Home

El primer milagro de Papapancho, lograr que las calles estuvieran pintadas y que los anuncios en las paredes de rio churubusco dejaran de estar pintarrajeadas de tanta vulgaridad

El papa Francisco posa con un sombrero mexicano a bordo del avión que le traslada desde el aeropuerto Leonardo Da Vinci-Fiumicino de Roma (Italia) hasta la Habana, en Cuba, hoy, 12 de febrero de 2016. El papa Francisco partió hoy desde Roma para realizar su primer viaje como pontífice a México, hasta el 18 de febrero, pero antes hará escala en La Habana donde mantendrá una entrevista histórica con el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril – EFE

‘Privilegiar a pocos trae corrupción’

·

El Papa dijo que la principal riqueza de México son sus jóvenes. Foto: Tomada de internet

Irene Savio

Cd. de México(13 febrero 2016).-Ante la presencia del Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el Papa Francisco recordó hoy que cada vez que se buscan privilegios para unos cuantos, triunfan la corrupción, el narcotráfico, la exclusión y la violencia.

"Cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano la vida en sociedad se vuelve un terreno fértil para la corrupción, el narcotráfico, la exclusión de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tráfico de personas, el secuestro y la muerte", afirmó el Pontífice.

Esto, en opinión de Francisco, quien lucía muy serio en la ceremonia, frena el desarrollo y provoca sufrimiento. Con palabras claras, afirmó que es necesario frenar el "individualismo", para que los grupos políticos y económicos se comprometan por el bien común.

"El pueblo mexicano afianza su esperanza en la identidad que ha sido forjada en duros y difíciles momentos de su historia", aseguró.

"Para poder superar las situaciones nacidas de la cerrazón del individualismo, es necesario el acuerdo de las instituciones políticas, sociales y de mercado, y de todos los hombres y mujeres que se comprometen en la búsqueda del bien común y en la promoción de la dignidad de la persona", dijo.

Según Francisco, la clase política tiene el deber de ayudar a los pueblos a tener acceso a la vivienda adecuada, trabajo digno, alimento, justicia real, seguridad efectiva, un ambiente sano y de paz.

"Esto no es sólo un asunto de leyes que requieran de actualizaciones y mejoras -siempre necesarias-, sino de una urgente formación de la responsabilidad personal de cada uno", clamó.

Esta realidad, agregó, nos lleva inevitablemente a reflexionar sobre la propia responsabilidad a la hora de construir el México que queremos, el México que deseamos legar a las generaciones venideras. También a darnos cuenta de que un futuro esperanzador se forja en un presente de hombres y mujeres justos, honestos, capaces de empeñarse en el bien común, este bien común que en este siglo 21 no goza de buen mercado.

En este sentido, afirmó que el Gobierno de México puede contar con el apoyo de la Iglesia católica.

Por ello, pidió encontrar nuevas formas de diálogo, de negociación, que permitan encontrar compromisos.

"Una cultura ancestral y un capital humano esperanzador, como el vuestro, tiene que ser la fuente de estímulo para que encontremos nuevas formas de diálogo, de negociación, de puentes", admitió.

Con todo, dijo que la mayor riqueza del País son sus jóvenes.

"Pienso, y me animo a decir, que la principal riqueza de México hoy tiene rostro joven; sí, son sus jóvenes. Un poco más de la mitad de la población está en edad juvenil", consideró.

El encuentro entre el Papa y Peña Nieto se llevó a cabo en el Palacio Nacional, algo nunca ocurrido antes y que supone que se dan por zanjado los conflictos del pasado entre Estado e Iglesia.

Leer más: http://www.reforma.com/aplicacioneslibre/articulo/default.aspx?id=766511&md5=7c64d1105febad3b6ec8a7c0882bc094&ta=0dfdbac11765226904c16cb9ad1b2efe#ixzz404Jr3gIs
Follow us: @reformacom on Twitter

Mientras nos entretienen

Acusan a luis Videgaray de fraude por 9.9 billones de pesos del fondo de pensiones del ISSSTE.

por: Francisco Sarabia en 8 febrero, 2016

Jubilados y Pensionados de la UNAM acusan al gobierno federal de un desfalco mucho mayor que el Fobaproa, utilizando el fondo de pensiones del ISSSTE para garantizar la deuda externa del gobierno e invertirlo en la bolsa de valores sin control alguno.

Febrero 8.- Jubilados y pensionados de la UNAM Jubilados y pensionados de la UNAM acusan al Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, como responsable de un fraude de 9.9 billones de pesos que es apenas la punta del iceberg del desfalco en contra del sistema de pensiones, que es operado desde las principales instituciones financieras del país, incluidas Hacienda, la Secretaría de Economía y la Consar.

Representantes de la Organización de Jubilados y Pensionados de la UNAM (OJUPE-UNAM) denunciaron en conferencia de prensa que el titular de Hacienda, Luis Videgaray, es directamente responsable que no se estén manejando los fondos debidamente porque en complicidad con las otras dependencias permitió que los sistemas de pensiones se conviertan en una caja abierta para el gobierno en turno y ocasionar una deuda que crece diariamente a costa del bienestar de los trabajadores y en perjuicio de las dos grandes instituciones de Seguridad Social como son el IMSS y el ISSSTE.

Anunciaron que ya están en curso un paquete de 1300 demandas en contra del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), donde acusan a los funcionarios del Gobierno federal de la mala administración de los fondos de pensiones y vivienda que desde la Reforma de 1992 han acumulado un pasivo laboral millonario, cuyo pago representaría varios Fobaproas juntos.

“El gobierno ilegal y fraudulentamente está utilizando esos fondos para garantizar su deuda externa por un lado y por otro invertirlo en bolsas de valores extranjeras sin control alguno”, explicaron los abogados Héctor Larrinaga y Humberto Luna, quienes al lado de Héctor Horacio Zacarías, presidente de la OJUPE, acusaron a la Secretaría de Hacienda de haber convertido los fondos de pensiones en la caja grande del gobierno federal y en cajas recaudadoras de Hacienda, olvidando que su objeto es proteger y estimular el derecho humano a la seguridad social”.

Según datos de la propia Secretaría de Hacienda, el gobierno federal tiene una deuda con los pensionados y jubilados de PEMEX, CFE, IMSS e ISSSTE, superior a los 9.9 billones de pesos. Explicaron que tal pasivo laboral no es más que un déficit fiscal del pago de las pensiones, porque nunca crearon los fondos de ahorro correspondiente y los gobiernos en turno tomaron ese recurso como gasto corriente.

El pasivo laboral calculado por la Secretaría de Hacienda a mediados del año pasado daba una deuda de 5.16 billones de pesos ante los trabajadores el ISSSTE; de 2.82 billones de pesos como deuda ante jubilados y pensionados del IMSS; 1.47 billones de pesos para quienes laboraron en Pemex y 536 mil millones de pesos para los jubilados de la CFE.

Incluso recordaron que la Junta Directiva del ISSSTE publicó en agosto de 2011 un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación donde reconoce la retención indebida de los recursos del Fondo de Vivienda y giraba instrucciones a FOVISSSTE para devolver ese dinero a los derechohabientes.

Destacaron los representantes e la organización de jubilados que también los trabajadores en activo están siendo víctimas de esta opacidad a través de los Fondos de Ahorro para el Retiro, pues aun cuando la ley establece que cada trabajador debe ser informado sobre los movimientos de sus ahorros, los estados de cuenta del SAR no se apegan a lo establecido por las leyes y nadie les informa como se está manejando su dinero. Los trabajadores desconocen con certeza si los montos que aparecen en los saldos de las subcuentas son reales o son cantidades mágicas o caprichosas.

Los representantes de la Organización de Jubilados y Pensionados de la UNAM (OJUPE-UNAM), denunciaron que desde hace 4 años 8 meses sostienen una serie de litigios contra la dependencia de seguridad social a favor de quienes aspiran a recuperar a través de estas demandas un aproximado de 750 millones de pesos, como parte de los derechos obtenidos por sus años de trabajo.

Estas demandas se encuentran en proceso jurídico concentradas en 13 expedientes radicados en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, de los cuales 8 se radicaron en la Junta Especial 14 Bis y el resto en otras Juntas Especiales. El objetivo de las mismas es recuperar el pago a valor presente del Fondo de Vivienda del periodo 1972-1992 y diferencias de años posteriores; es decir, fijados con la aplicación del Índice Nacional de Precios al Consumidor, más la tasa de interés anual correspondiente; así como el pago de los intereses devengados del Sistema de Ahorro para el Retiro de 1993 a la fecha en las jubilaciones de los trabajadores.

Posteriormente acusaron a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje de utilizar estrategias de dilación para evitar que los juicios lleguen a término, al realizar la acumulación en los expedientes a punto de resolverse, de los nuevos litigios que se generan en contra del ISSSTE, “tenemos calculado que el monto de las 1,300 demandas equivaldría a más de 750 millones de pesos; sin embargo, la institución responsable de dar salida a estos litigios está cooptada y de manera dictatorial trata de evitar la impartición de justicia”, explicaron.

Finalmente, convocaron a jubilados y pensionados a sumarse a la movilización que celebrarán el próximo 11 de febrero frente a las instalaciones del ISSSTE ubicadas en Buenavista, en la capital del país.

La misión….imposible

SOBREAVISO / René Delgado

13 Feb. 2016

Ya llegó, ya está aquí y la gran interrogante es: ¿cómo cumplirá con su misión?

La duda deriva del itinerario de la visita del Papa Francisco. Pisará el suelo donde el país rezuma y resume corrupción, pobreza, desigualdad, violencia criminal y oficial y donde se trafica con personas, drogas, armas… en suma, donde el país sangra y se encuentra herido, provocándole dolor y rabia.

Pisar tierra de indios, migrantes, víctimas, criminales, traficantes, corruptos, cómplices, incapaces, pusilánimes y, sobre todo, de gente sin respuesta a sus anhelos y alivio a su desasosiego, con el propósito de dejar un mensaje de esperanza, exige magisterio: denunciar con enorme fuerza y gran delicadeza la injusticia, la ilegalidad y la indolencia en casa del anfitrión.

Menudo arte el de seleccionar con precisión las palabras para decir lo que se tiene que decir, ni más ni menos, haciendo votos porque la esperanza prevalezca sobre el desaliento y porque el mensaje, al término de la misión, no se transforme en semilla de discordia superior a la prevaleciente.

Por la razón que fuere pudo más la diplomacia vaticana que la mexicana, la gira papal recorre el callejón donde el país está metido.

No hay lugar -a excepción, quizá, de la basílica de Guadalupe- donde la palabra encuentre reposo. Aun en la reunión en la Catedral de México, donde el
Papa Francisco hablará con la jerarquía eclesial mexicana, hay asuntos propios de la iglesia difíciles de tratar si, en verdad, se quieren abordar. Ahí estarán los príncipes que han cerrado los ojos y simulan que la iglesia nada tiene que ver con cuanto ha ocurrido dentro y fuera de ella.

Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua son emblemas, por antonomasia, del callejón donde el país está metido y el representante mayor de la iglesia católica resolvió recorrerlos. Esas entidades simbolizan las grandes regiones y los pequeños rincones del país donde se ha vivido y se vive en carne viva la marginación y la pobreza ancestral, la impunidad criminal y la pusilanimidad política imbatida, la falta de seguridad, respeto a la vida y la integridad, así como el tráfico de las peores expresiones de la inhumanidad. Donde millares de desaparecidos reclaman su reivindicación.

No deja de ser paradójico que, justo veinticuatro horas antes de la declaración papal señalando que hablará fuerte sobre los derechos humanos, la barbarie criminal haya cobrado 49 vidas en un penal, donde gobierna la delincuencia y no la autoridad institucional. Ir a un penal en Juárez, después de Topo Chico, adquiere otro significado y relevancia.

No es lo mismo que un político vaya a Roma y se tome la foto añorada con el Papa, que el Papa venga a México y se tome foto, ahí, donde se percibe la ausencia del compromiso del político con su comunidad. Es algo diametralmente distinto.

De ahí que las banderitas y los pendones, el repintado de estadios, el tendido de fibra óptica y el recubrimiento con pintura de agua de la realidad cotidiana, en suma, el boato y el protocolo preparado por los políticos para recibir a Francisco pueda terminar siendo el escenario donde se señale esa falta de compromiso de un gobierno con sus gobernados y, en esto, todas las banderías políticas están involucradas.

Más de un político estará los próximos días con el Jesús en la boca, rogando con laico fervor porque nada ocurra. Y es que, pese al socorrido discurso sobre el cambio, la transformación y el movimiento, la verdadera divisa de los últimos tres sexenios ha sido un absurdo: lo mejor que puede suceder es que nada ocurra. El empeño no se ha puesto en hacer lo necesario para que suceda aquello que debe de ocurrir, sino en administrar la inercia.

Cómo cumplirá su misión el Papa Francisco a partir de las expectativas generadas desde el anuncio de su visita se verá en estos días. Si el mensaje de esperanza conmueve y genera otra actitud y actuación o si se desvanece la noche del miércoles, apenas despegue el avión con destino a Roma.

La clave del resultado de la visita comenzará a descifrarse a partir del amanecer del jueves. Cuando de nuevo se mire con temor la cotización del peso frente al dólar y el precio del petróleo. Cuando los legisladores aborden el asunto del mando único de la policía sin el gobierno de las instituciones. Cuando los consejeros legitimen la elección tutelada y sujeta a restricciones ciudadanas de la asamblea constituyente de la Ciudad de México. Cuando se anuncie qué se hará con Petróleos Mexicanos, la empresa productiva del Estado que no es empresa, ni productiva, ni del Estado.

Cuando el despacho del subsecretario de Prevención del Delito siga vacío. Cuando se entienda qué significa lo que la madre de un desaparecido dice al señalar que dieron con su hijo porque le entregaron "unos pedacitos de sus restos". Cuando los concesionarios de radio y televisión cierren filas para tirar el modelo de comunicación política-electoral que afecta sus ganancias. Cuando se verá si el debate sobre la legalización de la mariguana es o no un mero simulacro.

Cuando los casineros inicien su enésima campaña para darse la ley que les permita establecerse como quieren. Cuando el crimen retome su actividad habitual, reconociendo nuevas áreas de oportunidad para su industria. Cuando los partidos se apresten a desatar la guerra sucia electoral para conquistar los palacios, donde quieren ejercer el no poder. Cuando los suspirantes a la Presidencia de la República se desboquen. Cuando la administración advierta el tamaño de la crisis económica, política y social que se le viene encima y, frente a la cual, actúa como si fuera una simple tormenta tropical.

La noche del miércoles se va Francisco, la mañana del jueves el país se queda.

Por lo pronto, el Papa ya llegó, ya está aquí y la interrogante es cómo cumplirá su misión. Si, en verdad, tras recorrer el callejón donde el país se encuentra, su mensaje de esperanza es gota del océano de misericordia que desea frente al río de la miseria, violencia, hambre y persecución.

sobreaviso12@gmail.com

Periodista. Diarista desde 1978, especializado en asuntos políticos. Su columna "Sobreaviso" data de 1989. Es autor de La oposición: debate por la Nación, Ovando y Gil: Crimen en Víspera de Elecciones y de la novela El Rescate.

Leer más: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=81982#ixzz404M7HwZt
Follow us: @reformacom on Twitter

Estamos observando un nuevo paradigma en los tiempos que corren, el Sinarquismo se está fusionado con el Narco.

