidos políticos en México, fueron revolucionarias cuando nacieron porque luchaban contra lo viejo y se presentaban como lo nuevo; muchos de sus representantes realizaron grandes sacrificios, otros murieron por las causa más justas; Pero una vez conquistado el poder, la fuerza, el dominio, se comportaron como los opresores que en un momento combatieron.

5. ¿Puede olvidarse acaso “la huida de Moisés de Egipto”, “las batallas de los cristianos en el imperio romano” o “la conquista de la Meca por Mahoma y sus seguidores”? Leer esos pasajes enseñan a luchar contra el poder y a hacer revoluciones como fueron la francesa, la mexicana, la rusa, la china o la cubana; Pero, ¡Cuidado! ¿Qué nos cuenta la historia cuando estos movimientos triunfan, se hacen del poder y se convierten en clase dominante? Sólo se puede aceptar a los hombres que luchan o batallan contra sus opresores para instalar una sociedad igualitaria; en caso contrario, se debe continuar luchando hasta el final. Por ello ni religiones ni partidos son de mis simpatías; prefiero seguir batallando abajo con la esperanza en que en los próximos 50 años cambien radicalmente las cosas.

6. Entre algunas horas el avión del Papa Francisco estará despegando de México de regreso al Vaticano. Seguramente pensará por algunos días en México para luego pasar a organizar sus otras actividades. Mientras tanto en nuestro país se dirá: ¡Borrón y cuenta nueva! Mañana jueves se volverá a hablar de la devaluación del peso, del precio del petróleo, del crecimiento de la economía, de la migración, la represión contra la CNTE, las candidaturas y todas las cosas que están dañando a México porque no pueden desaparecer milagrosamente. También hubo disgusto, como se esperaba, porque el Papa sí tuvo tiempo a atender a políticos y empresarios y se negó a recibir a los padres de los 43 estudiantes desaparecidos, además de otros grupos que llevan muchos años luchando por niños incendiados y muchos luchadores sociales asesinados. Esperemos. (17/II/16)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s