Veamos estas claras ideas de Rockefeller al respecto, “Empecé a conocer esta elite de poder oculta en 1967, cuando el italiano Carlo Pesenti {fundador del Banco Vaticano y del Banco Ambrosiano}, me llevó como invitado a sus reuniones secretas, David Rockefeller en sus Memorias” {‘Memoirs’, p. 412-413}, el fundador de dicho grupo fue Otto von Habsburg- de los aristocráticos Habsburgo de Maximiliano quien invadió México en 1860 con el apoyo de los católicos de extrema derecha y que causaron que nuestro país se convirtiera en un casi protectorado francés y ahora lo es de los Estados Unidos- y de España, que buscaban el renacimiento de Europa en base al poder secreto con grupos armados secretos como Gladio, que era una operación de guerra de guerrillas para ser utilizadas en caso de que las tropas de la OTAN fueran derrotadas por las del Pacto de Varsovia de la URSS. La idea era invitar a hombres de empresa, militares, religiosos, editores y hombres de medios, académicos, y políticos para conjugar un poder fuerte y sin posibilidad de perder un milímetro de Europa y de América a manos soviéticas y hoy a manos chinas. Su inclinación no era democrática sino provenían de las filas fascistas y sinarquistas y eran profundamente anti-comunistas y contra cualquier movimiento popular de izquierda, sobresalía el Opus Dei (hoy en la Presidencia de México)

http://www.m-x.com.mx/2016-02-12/ecatepec-recibira-al-papa-con-los-brazos-abiertos-y-altos-niveles-de-contaminacion-en-el-aire/

Cinco puntos clave de la "histórica" encíclica del papa Francisco sobre el cambio climático

La solución requerirá de un alto grado de sacrificio, una "audaz revolución cultural" en todo el mundo

.

La encíclica, titulada Laudato Si (Alabado Sea) y calificada por algunos de "histórica", por ser la primera vez que un Papa dedica un documento de este tipo a la protección medioambiental, consta de 190 páginas, cubriendo amplios temas. BBC

·

El calentamiento global es real.

"Hay un consenso científico sólido" que se trata de un fenómeno innegable.

Si no se toman medidas para frenarlo se reducirá el agua potable, dañará la agricultura, conducirá a la extinción de algunas plantas y animales.

Es un riesgo el aumento en los niveles de los mares que podrían terminar inundando algunas de las ciudades más populosas del mundo.

· Es principalmente el resultado de la actividad humana.

El cambio climático se da en parte de manera natural pero que los estudios científicos indican que su "principal" causa somos los humanos.

El "consumismo inmoral" ha llevado a la sociedad a un comportamiento que permite la degradación continua del medio ambiente.

"La tecnología basada en combustibles fósiles muy contaminantes -sobre todo el carbón, pero aún el petróleo y, en menor medida, el gas- necesita ser reemplazada progresivamente y sin demora",

·

Los países ricos tienen una "deuda ecológica" con los países pobres.

Los países en desarrollo están a la merced de las naciones industrializadas que explotan sus recursos para alimentar su producción y consumo, una relación "estructuralmente perversa".

Rechazó el argumento de que solo a través del crecimiento económico se puede resolver el hambre, la pobreza y se puede recuperar el medio ambiente.

Llamó esa filosofía "un concepto mágico del mercado".

§ Creación de instituciones internacionales fuertes

Se necesitan regulaciones a nivel gubernamental para frenar el calentamiento global, pero es esencial instituciones eficientes y organizadas con la potestad de sancionar a quienes incumplan las normas.

"Es esencial lograr un consenso global para enfrentar problemas más profundos que no pueden ser resueltos por las medidas unilaterales de países individuales". Las regulaciones por sí solas no resolverán todo el problema. Debe existir un cambio de perspectiva ética global para cuidar de la naturaleza y hacer que los pueblos sean prioridad.

§ Presión a los líderes políticos y sacrificio individual

"Muchos de aquellos que tienen más recursos y poder económico y político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas, tratando sólo de reducir algunos impactos negativos del cambio climático".

Hizo un llamado para que individuos formen redes sociales para presionar a los líderes políticos y para ayudar a los que han quedado desamparados y desempleados debido al cambio climático.

También instó a todos a hacer pequeños cambios en sus hábitos diarios, incluyendo el "uso de transporte público, compartir viajes en auto, plantar árboles y apagar luces innecesarias".

Al fin y al cabo, los conservadores en EE.UU. son conocidos por negar la conexión entre el cambio climático y las actividades humanas, y por oponerse a la adopción de medidas que limiten, por ejemplo, la emisión de gases con efecto invernadero.

"Dejar la ciencia a los científicos"

Esta encíclica, la primera de un pontífice dedicada enteramente al medio ambiente, ha dado nuevos argumentos a aquellos en EE.UU. que creen que el Papa es "demasiado liberal" o incluso de tendencias "comunistas", por su posición aperturista en cuestiones sociales y por sus críticas al "capitalismo salvaje" y a la "dictadura de la economía"; no ha sido bien recibida ido incluso por muchos cristianos estadounidenses, que en el pasado se alinearon con los postulados del papa Juan Pablo II o de Benedicto XVI, pero que no comulgan en importantes asuntos con el actual pontífice.

Hace unas semanas fue Rick Santorum, candidato republicano de cara a las presidenciales de 2016 y católico devoto, quien dijo en una entrevista de radio que "la iglesia se ha equivocado en cuestiones científicas varias veces" y que debería "dejar la ciencia a los científicos" y centrarse en cuestiones de "teología y moral".

En el pasado Santorum, quien es padre de familia numerosa, llegó a asegurar que "a veces es difícil escuchar" al papa Francisco por algunas de sus declaraciones, como en las que dijo que "ser un buen católico no implica tener hijos como conejos".

Mientras, el republicano Jim Inhofe, presidente del comité medioambiental del Senado de EE.UU., quien hace unos meses ocupó numerosos titulares de prensa por presentar una bola de nieve como prueba de que el cambio climático es "un fraude", le dijo al Papa "que se preocupe de sus propios asuntos".

Algunos periodistas del conservador canal Fox News también opinaron sobre la cuestión.

Por ejemplo, el controvertido satirista Greg Gutfeld dijo que con sus posicionamientos Francisco "es peligroso" porque "busca el respeto de sus adversarios", dando a entender que el catolicismo es incompatible con los movimientos ambientalistas.

"No quiere ser un Papa abuelo. Quiere ser un Papa moderno. Le faltan unas rastas y un perro con un pañuelo para unirse al movimiento Occupy Wall Street (Ocupa Wall Street)", dijo Gutfeld.

Por su parte, Michael McKenna, un asesor republicano citado por el diario New York Times, que se describe a sí mismo como un "conservador católico", dijo que el Papa está "vendiendo una línea de socialismo de estilo latinoamericano" y que Bergoglio "no está en sintonía con la iglesia católica de EE.UU.".

McKenna también aseguró que Jeb Bush y Marco Rubio -este último el senador cubano-estadounidense que también aspira a la presidencia de EE.UU. y que en el pasado ha negado la conexión entre las actividades humanas y el cambio climático- "están más en línea con la iglesia católica estadounidense" que el actual Papa.

Católicos divididos

Pero las palabras de Santorum o McKenna sobre Bergoglio no parecen reflejar la opinión de muchos católicos en EE.UU.

Según los datos de una reciente encuesta del centro de estudios Pew, un 86% de ellos tiene una visión positiva del Papa y un 71% cree que el planeta se está calentando.

Pese a ello, la encuesta del Pew refleja una división partidista entre los católicos estadounidenses sobre el asunto del cambio climático.

Así, la mitad de los católicos republicanos creen que hay pruebas inequívocas de que la temperatura de la Tierra está aumentando, comparado con un 80% de los católicos demócratas.

De entre los primeros, sólo una cuarta parte cree que el hombre tiene algo que ver con el cambio climático y que este supone un riesgo serio, una cifra que entre los demócratas se sitúa alrededor del 60%.

Pero parece que los que se oponen a que el Papa se pronuncie sobre cuestiones medioambientales no sólo se encuentran entre los conservadores de EE.UU. sino también dentro del propio Vaticano.

La filtración a principios de esta semana a la prensa de extractos de la encíclica papal fue interpretada por algunos como una estrategia de los sectores más conservadores de la iglesia para disminuir el impacto mediático del mensaje del pontífice.

Los analistas creen que con la encíclica, el Papa espera influir en el debate de la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se celebrará en el mes de diciembre en París.

En este encuentro se debería llegar a un acuerdo vinculante que sustituya el Protocolo de Kioto, fijando nuevos límites a la emisión de gases con efecto invernadero.

Las personas y el planeta en primer lugar: el imperativo de cambiar de rumbo

1 de julio de 2015.-

En la mañana del 01 julio, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, se llevó a cabo la presentación de la Conferencia de alto nivel ”Las personas y el planeta en primer lugar: el imperativo de cambiar de rumbo” (Roma, Augustinianum, 2-3 julio), organizada por el Consejo Pontificio Justicia y Paz y CIDSE, red internacional de Ong católicas para el desarrollo.

Han intervenido el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, la escritora Naomi Klein, Ottmar Edenhofer, Co-Presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) yBernd Nilles, Secretario General de la Alianza Internacional de Organizaciones de Desarrollo católicas (CIDSE).

El cardenal Turkson subrayó que el título de la conferencia, que se centrará en el cambio climático, indica claramente el objetivo que se persigue: la gente y el planeta, no uno a expensas del otro y recordó que en su última encíclica, ”Laudato si”, el Papa propone una ecología integral que respete la dimensión humana y social y evidencia que el cambio climático es uno de los principales desafíos que enfrenta la humanidad en nuestros días, señalando además que el clima es un bien común, que pertenece a todos y es significativo para todos. ”Sin embargo -señaló el purpurado- los costos del cambio climático repercuten sobre todo en los que son menos responsables y menos capaces de adaptarse a él, a los pobres. En general, el cambio climático es un problema global con un espectro de consecuencias graves: ambientales, sociales, económicas y políticas”. En Laudato si’, el Santo Padre lamenta también el fracaso de las últimas cumbres mundiales sobre el medio ambiente y lanza un llamamiento urgente para que se logren acuerdos internacionales vinculantes para detener el cambio climático.

A este respecto, como observó el cardenal Turkson, la conferencia COP21 (París, 30 noviembre-11 diciembre 2015) será crucial en la identificación de soluciones fuertes para el problema del cambio climático . Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2015-2030) también son relevantes en este contexto y coinciden en diversos aspectos con cuanto afirma el Papa en su encíclica. ”Por ejemplo -señaló el prelado- en el punto 13 dedicado al imperativo de tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus repercusiones, las propuestas incluyen la construcción de ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles; el establecimiento de patrones de consumo y producción sostenibles; la defensa del mar y el uso sostenible de sus recursos marinos para el desarrollo , la protección, la restauración y la promoción del uso sostenible de los ecosistemas terrestres, la gestión sostenible de los bosques, la lucha contra la desertificación, el impedir y revertir la degradación del suelo y la pérdida de biodiversidad”.

”Estos objetivos, de forma similar a los puntos importantes en ”Laudato si ”, dependen del compromiso y la voluntad de toda la comunidad mundial durante la 70 Asamblea General de la ONU de mediados de septiembre de 2015. Sin embargo -el mayor obstáculo para el “imperativo de cambiar de rumbo” no es económico, científico o incluso tecnológico, sino que se anida, más bien, en nuestras mentes y corazones…La misma lógica que dificulta tomar decisiones drásticas para invertir la tendencia al calentamiento global es la que no permite cumplir con el objetivo de erradicar la pobreza… La dimensión política necesita retomar el control sobre la economía y las finanzas, es decir, sobre las decisiones básicas de las sociedades humanas. Este es el camino que recorre la entera familia humana, el que pasa de Nueva York a París y más allá”, finalizó el prelado.

A continuación Naomi Klein afirmó que cuánto escribe el Papa Francisco en Laudato si, no es solo una enseñanza para el mundo católico, sino para ”cada persona que viva en este planeta”. ”Y puedo decir que, como feminista judía no practicante que se siente sorprendida de haber sido invitada al Vaticano, ciertamente me habla también a mí”.

”En un mundo donde el beneficio se coloca constantemente antes que las personas y el planeta, la economía del clima tiene mucho que ver con la ética y la moral -prosiguió- Porque si estamos de acuerdo que poner en peligro la vida en la tierra es una crisis moral, entonces nos corresponde a nosotros actuar moralmente. Eso no significa poner en juego el futuro merced a los ciclos de auge y caída del mercado. Significa políticas que regulan directamente la cantidad de carbono que se puede extraer de la tierra. Significa políticas que nos lleven a conseguir el cien por cien de energía renovable en dos o tres décadas, no a finales de siglo. Y significa la asignación de recursos comunes y compartidos, como la atmósfera, sobre la base de la justicia y la equidad”.

Por eso ”un nuevo tipo de movimiento climático está emergiendo rápidamente. Se basa en la verdad más valiente expresada en la encíclica: que nuestro sistema económico actual al mismo tiempo que alimenta la crisis climática nos impide tomar las acciones necesarias para evitarlo. Un movimiento basado en el conocimiento de que si no queremos que el cambio climático se nos escape de las manos necesitamos un cambio de sistema. Y debido a que nuestro sistema actual también está alimentando cada vez mayor desigualdad, tenemos la oportunidad, frente al desafío climático, de resolver múltiples crisis superpuestas a la vez. En resumen, podemos conseguir invertir la ruta hacia un clima más estable y al mismo tiempo hacia una economía más justa”.

”Esta creciente comprensión es la causa de algunas alianzas sorprendentes e incluso inverosímiles. Como, por ejemplo, yo en el Vaticano. Al igual que los sindicatos, los indígenas, los fieles de diversos grupos y los ecologistas trabajando más a contacto que nunca. Dentro de estas coaliciones, no estamos de acuerdo en todo…. Pero sabemos que la puesta en juego es tan alta, el tiempo tan corto y la tarea tan grande que no podemos permitirnos el lujo de dejar que las diferencias nos dividan. Cuando cuatrocientas mil personas marcharon por la justicia climática en Nueva York el pasado mes de septiembre, el lema fue “Para cambiar todo, necesitamos a todos”. Ese todos incluye, por supuesto a los líderes políticos. Y después de haber asistido a muchas reuniones con los movimientos sociales sobre la cumbre COP en París, puedo afirmar que habrá tolerancia cero para otro fracaso disfrazado de éxito ante las cámaras. Si el acuerdo no logra reducciones inmediatas de emisiones al tiempo que proporciona un apoyo real y sustancial para los países pobres, entonces será declarado un fracaso. Como realmente lo sería”.

”Lo que siempre debemos recordar -subrayó Naomi Klein- es que no es demasiado tarde para desviarse del camino peligroso que nos está llevando hacia 4 grados de calentamiento. De hecho aún podríamos mantener el calentamiento por debajo de 1,5 grados si lo consideramos nuestra principal prioridad colectiva. Sería difícil, sin duda. Tan difícil como el racionamiento y las reconversiones industriales que una vez que se hicieron en tiempos de guerra. Como los programas ambiciosos de lucha contra la pobreza y obras públicas a raíz de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. Pero difícil no es lo mismo que imposible. Y renunciar a una tarea que podría salvar incontables vidas y evitar tanto sufrimiento, simplemente porque es difícil, costoso y requiere sacrificio de los que pueden permitirse vivir con menos no es pragmatismo. Es una rendición de lo más cobarde. Y no hay análisis de costos y beneficios en el mundo capaz de justificarlo”.

PAPAFRANCISCO: Los bienes de la Tierra están destinados a todos. Y por mucho que alguien exhiba su propiedad, tiene una hipoteca social. De esta manera, pasamos de la estricta justicia económica, basada en el comercio, a la justicia social, que defiende el derecho humano fundamental a una vida digna. La recolección de los recursos naturales, tan abundantes en Ecuador, no debe ser afectada por beneficios a corto plazo.

Eso queda muy claro en la encíclica. Y el tema principal de la encíclica es la interdependencia. Como también mencionaste, o como pudimos escuchar en el vídeo, Francisco habla de los recursos naturales como algo a lo que todo el mundo tiene derecho. Y esto, por supuesto, supone un reto para un principio básico del capitalismo que es la propiedad privada, en el que si compras algo es tuyo y puedes hacer lo que quieras con ello. Y esa es otro mensaje muy potente en la encíclica: la idea de los bienes comunes, que la atmósfera es un bien común, que el agua es un derecho. Y creo que se puede ver la influencia de los muchos años de trabajo del papa Francisco en Argentina. Él ofició en las afueras de Buenos Aires, en un lugar donde pasé algún tiempo haciendo reportajes y filmando. Y en las afueras de Buenos Aires han sufrido una de las experiencias más catastróficas resecto a la privatización del agua, en la que una compañía francesa llegó y construyó tuberías, pero después se negó a poner las alcantarillas. Así que cada vez que llueve se producen enormes inundaciones, e incluso hay casos de cuerpos arrastrados por las calles y en los sótanos de la gente, así que se puede decir que él sabe de que habla. Él ha visto la manera brutal en que el capitalismo desregulado ha sido introducido en el Cono Sur de América Latina, y también entiende que esta es una forma de capitalismo que, en esa parte del mundo, se impuso con gran violencia.

Lo cierto es que, pese a las divisiones que provoca la encíclica, los discursos religiosos y científicos se alinearon. Ahora el comentario inocente sobre salvar a la Tierra es un asunto que reúne a políticos, activistas y, hoy, católicos del mundo entero

Desde Ciudad del Vaticano

El papa Francisco reclutó para el Vaticano a la activista y ensayista Naomi Klein, la autora de una de las biblias antiglobalización, No Logo, para su batalla en defensa del medio ambiente, que inauguró con su encíclica Laudato si.

“Estoy con el Papa. La suya es una voz muy importante para recordar al mundo que no puede existir la economía sin la moral”, dijo la autora canadiense.

Klein fue invitada a la Santa Sede a participar de la conferencia “Las personas y el planeta en primer lugar: la necesidad de cambiar el rumbo”.

This Changes Everything: Capitalism vs. the Climate ‘Esto lo cambia todo. El capitalismo contra el clima’ (Paidós, 2015) se ha gestado -según reconoce Klein- para dar respuesta a su anterior obra, ‘La doctrina del Shock’ (2007), que trataba de evidenciar cómo muchas de las políticas del libre mercado fueron introducidas aprovechando momentos de intensa transformación social, desastres y confusión. "Menos de un año después pudimos comprobar esta teoría con el hundimiento de Wall Street que serviría para lanzar políticas que de otro modo hubieran encontrado resistencia", ha afirmado la periodista.

En el libro, la escritora denuncia con ferocidad al actual sistema económico por perjudicar al planeta con sus prácticas que envenenan el aire, la tierra y el agua, una postura en línea con las críticas del propio Francisco sobre la "nueva tiranía" del capitalismo.

En esta obra explica con lujo de análisis cómo la implantación del neoliberalismo responde a un programa de ingeniería social y económica que ella identifica con el apelativo de «capitalismo del desastre». El Golpe de Estado de Pinochet en Chile, por ejemplo, fue el medio utilizado por los “Chicago boys y la clase dominante para aplicar un “tratamiento de shock” a la economía y a la sociedad chilena en su conjunto. Lejos de ser el camino hacia la manoseada “libertad”, como dicen los fascistas nostálgicos de la UDI, el capitalismo tampoco se desarrolla de manera natural. Son los grandes empresarios y los gobiernos capitalistas los que aprovechaban los periodos de crisis (acompañados de angustia, incertidumbre, miedo y sufrimiento) económicas, guerras, desastres naturales, ataques “terroristas” y epidemias, para saquear los intereses públicos y llevar a cabo todo tipo de reformas neoliberales a favor de los mercados capitalistas globales tanto productivos como financieros y que terminan siempre favoreciendo a las grandes empresas y a las multinacionales, Naomi Klein cree en el ecologismo de los pobres y los indígenas mucho más que en el ecologismo de las grandes organizaciones verdes. Su libro explica sus correrías hasta las barricadas y bloqueos contra la minería de oro a cielo abierto en Grecia y contra la fractura hidráulica de gas de esquisto en Francia y en Rumania, en los humedales de Luisiana para inspeccionar los daños del derrame de British Petroleum. Basándose en los informes de EJOLT, reconstruye la historia real de la propuesta de dejar el petróleo en el suelo en la región de los Ogoni en el delta del Níger y en la Amazonia de Ecuador, y la fundación de Oilwatch en 1995 que proponía, ya entonces, la defensa de poblaciones locales señalando a la vez que hay que dejar gran parte de los combustibles fósiles en tierra si el aumento de la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera debe ser evitado. El libro incluye viajes a la devastación de las arenas bituminosas de Alberta en Canadá y la participación en la resistencia contra el oleoducto Keystone XL. Narra también la resistencia a la minería y transporte de carbón. Naomi Klein cita el artículo 71 de la Constitución de Ecuador sobre los derechos de la naturaleza, la obligación de respetar y restaurar los poderes regenerativos de la naturaleza. El derecho a regenerar es una frase clave.

La autora contribuye con este libro al movimiento por la justicia climática global.

Al Papa no lo engañan, sabe todo; pero está atado de pies, manos y cerebro

Pedro Echeverría V.

1. Me provoca mucha risa, pero también coraje, que todavía hayan personas y hasta periodistas que le pidan al Papa que se despoje de todos los engaños y que conozca al verdadero México. Desde hace 50 años vengo oyendo que los ricos, los poderosos esconden la verdad y no dejan que “el presidente” se entere de la realidad. Puta, no hay personajes más enterados, con más conocimiento de lo que sucede que el Papa, los presidentes, el gobierno de los EEUU y demás gobernantes. Antes de aceptar o planear un viaje esos personajes estudian mapas, distancias, carreteras, estadísticas, fotografías, conversan con mil personas, envían comisiones, les pasan películas, hacen sus programas. Coño saben diez veces más que cualquier estudioso.

2. El Papa Francisco sabe que sólo el tres por ciento de los mexicanos pertenece a la clase rica, que quizá el 10 por ciento a las clases medias y el 87 por ciento a la clase pobre, miserable, desempleada y marginada. Sabe perfectamente –porque no es tonto- que la ciudad de México concentra la pobreza en todo el Oriente y norte de la Ciudad y que los multimillonarios viven en Las lomas, Polanco, El pedregal, San Ángel, y decenas de zonas residenciales exclusivas; sabe que el centro histórico es el más interesante, pero allí en antiguos edificios, casas de vecindad, en las aceras, viven los más viejos y los más pobres abandonados a su suerte. ¿Cree alguien acaso que el Papa y los presidentes no conocen miles de fotografías publicadas?

3. ¿Quién no ha visto fotografías de niños de todos los continentes con enormes estómagos, con brazos y piernas que parecen sus huesos y con moscas y demás insectos circulando sobre ellos y sin nada qué comer? Esa realidad la conocen muy bien el Papa y los más grandes políticos del mundo e incluso, rechazan mirar esa realidad. ¿Acaso no se publican millones de estudios que conocen mucho mejor que nosotros los altos gobernantes y sus asesores? Más que decirle al Papa que baje de su “papamóvil” y rompa la vallas para “mirar la realidad” lacerante, habría que decirle que radicalice sus discursos, que fustigue a todos los gobiernos, que exija que EEUU deje de hacer guerras de saqueo y despojo, que hable de la realidad que el 90 por ciento de la población vive.

4. Los Papas y presidentes ya no tienen que mirar nada porque lo saben todo. Los profesores y periodistas sabemos algo, pero esos personajes de la alta política saben lo que sucede y hasta como remediarlo. Saben esos personajes que la miseria y la pobreza no son de origen divino, no es por flojera o irresponsabilidad. Saben que toda la riqueza acumulada es explotación, saqueo, robo, opresión de unos cuantos contra los trabajadores. Todo lo que tenemos (mucho o poco) es trabajo de muchos para beneficio de unos cuantos. Así que hay que exigirle al Papa que hable, que no tenga miedo y que se olvide del Estado que representa. Si dijera que todos los gobiernos dejen de explotar y engañar a sus pueblos y que éstos deben luchar para liberarse otra cosa sería.

5. Pero el Papa pensaría que es una locura denunciar el capitalismo, la explotación, la miseria, las guerras, porque pone en peligro su vida y al mismo Vaticano. Por ello prefiere hacer críticas pequeñas o hablar con palabras novedosas, hasta espectaculares, pero que no lleguen a la raíz de los problemas. Pues por ello –por esa inteligencia de no enfrentarse al poder real- la iglesia sigue viviendo y haciéndose más poderosa. El capitalismo soporta la liberación femenina, el aborto, la homosexualidad, la pederastia, etcétera; pero nunca podrá permitir que una religión que dice defender la pobreza, ponga en práctica acciones concretas que caminen hacia ese objetivo. Si el Papa sólo puede decir discursos, si no están definidos, poco valen.

6. Ya dije que a mí me vale un carajo que venga o no venga. Como dirían políticos inteligentes mexicanos: “Ni me beneficia ni me perjudica; todo lo contrario”. Pero no me gustan los discursos abstractos y muy generales porque son más de lo mismo y no ayudan a transformar nada. Pero como va a estar muy preocupado por buscar y leer mis artículos antes que diga una palabra, aprovecho la oportunidad para pedirle como Papa Francisco: sólo dile al pueblo: a)que ya no se deje engañar por el gobierno, los empresarios y los medios de información siempre al servicio de los ricos; b) que tiene que luchar aquí en la tierra (no esperar el cielo) contra la explotación y la opresión y, por último, c) que sólo será libre el día que entierre el capitalismo que lo despoja. (12/II/16)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

29 mayo 2006

El Misterioso Jean-Martin Popiel

Sinarquismo Francés

Infokrisis.- Reuniendo material para otros temas, nos hemos encontrado con el libro de Henri Coston "Con dinero rueda el mundo", publicado en 1957 por Samarán Ediciones, cuyo capítulo XI (págs. 115-130) hemos escaneado para nuestros migos y lectores. En otras ocasiones hemos hablado de "sinarquía" en estas mismas columnas de infokrisis y siempre hemos procurado remontarnos a las fuentes originarias. Incluso en la obra Gaudí y la Masonería aludimos ampliamente a la sinarquía. Todo lo que se suele repetir sobre la sinarquía en los últimos años deriva de este capítulo de Henri Coston que ha sido manejado, adulterado, retorcido por escritores posteriores en busca de la "conspiración perdida". El propio Coston percibe, durante su estudio que la sinarquía es algo "extraño". Inicialmente creía que se trataba de un proyecto masónico, pero cuando examina el programa del M.S.E. percibe que es más bien el de una formación casi tradicionalista. Todavía no se ha escrito la última página sobre la sinarquía. Cuando se escriba, sin duda, será la continuación de estas líneas de Costón.

CAPITULO XI

LOS SINARCAS DE LA REVOLUCIÓN NACIONAL

1940. Francia vencida -momentáneamente vencida, piensan algunos- se entrega al viejo jefe que la había salvado en Verdún.

El régimen parlamentario se ha hundido. Los dirigentes de ayer se han dado a la fuga. Un personal renovado, si no enteramente nuevo, ha tomado su puesto. Hay allí, en torno al mariscal Pétain, exministros de la difunta República, hombres, políticos, soldados y marinos. Hay también hombres de negocios y banqueros, que representan esas “coaliciones de intereses económicos” que el jefe del Estado espera poder meter en cintura:

«Dos principios esenciales van a guiarnos, declara: la economía debe ser organizada y controlada; "la coordinación por el Estado de las actividades privadas debe acabar con la potencia de los Irus1s y su poder de corrupción"” (1).

He aquí algo que no interesa a las «potencias del dinero». Estas se encuentran demasiado bien colocadas en Vichy, para no oponer a la «revolución nacional» una fuerza de inercia capaz de agostar el movimiento. ¿Se ha dado cuenta de ello el mariscal Pétain?

En agosto de 1941 afirma «querer vencer la resistencia de todos estos adversarios del nuevo orden y acabar con sus empresas diezmando a sus jefes».

«En cuanto a la potencia de los trusts, proclama, ha buscado la manera de afirmarse de nuevo, utilizando para sus fines particulares la institución de los Comités de Organización Económica. Estos Comités habían sido creados, no obstante, para enderezar los errores del capitalismo… Estos organismos provisionales, creados bajo el imperio de una necesidad acuciante, han sido demasiado numerosos, demasiado centralizados y demasiado posados. Las grandes sociedades se han atribuido en ellos una autoridad excesiva y un control muchas veces inadmisible.

A la luz de la experiencia, corregiré la obra emprendida y emprenderé, contra el capitalismo egoísta y ciego, la lucha que los soberanos de Francia han entablado y ganado contra el feudalismo.

Quiero que nuestro país se vea libre de la más despreciable de las tutelas: la del dinero» (2).

Estas palabras eran pronunciadas pocos días después de la publicación, en el periódico de Marcel Déat, de un artículo muy notado, contra la Banca Worms, acusada de «colonizar» el gobierno del mariscal Pétain:

«Hablábamos ayer, escribe el editorialista de "L’Oeuvre", del equipo adoctrinado, sostenido e impulsado hacia el poder por la Banca Worms, a la que, por otra parte, sería mejor llamar la… banda Worms. Es ella quien después de la siniestra calaverada del 13 de diciembre, domina en Vichy» (3).

Seguía una diatriba contra ciertos ministros y secretarios de Estado pertenecientes a la «banda Worms». Y el redactor concluía: “En todo caso, Francia vale más que la Banca Worms”.

Creemos, no obstante, que sería injusto querer ver en una u otra personalidad que el periódico de Marcel Déat ponía en el paredón a un falso patriota e incluso a un vulgar soporte de la finanza internacional. Había entre ellos excelentes franceses; a decir verdad, eran raros los agentes de la Alta Banca.

No obstante, unos y otros pertenecían a una camarilla, a un clan, puede que a un grupo que les ligaba estrechamente a estos “intereses económicos” de los que hablaba el mariscal Pétain. Una vez más no son los hombres lo peor en el sistema. No son los «capitalistas» (4), es el mismo capitalismo, el capitalismo que corrompe a veces a los que se le acercan y que los marca para siempre.

Sirviendo al mariscal Pétain pensaban servir al Estado y, muchas veces, lo servían realmente.

Pero la buena voluntad no es bastante en semejante asunto, y el Estado, entidad un poco abstracta, no es todo. Existe también la nación y existe también el pueblo.

Un Estado entregado a una oligarquía financiera puede parecer fuerte y dar la sensación de la honestidad y el orden. No es más que una fachada dorada, tras la cual todo un pueblo oculta su miseria.

Y esto es el mayor reproche que haremos a estos hombres de los trusts y de la finanza, convertidos, de golpe, en ministros. Creyeron, sin duda, con la mayor buena fe, que Francia era una sociedad anónima que podía dirigirse como una empresa. La administraron lo mejor que supieron (5). Pero lo hicieron como corrientemente lo hacen los administradores de las sociedades, no para la masa de los accionistas, sino para los grupos que se repartían la administración y las ventajas del negocio. Lo hicieron por cuenta de los consorcios, de los trusts, de las bancas, de los que eran ya altos empleados o representantes. Prisioneros de su medio, de sus amistades, de sus intereses, no han podido romper las ataduras que les impedían ser los grandes representantes de Francia.

Al poner a M. Hypolite Worms en evidencia, Marcel Déat respondía a un reflejo natural, el mismo del labriego cuando se encuentra en presencia de un hombre de negocios. A la desconfianza del labriego, cuya hucha se ha vaciado desde hace un siglo para enriquecer al financiero, se ha unido la hostilidad del intelectual «de izquierda» y del burgués “de derecha” (6). Al denunciar el dominio de la Banca Woms sobre Vichy, Marcel Déat cedía a su instinto.

No decimos que jamás se equivocara. Nosotros, que hemos sido sus adversarios y que estábamos de acuerdo con él para denunciar la ingerencia de la alta finanza en los asuntos de Francia, sabemos muy bien que cometió graves, muy graves errores. Pero ante este francés que volvió a la fe de sus padres en la dureza del exilio, agonizando lejos de esta tierra de Francia, que había amado con pasión, a su manera sin duda, pero con todo su corazón, nos es imposible no echar un velo de olvido sobre cuanto antes pudo separarnos (7). Al igual que nos es difícil de olvidar que aquel a quien había acogido cerca de sí, y formado como a un hijo, está hoy al servicio de estos mismos Worms que él fustigaba con tanto ardor.

¿Es posible, como se ha hecho tantas veces, asimilar la casa Worms a una «Banca judía»? ¿Se puede clasificar a M. Hypolíte Worms entre los sinarcas?

Es más fácil responder a la primera pregunta que a la segunda. M. Hypolite Worms, que tuvo bastantes dificultades pese a su patronímico peligroso (8), no era considerado como «judío» por la legislación del Estado francés. Nacido en París el 26 de mayo de 1889, hijo de M. Lucien Worms y de Mme. Virginia Adela Houcke, su esposa, M. Hypolite Worms es el nieto del fundador de la casa, de la que lleva el apellido. Su madre, que era cristiana, le hizo bautizar poco después de su nacimiento.

Habiendo roto con el judaísmo de su familia paterna. M. Worms casó el 14 de febrero de 1912 con una cristiana, Mlle. Gladys Mar Lewis-Morgan, en la ig1esia de All Saints-Mararet Street, parroquia de Marylebone, en el condado de Londres, «de acuerdo con los ritos y las ceremonias de la Iglesia establecida». Su hija única, Mlle. Marguerite Viviane, se casó a su vez con un cristiano, M. Robert Wilfrid Kennet Clive, hijo de M. Robert Henry Clive, embajador de Inglaterra en el Japón (9).

Así pues, a la vista de los decretos y ordenanzas de 1940-1944, M. Hypolite Worms no era “judío”. Pero uno de sus socios, M. Michel Goudeaux, y Mme. Labbé, de soltera Daudehaux, comanditaria de la casa, lo eran.

Según una información pericial efectuada después de la liberación por el Tribunal de Justicia, se desprende que las autoridades alemanas fijaron su atención sobre la Banca Worms, «tanto por el origen parcialmente israelita del capital como por la importancia de la actividad de la sociedad y por la personalidad de M. Worms, cuyas relaciones familiares anglosajonas eran conocidas» (10).

Aun cuando M. Goudchaux y Mme. Labbé habían transferido a sus hijos sus participaciones en la sociedad y que M. Hypolite Worms, anticipándose a los acontecimientos, habían hecho designar por el ministro de Hacienda de entonces un comisario provisional (M. Olivier de Seze), las autoridades de ocupación nombraron, el 25 de octubre de 1940, un “administrador ario”.

Pese a este handicap, el Banco pudo proseguir sus actividades. El apoyo que recibía de los medios oficiales franceses se lo permitía. Por otra parte, según propia confesión de M. Barnaud, los comisarios alemanes jamás habían sido incorrectos y jamás habían usado de sus poderes en perjuicio de la casa Worms (11).

Las operaciones de la Banca, principalmente se han relacionado con el aumento de capital en favor de las sociedades que, directa o indirectamente, estaban bajo su control.

¿Cómo se ha llegado a identificar la casa Worms con la Sinarquia? Parece ser que la presencia de M. Barnaud en la dirección de la Banca sea la causa originaria de esta acusación.

M. Jacques Barnaud, ex inspector de finanzas, ex director adjunto del Movimiento General de Fondos, socio de la casa Worms, amigo de Jean Coutret, el animador de la Sinarquia (12), era, en efecto, uno de los miembros activos de esta sociedad secreta, que contaba con numerosos adeptos en las altas esferas de Vichy.

M. Pierre Nicolle, ex presidente del Comité de Salud Económica, anota en su diario (13), en fecha 3 de junio de 1941: «Sé habla, en voz baja, de una organización secreta (Sinarquia) que agrupa a los politécnicos”.

Después, en fecha 14 de julio:

«Durante el día me entero de fuentes muy distintas que la Sinarquia ha sido descubierta y conocida. Esta revelación causaría grandes dificultades a sus miembros. Según la investigación llevada a cabo por los adictos al mariscal, se afirma que ciento cuarenta personas serán detenidas».

¿Qué es esta famosa Sinarquia y cómo ha sido revelada su existencia?

Es durante la guerra y en plena ocupación que un ex venerable de una logia masónica, M. Jean Mainy, llamado Paul Riche, publicó un día por la mañana en “L’Appel” (14) el archivo de cierta organización secreta de teócratas y de financieros. Los hechos que revelaba y que habían permanecido casi secretos hasta entonces parecían demostrar que el Estado francés estaba no sólo investido, sino literalmente invadido por los adherentes al Movimiento Sinarquista del Imperio (M. S. E.).

El autor, que relacionaba la agrupación con la franc-masonería, exageraba tal vez la influencia de los afiliados al M. S. E., pero no por esto parecía menos informado sobre sus intenciones y sobre su identidad. Las autoridades alemanas -no olvidemos que la censura de la Propagandaslaffel alteraba considerablemente los textos que le eran sometidos (15)- había suprimido buena parte del texto inicial, después de haber dudado sobre la oportunidad de tal publicación. En cuanto el ministro del Interior tuvo conocimiento de tal divulgación lanzó una orden de arresto contra el autor del artículo y contra el director de la publicación (16).

La intervención de M. Pierre Pucheu se comprende tanto más cuanto que se sentía personalmente señalado por estas revelaciones. Acababa de separar a M. Chavin, inspector general de la Seguridad Nacional en Vichy, autor de una información sobre esta misma Sinarquía. Estando en relación con los principales dirigentes del M. S. E. su gesto de mal humor en relación con M. Chavin y los periodistas parisienses se comprende perfectamente.

El “informe Chavin”, titulado «Informe confidencial sobre la sociedad secreta politécnica, llamada M. S. E. (Movimiento Sinarquista del Imperio) o C. S. R. (Convención Sinarquista Revolucionaria», revelaba que dicho movimiento había sido acaparado por grupos que no se limitaban a querer reemplazar al Gobierno parlamentario por otro gobierno autoritario, sino que se proponían instaurar un régimen en el que, «todos los poderes estarían concentrados entre las manos del gran patronato y de los representantes debidamente designados por los grupos bancarios, especialmente designados en cada país.

En resumen, añadía, el sistema propuesto consiste en dar a cada país una constitución política y una economía nacional de estructura peculiar, organizada conjuntamente con el propósito de:

1º. Colocar el Poder político directamente entre las manos de mandatarios de los grupos interesados;

2º. Realizar una concentración máxima dentro de cada rama de la industria, con el objeto de suprimir toda competencia;

3º. Ser dueños absolutos de los precios de todas las mercancías;

4º. Encerrar al obrero dentro de un cuadro jurídico y social que no le permita más ejercer acción reivindicadora alguna.»

Este informe y las notas confidenciales que le siguieron no han sido conocidos del público en general hasta después de la liberación. Pero a partir de 1941, gracias a L’Appel, primero, y a los «Documentos masónicos» (17) luego, se sabía lo que era la Sinarquía.

Los dos estudios publicados por esta última revista comprendían una historia de la Sinarquía y una exposición critica de su doctrina y de su organización. Se explicaba en ellos que a la muerte de Saint-Yves, ocurrida en 1909, el grupo que lo había fundado pareció vegetar, falto de un animador de prestigio. Pero en 1922 un “Movimiento Sinarquista de Imperio” había nacido de la necesidad, según un documento citado, “de definir por el pensamiento, por la experiencia y por la acción el sentido de la actual "Revolución mundial”. Este movimiento se proponía preparar una revolución sinarquista en Francia, o más exac1ainente en el imperio federal francés.

Los documentos citados hablan sido descubiertos durante las pesquisas efectuadas en casa de los francmasones, especialmente en casa del ex diputado Gastón Martin, masón importante y autor obras históricas sobre la francmasonería. Se habían encontrado igualmente en Lyon, en un templo martinista de la calle de los Macabeos, sede de la “Orden Martinista”, ilustrada por Papus, y de la “Orden de Momphis y Misraïm”, reorganizada por el difunto patriarca Juan II (en lo civil, M. Jean Bricaud), en ocasión de una investigación efectuada el 25 de septiembre de 1941 por la policía de Vichy.

Estos documentos se presentaban bajo la forma do libros. Uno de ellos, en cieloestilo, llevaba el siguiente título:

«Los 13 puntos fundamentales y las 598 proposiciones del Pacto Sinarquista Revolucionario para el Imperio francés (P. S. R.)».

El segundo impreso se titulaba:

«Esquema del arquetipo social» (18).

Una de estas obras publicaba en primera página esta advertencia:

«Toda posesión ilícita del presente documento expone a sanciones sin límite previsible», sea cual fuere el conducto por el que se ha recibido. Lo mejor, en este caso, es quemarlo y que no se hable más. La Revolución no es una broma, sino la acción implacable recogida por una ley de hierro.»

A la página siguiente, una «explicación más cortés» afirmaba que la obra era confidencial y debía seguir siéndolo durante la fase de la «Revolución invisible».

«Esta, añadía, es la base de la «Convención Sinárquica Revolucionaria» del Imperio francés, (C. S. B.), cuyo objetivo es apoderarse del Poder para la instauración, cueste lo que cueste, de un régimen sinárquico apropiado» (P. VI.)

Y precisaba:

«1º. Que se trata de una "Revolución que debe hacerse desde arriba". No se hará la "Revolución desde abajo", con su secuela de motines populares.

2º. Que durante el periodo preparatorio habrá de permanecer en secreto y hacer la propaganda "de la boca al oído", y así "hasta el día en que se haya alcanzado el punto de cristalización sinárquica del país".»

En la página siguiente figuraba el texto del «Pacto Sinárquico Revolucionario», que copiamos, presentado en un círculo:

“Yo, el que firma, habiendo reconocido a través de los "trece puntos fundamentales" del M. S. E. la línea general de la revolución que conviene a la civilización francesa en su fase actual, aceptó, por el presente Pacto Sinárquico Francés, ligarme al C. S. R. con los promotores del Movimiento por la Francia Metropolitana y los países que de ella depende.

Por mi parte, garantizo este pacto, y comprometo en él mi vida.

Me comprometo a no romper este pacto, pase lo que pase, antes de que sea instaurado en el Imperio Francés un régimen sinárquico apropiado.

Me comprometo a cumplir con todas mis fuerzas cada misión que me sea confiada para tal fin.

Me comprometo a no proponer este pacto a ningún súbdito francés, sea cual fuere, y a ningún extranjero ya orientado, más que bajo prueba y caución y sólo bajo la indicación de un mandatario del C. S. R.

En fe de lo cual firmo aquí y sello el Pacto Sinárquico Francés, en plena libertad de mi conciencia.

Hecho en ……… el ………….. en presencia de mi fiador y de mis jueces.»

Por debajo de este texto, el recipiendario había estampado su firma secreta, las letras C. S. R. (Convención Sinárquica Revolucionaria), seguidas de su número de orden en esta organización. Sobre una página anexa se encontraban las mismas letras con otro número de orden.

Un examen precipitado de los trece puntos daba la impresión de que el Movimiento Sinárquico: era un movimiento nacional inclinado a la derecha. En efecto, desde las primeras proposiciones, desde las severas apreciaciones sobre el parlamentarismo “régimen de importación extranjera”, sobre el sufragio universal y el uso que de él hace el pueblo, «este soberano eternamente menor», parece indicar que estamos en presencia de un movimiento realista o fascista. Tanto más cuanto que se afirma altamente que, «la Revolución Sinárquica, en el eje de la vida no puede destruir ninguno de los valores tradicionales elaborados durante el curso de nuestra civilización nacional y que han quedado en los instintos, en el corazón y en los cerebros, en las costumbres de la gran mayoría de los pueblos de Francia.»

De hecho, las proposiciones que siguen contradicen tales afirmaciones, demostrando que la Sinarquía quiere, por métodos antiparlamentarios y antidemocráticos, establecer un régimen tan alejado de la República como de la Monarquía.

Por otra parte, la proposición 424 especifica que «toda propiedad debe ser un servicio público, una función social», y la 433 precisa que, «el esfuerzo de la Revolución sinárquica debe tender a terminar con el régimen de la escasez y a instaurar el reino de la abundancia, que hará toda propiedad indeseable, como un motivo de preocupaciones molestas, reemplazando entonces el pleno disfrute personal de los bienes a la relativa posesión personal de los mismos».

El sistema sinárquico se proponía, pues, una socialización general. Los bienes de todos estarían colocados bajo la dependencia de algunos privilegiados, que ejercerían un poder casi discrecional sobre el conjunto.

El cuadro previsto por esta experiencia excede en mucho al plan nacional. Francia, por ejemplo, estaría integrada en una Europa sin Rusia y sin Inglaterra, a la que se uniría la parte del África que no es inglesa: «El Imperio sinárquico francés se quiere ya que sea como el promotor de la Paneuroáfrica, la futura Unión Federal de los pueblos y de las naciones liberadas de Europa y de Africa.» (Proposición 586.)

«"La Paneuroáfrica" se impone del mismo hecho de la existencia de una "Europa superpoblada", dinámica y sobreequipada, al lado de un "Africa subpoblada, estática y retrasada".» (Proposición 587.)

«La Unión Europea debe salir, tarde o temprano, de un justo equilibrio o de una conjugación sinárquica de los impulsos romanos, germánicos, eslavos, en juego en la Europa actual. "El Movináento Sinárquico del Imperio reconoce todos estos impulsos y los sirve a todos".” (Proposiciones 582 y 583.)

Al lado de esta Paneuroáfrica y del Commonweall británico se constituirían tres grandes imperios federales raciales (19): Paneurasia (U. R. S. S.), Panamérica y Panasia.

He aquí algo que se parece raramente a las concepciones de M. Jean Monnet -o a las que se le atribuyen-, y se comprende que algunos (20) hayan visto en él al ejecutor testamentario de M. Jean Coutrot, uno de los dirigentes del M. S. E., muerto misteriosamente algunas semanas antes de las revelaciones del informe Chavin y de la publicación de “L’Appel”.

Toda la organización del M. S. E. descansaba sobre un grupo de afiliados, extraordinariamente activos y bien situados.

«Cuando se estudia la naturaleza de los afiliados del M. S. E., las funciones sociales ejercidas por ellos, se les encuentra exclusivamente situados en la alta administración civil y militar del Estado, en los puestos directivos de las grandes administraciones privadas (Banca, industria, comercio, etc.), en el seno de los organismos directivos de los principales partidos políticos y de las grandes, organizaciones sindicales, en el Parlamento o en asambleas análogas, e incluso algunas veces en los consejos gubernamentales» (21).

La acción de los sinarquistas fue, al parecer, determinante en la famosa disidencia del África del Norte. Hoy día es cosa sabida que la empresa había sido cuidadosa y secretamente organizada por los miembros del M. S. E. (22). En un editorial de «Je suis parleul», bajo el título «Rocambole, príncipe del real secreto, o historia de los trece», Robert Brasillach escribía:

«Es cosa cierta que la Sinarquía es uno de los nombres del capitalismo. Tiene incluso su plan para la "victoria": los rusos son sólo instrumentos; hay que servirse, pues, de ellos, pero con cuidado. Para esto es necesario que la Alemania vencida no se encuentre desamparada. La Renania y el Rhur, ya los americanos nos lo han dicho muy seriamente, quedarán bajo control anglosajón. Pero no se les permitirá bolchevizar a Alemania. Se les dará un buen rey católico y con sentido común: no hay que decir que el Vaticano está de acuerdo (23). Lo esencial es desembarazarse del nacionalsocialismo, que es el enemigo de las potencias del dinero. Está tendida una cadena desde América hasta Alemania, y en todos los países no faltan los hombres que favorecen este plan magnífico, del que, con palabras encubiertas, habla Vichy desde hace meses. El asunto de África ha aclarado el plan de la Sinarquia. Y de la Masonería. La Masonería está en Londres, en Washington, claro está. Está en Argel, donde se han abierto de nuevo las logias.

Está en Vichy y se encuentra a menudo en París, bajo todas las máscaras. Y la Sinarquía está por todas partes, y en particular en Argel, con Pucheu. Cae por su peso que los únicos armadores judíos que ha habido después de Noé están a la cabeza de la Sinarquía en Francia. Si Hirani corresponde al Thibet, confesemos que todo ocurre como si la Masonería y la Sinarquía trabajasen de acuerdo para el triunfo de la IV República capitalista» (24).

La presencia cerca del general Giraud de M. Pose, de la «Banca Nacional del Comercio y de la Industria», de M. Lemaigre-Dubreuil, de los «Aceites Lésicur», y de diversas personalidades eminentes del mundo de los negocios, demuestra claramente que «la calaverada de Argel» no era ajena a las preocupaciones de la finanza. Incluso allí la dualidad Standard-Royal-Dutch es visible. La victoria de la segunda sobre la primera explica la evicción del “americanófilo” Giraud en provecho del “anglófilo” De Gaulle. Es cierto que en todo esto la casa Worms jugó un papel de primer plano. La mayor parte de los conspicuos estaban más o menos ligados a ella, incluso el desgraciado Pucheu, que encontramos como administrador de Japy Freres, firma controlada por la Banca.

Al mismo tiempo “pétenista” en Vichy, “colaboracionista” en París, “pro-nazi” en Berlín (25), «giraudista» en Argel y «gaullista» en Londres, la alta Banca no ha cesado de jugar, con o sin Worms, con o sin la Sinarquia, el doble juego que causa la admiración de los picaros.

Como lo ha dicho un día Dominique Sordet, «el fin de los fines (para los financieros) era jugar por la colaboración franco-alemana, al contado; y por la victoria anglo-americana, a término.»

Gracias a esta política hábil, los señores André Dobray (26), André Postel-Vinay (27) y Frangois Bloch-Lainé (28) han podido financiar los movimientos de la Resistencia sin ser deportados ni fusilados por los alemanes, y M. Hypolite Worms no ha conocido la suerte de su amigo Pucheu o de su adversario Robert Brasillach (29).

+++++++++++++++++

Notas a pie de página

(1) “Méssage” del 11 de octubre de 1940.

(2) “Méssage” del 12 de agosto de 1941.

(3) «L’Ouvre», 3 de agosto de 1941.

(4) O sus «fideicomisarios», altos empleados o representantes-

(5) La administración financiera de M. Bouthilier, por ejemplo, es una realización magnífica, si se toma en cuenta la presencia, del ocupante.

(6) M. Worms pasaba ya por un conservador.

(7) Esto estaba escrito cuando la prensa nos informa de la muerte de Marcel Déat en Italia. Hemos, en efecto, polemizado y sin amenidad con el leader del R. N. P. durante la ocupación. Sus últimos artículos en el «L’Oevre» contra “el más hombretón de los submaurrasianos” y el “Loriquel” datan de febrero de 1944.

(8) Menos afortunado, su homónimo Pierre Worms, hermano del banquero Edouard-Rapháel Worms y padre del periodista Roger Stéphane, fue asesinado durante la guerra.

(9) Cf. «Les Documents, febrero de 1949

(10) Cf. «Les Documents, abril de 1952, pág. 20.

(11) Commision parlémantaire d’Enquete sur les evénemenis survenus en France du 1933 á 1945. Declaraciones, tomo VIII, págs. 2.288-2.889.

(12) Creó con él, y en último término con su colaboración, “Les Neuveaux Cahiers …” donde se encontraban los miembros más notables de la Sinarquia.

(13) Pierre Nicolle, «Cinquante mois d’Armislice».

(14) «L’Appel», 21 de agosto de 1941.

(15) Esto no se notaba mucho en la prensa ya que la redacción del periódico censurado debía obligatoriamente llenar los «blancos» con otros textos aceptados por la

Censura.

(16) Los policías no habrían podido ejecutar su mandato.

(17) Les Documents maónniques, febrero y abril, 1944.

(18) O “Esquema del tipo perfecto del Estado Social”.

(19) Para los sinarcas, una raza, «es el conjunto de individuos visibles e invisibles que han alcanzado la conciencia de la unidad religiosa de sociabilidad racial”.

(20) «Les Documents», agosto, septiembre, octubre y noviembre de 1952.

(21) Geoffrey de Charnay, Op. Cit., pág. 16.

(22) Geoffrey de Charnay, Op. cit., pág. 23.

(23) Este “rey”, ¿no sería el bueno del presidente Adenauer?

(24) «Je suis partoul», 18 de diciembre de 1942.

(25) Hay que recordar que ni el doctor Schacht, synarc y masón alemán, ni M. Von Papen, ligado a la gran industmria renana, han sido alcanzados en Nuremberg, mientras que ha sido condenado a muerte el anticapitalista Julius Streicher. Si el primero fue el gran argentero de Hítler hasta el final, y el segundo desplegó toda su diplomacia en favor de la Alemania nazi durante la guerra, el turbulento antisemita del Sturmer había sido separado, desde 1939, de «todos los puestos oficiales que ocupaba a causa de su oposición a la guerra».

(26) M. André Dobray, muerto en junio de 1954, en el momento de asumir la presidencia de la WINAREP (Sociedad Financiera de Petróleos), era un alto empleado de la Banca de París y de los Países Bajos, habiendo ejercido, durante la ocupación, el cargo de tesorero del Comité Nacional de la Resistencia («Entreprise», del 15-VII-1954 le designa como uno de los tres “argenteros” de los movimientos clandestinos.)

(27) Inspector de Hacienda.

(28) Véase nuestro capítulo sobre la Banca Lazard fréres et Cie.

(29) Los «capitalistas» de la colaboración, los gordos, en general han salido bastante bien parados. Aquellos que se enfrascaron en los grupos que ellos comanditaban, han tenido menos suerte. En cuanto a los antisinarquistas, los tribunales de Depuración, no les han olvidado: Paul Riche, autor de los estudios aparecidos en el «Appel» (21-VIII-1941 y 13-VII-1944) ha sido fusilado. Paul Benedix, que había desenmascarado la «tecnocracia humanista» de Coutrot, desde antes de la guerra. (“Courrier Royal”, 16-1-1937) ha sido condenado a veinte años de reclusión. Los dirigentes de “Documents maçonniques”, M. Bernard Fay, el comandante Labat, el coronel de Verchére y Jacques de Boistel, han sido, respectivamente, condenados a trabajos forzados y perpetuidad (para los dos primeros) y a quince años de la misma pena (para los otros dos). Dos de entre ellos han muerto en la cárcel: el comandante Labat, muerto por un guardia del campo de concentración de Noé y el coronel de Verchéres, enviado a la cárcel de fuerza, de Caen. En cuanto a su jefe y amigo, el almirante Platón, colocado en “residencia forzosa” por el presidente Pierre Laval, en pleno maquis perurgino, fue raptado y asesinado en julio de 1944.

Irán-Contra y Sinarquismo

Hervidero de inteligencia y contra-inteligencia de la guerra civil nicaragüense, el Mossad tenía a Marcos David Katz de la línea Aeromar que tiene una flotilla de aviones israelís de doble hélice que dan servicio a la costa del golfo, su hija, Dra en Arquitectura y encargada de reconstruir las Torres Gemelas, Ariela Katz, se casa en el emblemático Waldrof Astoria de Nueva York con el heredero del Imperio Gugenheim, http://mx.linkedin.com/pub/ariela-katz-de-gugenheim/a/b3b/29b, y tuvo como padrino de bodas a Elliot Abrams, encargado de dicho operativo, actualmente el número dos de Dimitri Negroponte-(ligado a matanzas en Vietnam y en Honduras, luego Embajador en México, Jefe de la NSA de Bush Junior), en el Consejo de Relaciones Exteriores de Nueva York; Abrams fue subsecretario de Estado durante la administración Ronald Reagan y asistente especial de Seguridad Nacional y Derechos Humanos del presidente George W. Bush, y adquirió triste celebridad como supervisor de los escuadrones de la muerte durante la guerra sucia en Centroamérica a lo largo de los años 80. Cuando la masacre de El Mozote, en El Salvador, declaró al Senado de Estados Unidos que “eso no era creíble”, que era ”simple propaganda del FMLN”. Estuvo igualmente implicado en el tráfico de drogas organizado por el Estado norteamericano para financiar a los Contras de Nicaragua. Amigo de Otto Reich, quien participó activamente en la desestabilización del Presidente Zelaya de Honduras, y del presidente venezolano Hugo Chávez. Muchos de estos personajes son financiados con fondos de la National Endowment for Democracy (NED) que en México está muy activa en movimientos “ciudadanos”, que están preparando “La Primavera del Caribe”, que está iniciando en Tampico, Poza Rica, Veracruz, Villahermosa y Mérida, y todo gira alrededor del petróleo y las drogas, coctel fatídico para México.

¿Pero hay o no hay petróleo en la antigua Faja de Oro?,

¿Si los monoteístas y politeístas defienden a sus dioses, qué defienden los ateos?

Pedro Echeverría V.

1. En México –con la visita papal- está el fanatismo en su máximo esplendor; los políticos encabezados por la pareja presidencial no sueltan al Papa, usándolo como artículo de publicidad. Para el Papa Francisco, el encuentro con Kiril, el jefe patriarca de Moscú, parece un rotundo éxito. Las perspectivas de “unidad del cristianismo” se abren con grandes expectativas. La Iglesia Ortodoxa Rusa será un efectivo camino para que un Papa visite Rusia. El Papa católico también tenderá puentes entre el gobierno de Putin y el de Obama, relaciones que se han cambiado mucho en años recientes. El patriarca ortodoxo ruso trae una agenda propia. Así lo afirmó en su mensaje al pedir que las iglesias cristianas cierren filas ante “el asecho del fundamentalismo islámico” en Medio Oriente y África del norte.

2. La competencia y la tirantez entre religiones me causa una risa enorme. La mayoría de las veces –ante esa descarada competencia- en vez de obrar en beneficio de los fieles, las religiones y religiosos se pasan combatiendo contra otras religiones. Me recuerda historias pasadas cuando se impuso en monoteísmo con violencia, destruyendo a cientos de competidores que poseían otros dioses. En estos pequeños estados o entidades federativas la competencia me parece intensa y ridícula. Cada quien tiene su dios, sus interpretaciones de la biblia, sus santos y representantes. Recuerdo que en los setenta los izquierdistas también funcionábamos como fanáticos: unos stalinistas, otros trotskistas; unos jruchovianos, otros maoístas y muchos que simplemente nos quedamos con Marx para luego enfrentarlo a Bakunin.

3. Es realmente fundamental poseer ideas y saber exponerlas con el objetivo que cada quien sepa qué hace y por qué. Los fanáticos, al parecer, no necesitan ideas porque con las solas consignas y frases se mueven hacia un objetivo; por ello son engañados y manipulados con facilidad. ¿Cuántas religiones vienen desde el esclavismo, de la etapa feudal y cuántas miles han sido creadas por el capitalismo en el seno de los protestantes luteranos y calvinistas? Pensé que los avances científicos y el desarrollo tecnológico haría que la población camine cada vez más hacia el racionalismo y la superación de las diferentes religiones; sin embargo –ante un capitalismo cada vez más brutal y salvaje- se observa que la religión se expande cada vez más y parece un refugio para que la mayoría de la población se resguarde. (14/II/16)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

Los "Amigos de Fox", como es bien sabido, no son un club de aficionados al golf sacados de alguna novela barata de mal gusto. En su momento, este grupo fue la pieza clave para procurarle al candidato presidencial panista originario del estado de Guanajuato, Vicente Fox, una cantidad considerable de recursos para financiar su campaña, muchos de los cuales fueron obtenidos ilegalmente por medio de triangulaciones tan extrañas como elaboradas que permitieron encubrir los verdaderos rostros de quienes estuvieron detrás de Vicente Fox soltándole sumas multimillonarias.

Sobre los "Amigos de Fox", hay mucho que ya se sabe, pero también es mucho lo que aún no se sabe. Además de los villanos ya conocidos (Lino Korrodi, Carlota Robinson Kauachi, Carlos Rojas Magnon, Miguel Hakim, etc.), existen otros personajes que aún son un profundo misterio. Uno de ellos es un obscuro personaje, un polaco de nombre Jean-Martin Popiel, aunque hay quienes creen que este enigmático sujeto es tan sólo una cortina de humo tras la cual se esconden en el anonimato poderosos individuos ligados a la extrema derecha mexicana o inclusive al narcotráfico internacional, los cuales siempre se mantuvieron detrás de los reflectores respaldando la candidatura del guanajuatense Vicente Fox para llegar a la cúspide del poder en México. Y si estaban dispuestos a respaldarlo con sumas multimillonarias de dinero, es porque esperaban obtener algo a cambio. Porque esta gente nunca dá algo a cambio de nada.

Se sabe a ciencia cierta que todo lo relacionado con el misterioso Jean-Martin Popiel comienza a ser puesto en marcha con mucha anticipación, cuando todavía faltan dos largos años para que se lleven a cabo las elecciones presidenciales en México en julio del 2000. El viernes 3 de julio de 1998, un allegado cercano al entonces Gobernador de Guanajuato Vicente Fox, Luis Ernesto Derbez Bautista, fundó en la ciudad de Puebla junto con su esposa Rosa María Aranda Gómez una entidad a la que ellos llamaron el "Instituto Internacional de Finanzas León". De acuerdo con el acta constitutiva 09023230 presentada ante Notario Público, él se nombró presidente de su "instituto" aportando un capital de 480 mil pesos, mientras que su esposa fue designada vicepresidente del "instituto" aportando un capital de 120 mil pesos. Además de este "Instituto Internacional de Finanzas León", se fundaron otros similares, en Monterrey y en Puebla. Este último será el encargado de recibir transferencias de dinero procedente de Europa. Se dá por hecho que todas estas organizaciones fantasmales fueron creadas única y exclusivamente con el propósito de canalizar grandes cantidades de dinero ilegítimo para la campaña presidencial de Vicente Fox, y buena parte de ese dinero sería dinero procedente de Europa, aunque aún no se sabe si ese dinero fue dinero enviado primero de México a Europa y después devuelto de Europa a México usando como intermediario confidencial a Jean-Martin Popiel. Y no se sabe porque la encargada de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (FEPADE) de la PGR, María de los Ángeles Fromow, pese a contar con un ejército de agentes ministeriales a su servicio, jamás investigó en los seis años de Vicente Fox como Presidente la procedencia real de esos dineros. Y de hecho, esta funcionaria llegó al extremo de afirmar el 8 de agosto del 2002 en una visita hecha al Instituto Federal Electoral que recibir dinero del extranjero no era ningún delito electoral, recurriendo a argumentos torcidos para justificar sus razonamientos, lo cual en el mejor de los casos demostraría una ignorancia supina (o quizá una ingorancia fingida) en esta funcionaria pública cuya única misión era el castigo de los delitos de índole electoral, porque el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) dice muy claramente en su Artículo 25 (correspondiente al registro definitivo de los partidos políticos) que cualquier organización registrada en México como partido político debe elaborar una declaración de principios que incluya la obligación de rechazar toda clase de apoyo económico proveniente de extranjeros. Extranjeros como el polaco Jean-Martin Popiel. Por si esto no bastase, el Artículo 49 del mismo COFIPE dice lo siguiente:

CAPITULO II (Del funcionamiento de los partidos políticos)

Artículo 49.(2).- No podrán realizar aportaciones o donativos a los partidos políticos, en dinero o en especie, por sí o por interpósita persona y bajo ninguna circunstancia: (c) Los partidos políticos, personas físicas o morales extranjeras, (f) Las personas que vivan o trabajen en el extranjero.

Y más allá de lo que dice el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, tenemos también lo que dice con toda claridad el Artículo 33 de la Carta Magna del país, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos:

Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuírse en los asuntos políticos del país.

Sin embargo, ninguno de estos requerimientos legales fue jamás suficiente para obligar a la muy bien pagada Fiscal Fromow a cumplir con lo que a fin de cuentas era su obligación hacia el pueblo de México.

En lo poco que se sabe, está confirmado que Jean-Martin Popiel a través de la empresa fantasma Dehydration Technologies Belgium estuvo efectuando transferencias importantes de dinero de Europa a México enviándolos al Insituto Internacional de Finanzas ubicado en Puebla que estaba encabezado por Miguel Hakim (este sujeto sería premiado posteriormente por el Presidente de México Vicente Fox y el Secretario de Relaciones Exteriores Luis Ernesto Derbez con el cargo de Subsecretario de Relaciones Exteriores, sin contar con experiencia diplomática alguna). De Puebla, los dineros enviados por Jean-Martin Popiel fueron transferidos a las filiales del Instituto Internacional de Finanzas ubicadas en León, Guanajuato, y en Monterrey, Nuevo León. Y de aquí serían canalizados posteriormente por el cerebro de los "Amigos de Fox", Lino Korrodi, usando como intermediaria a su "amiga" Carlota Robinson Kauachi. La elaborada triangulación de recursos era requerida porque obviamente una de las condiciones fundamentales para que Vicente Fox pudiese ser beneficiario con estos dineros para su campaña política era que bajo por ninguna circunstancia, bajo ningún motivo, nadie en México llegara a conocer la identidad real de los personajes que estaban detrás de ese dinero de procedencia ilícita.

Desde que estalló el escándalo en el que se vieron involucrados los Amigos de Fox, estuvo resonando fuertemente el nombre de esa empresa extranjera situada en Bélgica, esa empresa llamada Dehydration Technologies Belgium, la cual había despertado tanto la curiosidad en algunos medios que la tentación de investigar todo lo que tuviera que ver con dicha empresa era simplemente irresistible. Y tocó a REFORMA tomar la delantera en las investigaciones para descubrir lo que realmente estaba sucediendo en dicha empresa europea. Fue así como después de una extensa investigación, REFORMA descubrió para su asombro que esta empresa involucrada de manera importante en la transferencia de fondos desde el extranjero para la agrupación Amigos de Fox era una empresa inexistente en el año en el cual efectuó transferencias bancarias para ser trianguladas por varias rutas a México para hacerle llegar dinero a los Amigos de Fox. En efecto, la empresa Dehydration Technologies Belgium, propiedad de ese polaco de nombre Jean-Martin Popiel, presentó su última declaración de impuestos en Bélgica en 1997, antes de que el grupo Amigos de Fox fuera registrado legalmente ante Notario Público por primera vez en México el miércoles 28 de Enero de 1998. Y cuando fue dada de alta con un nuevo domicilio, las autoridades en Bélgica llegaron a la conclusión de que la empresa presentaba todas las características típicas de una operación de lavado de dinero.

A continuación se reproduce lo más relevante del artículo publicado por REFORMA el 1 de junio del 2002:

"Esto huele muy mal"

La última declaración de impuestos que la empresa Dehydration Technologies Belgium S.A., señalada como una de las fuentes de financiamiento de la campaña de Fox, presentó a las autoridades fiscales fue la correspondiente a 1997

Por INDER BUGARIN / Grupo Reforma

(1 junio 2002).-La empresa Dehydration Technologies Belgium S.A., señalada como una de las fuentes de financiamiento de la campaña electoral del ahora Presidente Vicente Fox, aparentemente desapareció de este país tras registrar préstamos no pagados y pérdidas millonarias, según documentos de la Cámara de Comercio y la Industria de Bruselas (CCIB).

La última declaración de impuestos que la empresa presentó a las autoridades fiscales fue la correspondiente a 1997, mientras la más reciente aportación como miembro de la Cámara de Comercio y de la Industria (CCI) de la provincia belga de Namur fue en 1999, según afirmó esa dependencia provincial.

La compañía, propiedad de Jean-Martin Popiel, fue establecida en Namur el 30 de agosto de 1994, bajo el rubro de alimentos, frutas y verduras frescas y con el registro comercial 98D007, en el que figuran tres filiales localizadas en Polonia, Estados Unidos y aparentemente Honduras. En el caso estadounidense, la sucursal está domiciliada en Alexandria, Virginia, bajo la dirección de Paul Popiel.

Después de tres años de operaciones, 30 de noviembre de 1997 la empresa cerró su dirección en Namur con el objetivo de mudarse a la calle Sentier des 5 Bonniers con número 4, en el poblado de Grez Doiceau, a 30 kilómetros al sur de Bruselas. Las propias autoridades de la CCI confirmaron el nuevo domicilio de la empresa e indicaron que, al no contar con ninguna notificación de quiebra o suspensión de actividades, oficialmente continúa en operaciones.

Sin embargo, REFORMA comprobó que dicha dirección corresponde a una casa particular cuyos inquilinos niegan tener conocimiento de Dehydration Technologies.

"Aquí no hay ninguna empresa ni conocemos a nadie de nombre Popiel", respondió una mujer a través del conmutador.

Del mismo modo, varios vecinos dijeron desconocer a la familia Popiel y cualquier actividad comercial en la citada casa.

"Puedo asegurarle que aquí todos nos conocemos y si hubiera alguien con los datos que presenta, seguro la gente sabría", sostuvo Draye, un empleado de la compañía de servicios de pintura y decorados Seepi.

El reporte financiero de la empresa, archivado en la base de datos (integrada por 700 mil empresas) de la CCIB, con sede en Bruselas, ha despertado la atención de las autoridades nacionales, no sólo por cuestiones de evasión fiscal, sino también por los números rojos y el gran movimiento de capital.

Entre 1994 y 1997 Dehydration Technologies Belgium S.A. recibió prestamos de un tercero no identificado por un total de 14.842 millones de euros y registró pérdidas por 2.121 millones de euros. El mismo fenómeno reflejó el resto de las filiales, especialmente la denominada Productos del Trópico, aparentemente con sede en Honduras.

Pero el dato que ha despertado la atención de miembros del Departamento de Investigación de la CCIB es la gran concentración de capital en asuntos financieros (10.801 millones de euros) y no precisamente en aquellos relacionados con las supuestas actividades de la empresa (338 mil euros).

"Esto huele muy mal. Tiene toda la pinta de una estructura de lavado de dinero, es clase uno", coincidieron tres expertos que analizaron las cuatro cuartillas que integran el reporte de la empresa actualizado hasta marzo del presente año y que pidieron no fueran reveladas sus identidades.

"Los teléfonos no existen, y las conexiones en otros países con grandes pérdidas como aparentemente Honduras, donde puede ser que esté saliendo el dinero, nos pone a pensar en una operación oscura", agregó un oficial de la CCIB.

"Todo parece indicar que se deben ellos mismos para mover el dinero", y en todo caso la empresa "sería el vehículo para sacar el capital", sostuvo.

Los descubrimientos logrados por el equipo investigativo de REFORMA también podrían haber sido obtenidos tiempo atrás por el Instituto Federal Electoral de México actuando por iniciativa propia, pero esto nunca se hizo. También la Procuraduría General de la República, pidiendo el auxilio de la policía de la Comunidad Económica Europea, Europol, como parte de una investigación sobre un posible lavado de dinero, podría haber desenmarañado una madeja que seguramente habría sacudido a la sociedad mexicana, por estar involucrado como parte de la misma ni más ni menos quien ya era el Presidente de México. Pero esto tampoco se hizo jamás. Por su parte, también la Secretaría de Hacienda, actuando por iniciativa propia y a través de conductos oficiales, pudo haber llevado a cabo una investigación sobre una posible evasión fiscal en gran escala. Pero tampoco lo hizo. Era como si una mano superior, la mano de quien realmente manda en México (¡y no nos estamos refiriendo a Vicente Fox!), dos años después de haberse hecho públicas las primeras denuncias, había logrado que todas las dependencias del gobierno de México que podrían haber hecho algo al respecto manifestaran una parálisis total, absoluta, quedando en el aire sin respuesta muchas preguntas importantes tales como:

¿En dónde y cómo conoció el empresario mexicano Lino Korrodi, el principal operador financiero de los Amigos de Fox, al polaco Jean-Martin Popiel, si es que lo conocía personalmente, y bajo que condiciones lo conoció?

¿Cómo se concretaron las operaciones entre ambos para llevar a cabo la transferencia de recuros desde Europa hasta México?

¿Cuál es el origen de las sumas multimillonarias de dinero que fueron canalizadas desde Europa a través de la empresa Dehydration Technologies?

¿A cambio de qué se envió el dinero desde Europa?

¿Qué compromisos fueron contraídos y por quién como resultado de la ayuda ilegítima que se le estuvo proporcionando a los Amigos de Fox?

¿Hasta qué punto fue comprometida la soberanía nacional y la integridad de sus instituciones con tales transacciones?

¿Fué el polaco Jean-Martin Popiel tan solo un frente detrás del cual se ocultaron personajes importantes de la sociedad mexicana? De ser así, ¿tenían algo que ver estos personajes con gente afín a los ideales de la extrema derecha que resultó beneficiada en grado sumo con el ascenso de Vicente Fox al poder?

¿Tuvo algo que ver la Organización Nacional del Yunque, con su forma secreta de operar, con una planificación previa para instalar a Vicente Fox como Presidente de México sacando al PRI del poder luego de siete décadas ininterrumpidas?

¿Tuvo algo que ver directamente la Organización Nacional del Yunque con Jean-Martin Popiel desde antes de que se echara a andar la operación de los Amigos de Fox?

Hay que destacar que, al mismo tiempo que se estuvo encubriendo de mil maneras desde la Presidencia de México a los personajes que financiaron ilegalmente la campaña presidencial de Vicente Fox, el auto-llamado "zar anticorrupción" Francisco Barrio Terrazas, Secretario de la SECODAM (Secretaría de la Contraloría y Desarrollo Administrativo) no vaciló en estar descargando todos los recursos y el poderío combinado de la dependencia federal a su cargo para tratar de meter a la cárcel a lo que él llamó los peces gordos que estuvieron detrás del escándalo conocido como el Pemexgate, mediante el cual se canalizó una buena suma de dinero del Sindicato de PEMEX, dinero obtenido por el Sindicato de la empresa en calidad de préstamo, para el apoyo de la campaña presidencial del candidato priista Francisco Labastida Ochoa. Como es de sobra sabido, el Pemexgate resultó a fin de cuentas un rotundo fracaso, aunque en su momento actuó muy bien como una cortina de humo para desviar la atención de la opinión pública sobre lo que había estado sucediendo detrás de los envíos de grandes sumas de dinero procedente de Europa a través de esa impenetrable incógnita llamada Jean-Martin Popiel.

De que hay algo muy turbio en el asunto de la pseudo-empresa Dehydration Technologies y el misterioso Jean-Martin Popiel que involucra por lo menos al Presidente de México Vicente Fox y a otros personajes importantes, no nos debe quedar absolutamente ninguna duda al respecto. Si Fox realmente tuviera las manos limpias (parafraseando el slogan del nuevo candidato presidencial de la extrema derecha, Felipe Calderón), entonces como Presidente de México sin duda alguna él habría usado toda la vasta fuerza del Ejecutivo a su disposición para investigar este asunto hasta el fondo, hasta sus últimas consecuencias. Pero nunca hizo nada al respecto, y por lo visto tampoco permitió que ninguna de las dependencias a su cargo emprendiera acción alguna al respecto. Si algo hizo Vicente Fox, fue premiar generosamente a quienes estuvieron implicados directamente en estas operaciones de lavado de dinero con el enigmático Jean-Martin Popiel: a Luis Ernesto Derbez lo premió dándole el puesto de Secretario de Relaciones Exteriores pese a que no contaba con ninguna experiencia previa en el campo de la diplomacia (esta falta de experiencia y novatez la pagó México malquistándose con varios países con los que nunca antes había tenido conflictos ni problemas, además de fracasar rotundamente en la procuración de algún acuerdo migratorio así fuese mediocre con los Estados Unidos), y a Carlos Rojas Magnon lo premió poniéndolo a cargo del Comité de Adquisiciones de la Presidencia (puesto del cual tuvo que renunciar cuando apenas habían transcurrido siete meses desde que Fox tomó de su cargo como Presidente, en virtud de que su voracidad lo llevó a incurrir en aberraciones tales como el famoso escándalo de las toallas de los 400 dólares).

Un día después de que la empresa fantasmal Dehydration Technologies Belgium fue denunciada por REFORMA como algo que había dejado de existir cuando efectuó transferencias monetarias importantes desde Europa que después fueron utilizadas eventualmente por el grupo Amigos de Fox, con todas las características de una operación de lavado de dinero, ocurrió algo sumamente preocupante cuando salió publicada la edición número 1335 de la revista PROCESO. En cuanto fueron puestos a la venta los primeros ejemplares, los ejemplares se empezaron a agotar rápidamente en tiempo récord, y no porque estuvieran siendo comprados por los clientes habituales de uno en uno, sino porque estaban siendo comprados por gente que compraba todos los ejemplares disponibles en cada puesto, lo cual despertó de inmediato fuertes sospechas por la forma en la cual los individuos llegaban a los puestos comprando la totalidad de los ejemplares de PROCESO que había en ellos. La portada principal de dicha revista llevaba el título "Amigos de Fox bajo sospecha. Documentos de PROCESO en la investigación y la Presidencia calla":

La maniobra, por la forma tan burda en la cual fué realizada, dejó en claro que aquellos que estaban tratando de impedir que la verdad sobre el asunto de los Amigos de Fox pudiera salir a la luz estaban ya al borde de la desesperación. Quienes ordenaron la maniobra, ¿habían temido, por haber salido el día anterior el artículo de REFORMA que documentaba a Dehydration Technologies como una empresa fantasma usada para operaciones de lavado de dinero, que la nueva edición de PROCESO con la portada "Amigos de Fox" revelase la verdadera procedencia de las sumas multimillonarias de dinero canalizadas hacia la campaña de Vicente Fox? ¿Habían temido que se revelase la verdadera identidad de Jean-Martin Popiel así como sus verdaderos nexos con gente prominente de la sociedad mexicana? Dada la prisa con la cual fueron montados los operativos, es posible que ni siquiera tuvieron tiempo para leer los reportajes interiores con lo cual habrían podido comprobar que PROCESO no tenía nada nuevo que aportar sobre la identidad de Jean-Martin Popiel ni sobre el verdadero origen de los dineros canalizados a través de Dehydration Technologies. Los que intentaron vaciar esta edición de PROCESO de los puestos de revistas y periódicos, ¿son los mismos que montaron con Jean-Martin Popiel las operaciones para financiar la campaña presidencial de Vicente Fox con dinero ilegítimo procedente de Europa? ¿Eran agentes actuando bajo órdenes directas emanadas de la Presidencia de México o de la Secretaría de Gobernación? ¿Era gente ligada de alguna manera al sector ultraconservador de la derecha extrema radicada en la ciudad de Guadalajara?

Son demasiadas preguntas sin respuesta. Y son preguntas importantes, no son preguntas triviales. Son preguntas que nos deben poner a pensar a todos sobre quién está realmente gobernando al país, al México que creíamos que era de todos nosotros.

I: Spectator no tiene por costumbre borrar entradas sólo porque nuevos datos que parecen ciertos aparecen de repente siete años después de que REFORMA publicó su célebre nota el primero de junio del 2002. Del mismo modo, si Spectator ha incurrido en una pifia, Spectator no tiene por costumbre esconder bajo la alfombra tales yerros con la intención de crear una falsa imagen de infalibilidad. Debe quedar evidencia permanente tanto de los yerros como de los aciertos para darle a las generaciones futuras y a los historiadores futuros una vara con qué medir y fijar la verdad histórica. Sobre ésta sola base, Spectator no puede complacer la petición de que se borre esta entrada.

No escapa a Spectator la posibilidad de que el comentarista anónimo pueda ser en realidad el mismo Luis Ernesto Derbez (el cual por cierto tiene un buen dominio del idioma inglés, tanto así que fue designado Secretario de Relaciones Exteriores por el Presidente Fox como parte del pago de facturas por los “servicios” prestados para ayudar a la derecha y a la ultraderecha que tiene infiltrado al PAN a posesionarse de la Presidencia de México) escondiéndose bajo una identidad falsa con la finalidad de que se le borre de su récord esta pesada acusación. Sólo por esto, Spectator tiene aún mayores razones para no borrar esta entrada del blog.

sábado, 23 mayo, 2009

El Sinarquismo europeo tiene su asiento en Inglaterra en el Roxburghe Club, que tiene una representación en el Vaticano debido a que miembros de su familia pertenecen a los apellidos Cecil, Rhodes, Cavendish, Howard (Dukes of Norfolk), Mellon, Rothschild, y Oppenheimer, otro de los fundadores fue el italiano A. P. Giannini con quien formaron Transamerica Corporation financiado por el Bank of America, y llegaron a tener en sus orígenes en 1936 de socios a personajes del Milner Group como Lord Astor (chairman), L. Curtis, G.M. Gathorne-Hardy, Lord Hailey, H.D. Henderson, Stephen King-Hall, Mrs. Alfred Lyttelton, Sir Neill Malcolm, Lord Meston, Sir Arthur Salter, J.W. Wheeler-Bennett, E.L. Woodward, y Sir Alfred Zimmern-{el del famoso Telegrama enviado a Venustiano Carranza para invadir a los Estados Unidos y que desató la intervención de EU en la Primera Guerra Mundial}, es importante observar que los negocios chinos de entonces se hacían a través de Tse-Ven Soong y Chiang Kai-shek del Koumitang y de la triada llamada Chinese Green Gang contrarios al Partido Comunista Chino de Mao Tse Tung.

Este grupo sinarquista mundial era socio de George Murnane quien era dueño de la firma Murnane & Co. Murnane , conectado con los Wallenbergs de Suecia, los Bosch de Alemania , los Solvays y Boëls de Bélgica y con John Foster Dulles, André Meyer, y los Rockefellers de los Estados Unidos.

Este grupo fue investigado por el FBI en la Administración de Franklin Delano Roosevelt, bajo sospecha de lavado de dinero cuyo destino final era apoyar el régimen Nazi de Adolfo Hitler. Junto al misterioso Joseph Retinger (conectado al MI6 y al Vaticano; fundador del grupo financiero Bilderberg), en Mayo de 1948 el Congreso de Europa, bajo el auspicio de United Europe Movement y bajo la presidencia de Winston Churchill, cuyo yerno Duncan Sandys, trabajaba muy cerca de Joseph Ratzinger y del M16 y de Allen Dulles y Bill Donovan (a) ‘Wild Bill’, cabezas de la CIA, fundadores en 1947 de dicha agencia de inteligencia, antes la OSS.

La CIA vino a ser la principal fuente de financiamiento de este movimiento paneuropeo. Allen Dulles, fue nombrado Director de la CIA por el primer Presidente texano de raíces alemanas asentadas en New Braunfels Dwight Eisenhower quien a su vez creó un Comité Americano para una Europa Unida (ACUE), dichos fondos fueron canalizados a través de un par de instituciones académicas, Ford Foundation y el Rockefeller Institute, a través de los años fueron financieros de políticos sindicales como Paul-Henri Spaak y la famosa revista The Economist de Lord Layton y el boletín académico mensual Encounter. En el proceso actual de globalización neoliberal, lo que está de por medio, aparte del petróleo, las drogas, los migrantes, etc, es la destrucción del Estado Benefactor de FDR y del Nacionalismo mexicano que se consolida con Lázaro Cárdenas y con sus altibajos concluye en 1980, el modelo mexicano de acumulación de capital basado en la Constitución de 1917, antes del modelo bolchevique, el nazi y el rooseveltiano indica un Capitalismo de Estado, copiado exitosamente por el PC de la RPCh, hoy por hoy, la segunda economía mundial, y hoy por hoy, nuestra única opción de establecer una alianza estratégica contener al Imperio.

Otras Fuentes: 1976, Antony C. Sutton, ‘Wall Street and the Rise of Hitler’; 2003, Christopher Booker & Richard North, ‘The Great Deception, The secret history of the European Union’; 2003, Charles D. Ellis, James R. Vertin, ‘Wall Street People: True Stories of the Great Barons of Finance’, Volume 2, p. 28-30 (biography of Andre Meyer); 1981, Carroll Quigley, ‘The Anglo-American Establishment’ (digital version); 1984, Pierre Pean, ‘V: Enquete sur l ‘affaire des ‘avions renifleurs”; 1997, Robert Hutchinson, ‘Their Kingdom Come- Inside the Secret World of Opus Dei’; November 16, 1946, The Nation, ‘The People’s Front’; 2001 The Hidden Hand’, America And Cold War Secret Intelligence, de Richard J Aldrich, publicado por John Murray.

LA EXTRAÑA MUERTE DE JUAN PABLO I

Fue hace 25 años. El papa Juan Pablo I apareció muerto en su cama. Llevaba sólo 33 días de pontificado. Según el comunicado oficial, murió de un infarto agudo de miocardio. Sin embargo, la forma en que se encuentra el cadáver no responde al cuadro típico del infarto: no ha habido lucha con la muerte, tiene unas hojas de papel en las manos, como si aún leyera.

Aunque oficialmente se negó, un benedictino que trabajaba en la Secretaría de Estado dio a conocer a un amigo, el mismo día de la muerte, que hubo autopsia. Por ella se supo que murió por la ingestión de una dosis fortísima de un vasodilatador, que en la tarde anterior habría recetado por teléfono su médico personal de Venecia.

En realidad, nunca me creí (y así lo manifesté) que el Dr. Da Ros, médico personal del papa Luciani, hubiera recetado una medicina contraindicada. Pero sólo él podía desmentir algo que tan directamente le afectaba. Pues bien, en 1993, tras quince años de silencio, el Dr. Da Ros declaró que Juan Pablo I estaba bien de salud y que aquella tarde no le recetó nada.

Por tanto, un diagnóstico sin fundamento, una autopsia secreta, un medicamento que mata al papa y que no ha recetado su médico personal… Sigamos.

El 14 de mayo de 1989 la llamada persona de Roma (para nosotros el cardenal Pironio) envía un informe a Camilo Bassotto, amigo personal del papa Luciani y testigo principal de la fuente veneciana. El informe va firmado, pero debe publicarse sin firma: el puesto que ocupa el misterioso comunicante no le permite otra cosa. Según dicho informe, Juan Pablo I tenía un programa de cambios y había tomado decisiones importantes, incluso arriesgadas: terminar con los negocios vaticanos, cortar la relación del Banco Vaticano con el Banco Ambrosiano, destituir al presidente del Banco Vaticano (Marcinkus), hacer frente a la masonería y a la mafia.

Todo esto se ha intentado ocultar. Sin embargo, tiene clara relevancia judicial. Desde la primera investigación (Yallop, 1984) las mayores sospechas recaen en la desaparecida logia Propaganda Dos, aunque hubiera colaboración interna dentro del Vaticano. El Banco Vaticano tuvo que pagar por la responsabilidad contraída en la quiebra del Ambrosiano más 240 millones de dólares. En el juicio por la quiebra, que concluye en 1992, las mayores condenas caen sobre los jefes de la logia P2: 18’5 años de cárcel para Licio Gelli y 19 para Umberto Ortollani. Sorprende la serie de asesinatos y atentados violentos relacionados de una u otra forma con la P2, con la mafia, con el Ambrosiano, con el Banco Vaticano: Ambrosoli, Alessandrini, Calvi, Sindona, Pecorelli…, sin olvidar el atentado contra Juan Pablo II, la desaparición de Emanuela Orlandi (hija de un empleado vaticano) y el triple crimen de la Guardia Suiza.

Don Germano Pattaro, sacerdote veneciano que Juan Pablo I llevó a Roma como consejero, dejó en su momento a Camilo Bassotto un testimonio fundamental sobre el papa Luciani, cuya figura ha sido injustamente distorsionada: “estaba en el camino de la profecía”. Esto no significa adivinar el futuro, sino hablar y actuar en nombre de Dios. Además, don Germano atestigua algo realmente sorprendente, que también tiene relevancia judicial: Juan Pablo I sabía a los pocos días de pontificado quién iba a ser (y, además pronto) su sucesor.

Comunicado oficial

Casi tres horas después del hallazgo del cadáver, el Vaticano dio el siguiente comunicado oficial: "Esta mañana, 29 de septiembre de 1978, hacia las cinco y media, el secretario particular del Papa, no habiendo encontrado al Santo Padre en la capilla, como de costumbre, le ha buscado en su habitación y le ha encontrado muerto en la cama, con la luz encendida, como si aún leyera. El médico, Dr. Renato Buzzonetti, que acudió inmediatamente, ha constatado su muerte, acaecida probablemente hacia las 23 horas del día anterior a causa de un infarto agudo de miocardio".

Realmente, pocas cosas quedan en pie de las afirmadas en dicho comunicado. Sólo una: se le encontró muerto en la cama, con la luz encendida, como si aún leyera. No fue el secretario, sino una religiosa quien encontró muerto a Juan Pablo I. La forma en que se encuentra el cadáver no encaja con el cuadro típico del infarto: todo está en orden, no ha habido lucha con la muerte. La hora de la muerte ha sido anticipada. Según diversas fuentes, el papa murió en la madrugada del día 29.

De forma tajante, el cardenal Oddi, que asistió al cardenal Villot durante el periodo de sede vacante, afirmó que no habría investigación alguna: "He sabido con certeza que el Sagrado Colegio cardenalicio no tomará mínimamente en examen la eventualidad de una investigación y no aceptar el menor control por parte de nadie y, es más, ni siquiera se tratará de la cuestión en el colegio de cardenales”.

Hallazgo del cadáver

Camilo Bassotto, testigo principal de la fuente veneciana, me dio esta versión del hallazgo del cadáver, la versión que le dio la religiosa que lo descubrió:

"Hablé en dos ocasiones con sor Vincenza. La primera, con la provincial delante. La segunda, a solas. En esta ocasión, sor Vincenza se echó a llorar desconsoladamente. Yo no sabía qué hacer. Sor Vincenza me dijo que la Secretaría de Estado le había intimidado a no decir nada, pero que el mundo debía conocer la verdad. Ella se consideraba liberada de tal imposición en el momento de su muerte (ya acaecida, en 1983). Entonces podría darse a conocer. Según sor Vincenza, el Papa estaba sentado en la cama, con las gafas puestas y unas hojas de papel en las manos. Tenía la cabeza ladeada hacia la derecha y una pierna estirada sobre la cama. Iniciaba una leve sonrisa. La frente la tenía tibia. Cuando Diego Lorenzi, sor Vincenza y otra religiosa fueron a lavar el cadáver, al volverle, tenía la espalda también tibia. El Papa pudo morir entre la una y las dos de la mañana".

Diego Lorenzi, secretario de Juan Pablo I, vio así el cadáver: "Tenía dos o tres almohadones a la espalda. La luz de la cama estaba encendida. No parecía que estuviera muerto. Y las hojas de papel estaban completamente derechas. No habían resbalado de sus manos ni habían caído en el suelo. Yo mismo cogí las hojas de su mano".

El Dr. Francis Roe, que fue jefe de cirugía vascular en el Hospital London de Connecticut, dice que hay algo verdaderamente sospechoso en la forma en que se encuentra el cadáver de Juan Pablo I:

"Los cuerpos muertos no están sentados sonriendo y leyendo. Conozco gente que muere durante el sueño, pero no conozco de nadie ni he visto morir a nadie en medio de una actividad como la lectura. Realmente, encuentro difícil creer que estuviera leyendo en el momento justo anterior a su muerte. Pienso que habría tenido tiempo suficiente para notar que algo estaba pasando. Habría sentido seguramente un dolor, y habría hecho algún esfuerzo para respirar, o para salir de la cama y pedir auxilio… He visto muchas muertes de esta clase, pero nunca he conocido a nadie que muriese sin inmutarse ante lo que le estaba pasando”.

Por su parte, el Dr. R. Cabrera, forense del Instituto Nacional de Toxicología, afirma lo siguiente: "La forma en que se encuentra el cadáver no responde de suyo al cuadro propio del infarto de miocardio: no ha habido lucha con la muerte. No existe otra sintomatología que lo delate… El cuadro encontrado podría responder mejor a una muerte provocada por sustancia depresora y acaecida en profundo sueño".

Juan Pablo I estaba bien

En agosto de 1993, me llamó Andrea Tornielli , de la revista 30 Giorni, de Comunión y Liberación. Estaban preparando un número dedicado a Juan Pablo I . Entre otras cosas, me preguntó sobre la salud de Luciani .

Juan Pablo I, respondí, estaba bien de salud. Su muerte fue totalmente inesperada. Cuando su secretario Diego Lorenzi le comunicó la noticia, su médico personal no se lo podía creer. El Dr. Da Ros “le había visitado el domingo anterior y le había encontrado con muy buena salud”.

El propio Lorenzi dio este testimonio sobre la salud de Luciani: “Puedo decir que en los 26 meses que yo he estado con él, Luciani no ha pasado nunca 24 horas en cama, no ha pasado nunca una mañana o una tarde en cama, no ha tenido nunca un dolor de cabeza o una fiebre que le obligase a guardar cama, nunca. Gozaba de una buena salud; ningún problema de dieta, comía de todo cuanto le ponían delante, no conocía problemas de diabetes o de colesterol; tenía sólo la tensión un poco baja”.

Tornielli me preguntó también sobre los hechos que se desarrollaron aquella tarde en el Vaticano. Le comenté el testimonio de Gennari , que fue profesor del Seminario Diocesano de Roma. Según Gennari, a Juan Pablo I “ se le hizo la autopsia” y “por ella se supo que había muerto por la ingestión de una dosis fortísima de un vasodilatador recetado por teléfono por su ex médico personal de Venecia”.

En mi opinión, le dije, es muy posible que a Juan Pablo I s e le hiciera la autopsia. Ello concuerda con lo que dice Lorenzi a Cornwell : “El primer día retiraron partes del cuerpo, posiblemente las vísceras, etc”. Obviamente, esto se podría confirmar por la apertura de archivos secretos o por la exhumación del cadáver. Es también posible que muriera por la ingestión de un vasodilatador. Es una medicina contraindicada para quien tiene la tensión baja. Ello encajaría con la forma en que se halla el cadáver: no ha habido lucha con la muerte, como corresponde a una muerte provocada por sustancia depresora y acaecida en profundo sueño.

Sin embargo, le dije también, no me puedo creer que el Dr. Da Ros , médico personal del papa Luciani , recetara por teléfono una medicina contraindicada: él podría desmentir algo que tan directamente le afecta.

Unos días después, me volvió a llamar Tornielli . Estaba especialmente interesado en la cuestión de si el Dr. Da Ros había visitado a Juan Pablo I u nos días antes de morir. Le dije que diversas fuentes coincidían en ello, aunque -claro- nadie mejor que el propio doctor para precisar estos extremos. Pero llevaba quince años de silencio…

Al final, salió el número de 30 Giorni. Apenas se publicó nada de la entrevista que se me hizo. Sin embargo, el número presenta una aportación fundamental. El Dr. Da Ros rompe su silencio para decir, entre otras cosas, que el papa estaba bien y que aquella tarde no le recetó absolutamente nada: “Todo era normal. Sor Vincenza no me habló de problemas particulares. Me dijo que el papa había pasado la jornada como acostumbraba. Luego nos pusimos de acuerdo para la próxima visita, que era para el miércoles siguiente”, “a quella tarde yo no le prescribí absolutamente nada, cinco días antes lo había visto y para mí estaba bien. Mi llamada fue rutinaria, nadie me llamó a mí”.

Comentando estas cosas, me dijo Camilo Bassotto: “Juan Pablo I p ensaba seguir con el Dr. Da Ros como médico personal y pensaba incluirle en nómina dentro del Vaticano”, “el Dr. Da Ros fue ignorado como médico personal de Juan Pablo I por los médicos del Vaticano”, “ni siquiera quisieron conocer su historial clínico”.

Por tanto, con este extraño modo de proceder, se emitió el diagnóstico oficial sobre la muerte del papa Luciani .

Una dosis letal

En junio de 1998, en Roma, pude hablar con Giovanni Gennari , que ahora es periodista en el servicio de prensa de la RAI, la televisión italiana. Gennari conocía personalmente a Luciani y era amigo de don Germano Pattaro , teólogo veneciano que Juan Pablo I s e llevó a Roma como consejero.

Gennari me confirmó lo publicado por él, o sea, que se le hizo la autopsia al papa Luciani y que “por ella se supo que había muerto por la ingestión de una dosis fortísima de un vasodilatador recetado por teléfono por su ex médico personal de Venecia”, que “el papa a las diez y media de la noche hizo abrir la farmacia vaticana”, que “el papa debió equivocarse y tomó una dosis altísima que le provocó un infarto fulminante”. Le pregunté que si su fuente era fiable. Me dijo: “Para mí es totalmente fiable. Me llamó a las siete de la mañana un benedictino que trabajaba en la secretaría de Estado con Benelli ”. Benelli fue Sustituto de la Secretaría de Estado antes de ser enviado a Florencia como arzobispo y ser nombrado cardenal, en junio de 1977.

Nunca he creído, le dije a Gennari , que el médico personal de Juan Pablo I, el Dr. Da Ros , le recetara una medicina contraindicada. Le dije también que el Dr. Da Ros se había manifestado al respecto en septiembre del 93: el papa estaba bien y aquella tarde él no recetó nada.

Comenté estas cosas con Marco Melega, conocido profesional de la televisión italiana, que preparaba por entonces un programa de la RAI 2 (Mixer, 14-3-1994) sobre Juan Pablo I. Utilizó como base mi libro Se pedirá cuenta (1990). Lo tenía totalmente subrayado. Me dijo que Gennari, a quien había entrevistado recientemente, valoraba especialmente mi libro. En él, como es sabido, no comparto la idea de que “el papa debió equivocarse”, hablo de muerte provocada en el momento oportuno.

En Roma pude hablar también, en la Farmacia Vaticana, con un hermano de San Juan de Dios, José Luis Martinez Gil. Me dijo lo siguiente : “De la Farmacia no salió nada en todo el mes para Juan Pablo I”, “el libro de la Farmacia no se puede ver, sin un permiso especial de la Secretaría de Estado”. Mi interlocutor lo había visto.

Como en otros viajes, me acompañó un matrimonio de la comunidad, Carlos y Carolina. Para que lo conocieran, nos acercamos al Colegio Español, donde residí del 65 al 69 y donde fui ordenado sacerdote. Saludamos al actual rector, Lope Rubio , que nos atendió amablemente. Estando allí nosotros (ciertamente, llama la atención) apareció un momento para despedirse del rector el actual obispo de Tarazona, Carmelo Borobia. El obispo (¡además!) aparece en el Anuario Pontificio (1977, 1978), que consultamos a continuación en la Biblioteca del Colegio. Borobia trabajaba entonces en la Secretaría de Estado. En la misma página aparece un benedictino (olivetano), el único benedictino que figura dentro del personal de la Secretaría de Estado: se llama Giuliano Palmerini . No sé si después de tantos años, alguno de los dos tendrá algo que decir. Aún están a tiempo.

Con todo ello, se refuerza la hipótesis de que efectivamente se le hiciera la autopsia a Juan Pablo I y de que, según la misma, muriera por la ingestión de una dosis fortísima de un vasodilatador. Ahora bien, si – como creemos – su médico personal no recetó nada aquella tarde y la farmacia vaticana no despachó nada, no se puede explicar todo por un error, como afirma Gennari . Hay que pensar en una acción criminal. Lo dijo el Dr. Cabrera , del Instituto Nacional de Toxicología: “Los vasodilatadores producen hipotensión. ¿Cómo se le pudo dar un vasodilatador a un hipotenso, como Luciani . Si se le dio un vasodilatador, no me cabe duda, eso es una acción criminal”. Además, ello encaja con la forma en que se encuentra el cadáver: no ha habido lucha con la muerte, todo está en orden.

La revista alemana Der Spiegel, con fecha 10 de noviembre de 1997, en un artículo que lleva por título “Cantidad letal” hace referencia a un misterioso testigo que finalmente ha decidido declarar sobre el asesinato del papa Luciani: “La fiscalía de Roma ha ordenado ahora una nueva investigación sobre aquel misterioso caso de muerte. No es la primera vez que los fiscales investigan sobre el caso del papa Luciani. Ahora un testigo misterioso sostiene que hace años llegó a saber por un conocido detalles que se refieren al homicidio del popular pastor de la Iglesia. Que el hombre sólo ahora se haya hecho vivo en los palacios de justicia probablemente tiene que ver con una serie de artículos aparecidos en el periódico La Padania… El fiscal Pietro Saviotti, que ha reabierto el caso de la muerte del papa en 1978, no quiere decir nada sobre las declaraciones del misterioso testigo: Sería demasiado pronto”.

Había tomado decisiones importantes

Un testimonio fundamental es dado once años después de los hechos por la llamada persona de Roma, que, con fecha de 14 de mayo del 89, fiesta de Pentecostés, y firmada a mano, envía a Camilo Bassotto una carta con unos apuntes. Entre otras cosas, dice: “Los apuntes que le adjunto son para usted. Había pensado tenerlos para mí. Me vino también la idea de publicarlos, pero el puesto que ocupo no me lo permite, al menos por ahora. El papa Luciani me gratificaba con su benevolencia y, me atrevo a esperar, también con su estima. Por qué quiso hacerme partícipe de algunos pensamientos expresados por él al cardenal Villot , no lo sé. Ellos constituyen un auténtico compromiso, vivo y presente en su corazón hasta el último día. Yo sostengo que se debe hacer justicia y dar testimonio de Juan Pablo I” .

He aquí algunos pensamientos que el papa Luciani llevaba en el corazón y que, además, quería que fueran conocidos. Juan Pablo I p ensaba, entre otras cosas:

– destituir al presidente del IOR (Instituto para Obras de Religión, Banco Vaticano) y reformar íntegramente el mismo, para que no se repitan experiencias dolorosas del pasado, que el papa Luciani sufrió ya de obispo y que de ningún modo quiere que se repitan siendo papa.

– tomar abierta posición, incluso delante de todos, frente a la masonería y la mafia.

Como consta en el documento de la persona de Roma, Juan Pablo I era consciente del riesgo que corría. Dijo al cardenal Villot : “Eminencia, usted es el Secretario de Estado y es también Camarlengo de la Santa Romana Iglesia, usted sabe mejor que nadie que el papa tiene que actuar con prudencia y con paciencia, pero también con coraje y confianza. El riesgo lo ponemos todo en las manos de Dios, del Espíritu Santo y de Cristo Señor. Estos pensamientos que le confío, de momento brevemente, los llevo muy en el corazón. Usted me ayudará a realizarlos de forma adecuada”.

Juan Pablo I, con firmeza ya demostrada en asuntos semejantes, quería poner orden en las finanzas vaticanas. Para ello pensaba destituir al obispo Paul C. Marcinkus , presidente del IOR, Instituto para las Obras de Religión, llamado también Banco del Vaticano. Una tarde, el secretario de Estado cardenal Villot le habló del IOR en estos términos: “El IOR es una piedra caliente que abrasa en las manos de todos. Alguno corre el riesgo de quemarse”. Juan Pablo I le dijo claramente: “En cuestiones de dinero la Iglesia debe ser transparente, debe obrar a la luz del sol. Va en ello su credibilidad. Se lo digo también a usted. La Iglesia no debe tener poder, ni debe poseer riquezas”.

Le dijo también Luciani a Villot: “El presidente del IOR debe ser sustituido: cuando usted lo juzgue oportuno. Deberá hacerse de modo justo y con respeto de la dignidad de la persona. Un obispo no puede presidir y gobernar un banco. Aquella que se llama sede de Pedro y que se dice también santa, no puede degradarse hasta el punto de mezclar sus actividades financieras con las de los banqueros, para los cuales la única ley es el beneficio y donde se ejerce la usura, permitida y aceptada, pero al fin y al cabo usura. Hemos perdido el sentido de la pobreza evangélica; hemos hecho nuestras las reglas del mundo. Yo he padecido ya de obispo amarguras y ofensas por hechos vinculados al dinero. No quiero que esto se repita de papa. El IOR debe ser íntegramente reformado”.

De tiempo atrás, la relación de Marcinkus con Luciani era tensa. Marcinkus no había recibido bien la elección del nuevo papa. Luciani lo sabía. Le dijo a Villot : “Alguno aquí, en la ciudad del Vaticano, ha definido al papa actual como una figura insignificante. No es un descubrimiento. Siempre lo supe y nuestro Señor antes que yo. No fui yo quien quiso ser papa. Yo, como Albino Luciani, puedo ser una zapatilla rota, pero como Juan Pablo es Dios quien actúa en mí. Siento que necesitaré mucho coraje, mucha firmeza, gran humildad, mucha fe y mucha, mucha caridad. Un obispo, alto y robusto, siempre de esta casa, ha declarado que la elección del papa ha sido un descuido del Espíritu Santo. Puede ser. No sé entonces cómo ha ocurrido que más de cien cardenales han elegido a este papa por unanimidad y con entusiasmo”.

Juan Pablo I p ensaba tomar abierta posición, incluso delante de todos, frente a la masonería y frente a la mafia. En el informe de la persona de Roma esta posición del papa aparece a continuación, después de hablar de la destitución de Marcinkus y de la reforma integral del IOR. Le dijo a Villot : “No se olvide que la masonería, cubierta o descubierta, como la llaman los expertos, no ha muerto jamás, está más viva que nunca. Como no ha muerto esa horrible cosa que se llamamafia. Son dos potencias del mal. Debemos plantarnos con valentía ante sus perversas acciones. Debemos vigilar todos, laicos, curas, y especialmente los párrocos y los obispos. Debemos proteger a las gentes de nuestras comunidades. Es un tema que un día afrontaremos con más claridad delante de todos”.

Todavía no se había publicado la lista de la logia P2, que en Italia constituía un Estado dentro del Estado. Fue en mayo del 81 y su publicación provocó la caída del gobierno italiano. Pero, sobre su mesa de trabajo, tenía el papa Luciani una lista de presuntos masones vaticanos, elaborada por el periodista Mino Pecorelli , miembro arrepentido de la logia P2. Como es sabido, en el juicio por la quiebra del Banco Ambrosiano, las mayores condenas caen sobre los jefes de la P2: 18 años y medio de cárcel para Licio Gelli y 19 para Umberto Ortollani.

Estaba en el camino de la profecía

Muy importante es el testimonio de don Germano Pattaro , sacerdote y teólogo veneciano, llamado por Juan Pablo I a Roma como consejero. Pertenece también a la fuente veneciana.

De su testimonio emerge la figura de un papa profeta, que quiere hablar y actuar en nombre de Dios: un papa que no quiere ser jefe de Estado, que no quiere escoltas ni soldados, que se abandona totalmente al Señor, pase lo que pase; un papa que quiere la renovación de la Iglesia, sin olvidar las razones profundas que hicieron necesario el Concilio; un papa que no quiere gobernar solo, sino con los obispos; un papa que pide perdón por los pecados históricos de la Iglesia, como la Inquisición, el poder temporal de los papas, el odio a los judíos y la tolerancia ante las masacres de los indios, el racismo y las deportaciones de los pueblos africanos; un papa que reivindica la figura profética de quienes valientemente denunciaron el genocidio de aquellos pueblos; un papa que quiere hacer justicia a todos aquellos que en tierras de misión, en el Este y en América Latina, han sido encarcelados, torturados, exiliados o asesinados por causa de Cristo; un papa que denuncia fuertemente el sistema económico internacional; un papa que se pone al lado de quienes, de cualquier raza y religión, defienden los sacrosantos derechos del hombre; un papa que quiere promover en el Vaticano un gran instituto de caridad, donde poder hospedar a quienes duermen por las calles; un papa que quiere diez discursos menos y un testimonio más; un papa que sabe, a los pocos días de pontificado, quién será (y, además, pronto) su sucesor; un papa que no se deja intimidar, a pesar de las dificultades encontradas.

Muerte anunciada

Con fecha 12 de septiembre de 1978, el periodista Mino Pecorelli publicó en su revista OP (Osservatore Político) un artículo titulado La gran logia vaticana.En él se decía que el 17 y el 25 de agosto la agencia de prensa Euroitalia había dado los nombres en código, el número de matrícula y la fecha de iniciación a la masonería de cuatro cardenales considerados papables: Baggio, Pappalardo , Poletti , Villot.

“ Nos hemos hecho, decía Pecorelli, con una lista de 121 masones: cardenales, obispos y altos prelados indicados por un número de matrícula y nombre codificado. Ciertamente, la lista puede ser apócrifa, incluso la firma de un cardenal hoy puede ser falsificada”. En cualquier caso, “el papa Luciani tiene ante sí una difícil tarea y una gran misión. Entre tantas, la de poner orden en las alturas del Vaticano” .

En el mismo número de OP, Pecorelli proponía a sus lectores la extraña historia de un papa laico,Petrus Secundus, que muere asesinado tras un breve y tempestuoso pontificado. El papa “es periodista en un diario”. El obispo Luciani había confesado en una entrevista: “Si no hubiera sido obispo, hubiera querido ser periodista”. Además, se hicieron famosos sus artículos en la revistaMensajero de San Antonio (Padua) y en el diario Il Gazzettino de Venecia.

El nuevo papa “toma el nombre de Pedro Segundo sólo porque rechaza cambiar de nombre, así como rechaza también aspectos importantes de la Iglesia que, forzado por las circunstancias, ha aceptado dirigir. Breve y tempestuoso es el pontificado de este papa que terminará asesinado por obra de fuerzas políticas adversas, alarmadas por sus denuncias”.

Su elección, dice Pecorelli, se produce “por aclamación y por mayoría casi unánime”, como sucedió con Juan Pablo I. Pues bien, en la inauguración del pontificado, dijo el nuevo papa Pedro Segundo:

– “La elección de un laico al papado es un hecho insólito en los tiempos recientes, dijo el papa. A mí el acontecimiento me ha caído encima de improviso, dejándome turbado y lleno de aprehensión. Lo estoy todavía y a veces me pasa que me considero la víctima de un acto del cual sin embargo se me ve protagonista”.

The son of a bitch is fishing for solidarity, dijo en la Casa Blanca el presidente que seguía el discurso con sus consejeros.

– “Pero vamos al grano, dijo el papa, pienso que ningún rey, ningún presidente, ningún emperador y ningún papa tienen derecho a comer si antes no han comprobado que todos sus súbditos, ciudadanos y seguidores pueden hacerlo…El presidente, el papa no podrán enviar embajadores ante los poderosos de la tierra si antes no han enviado sus mensajeros ante aquellos que sufren injusticia, que padecen tiranía, que gimen en las cadenas de las muñecas y de las mentes”.

– “Está loco como Cristo y es tan peligroso”, dijo el presidente del Consiglio italiano, “en las próximas elecciones perderemos cuatro millones de votos”.

– “Y ahora basta de palabras, concluyó el papa. El tiempo apremia y debemos pasar a los hechos. De todo corazón, os agradezco que me hayáis escuchado”.

– “La Iglesia se está hundiendo, dijo furioso un cardenal conservador, y pierde toda influencia. La gente no cree ya en nada, y ahora ni el papa da ejemplo”.

El papa decidió comenzar un trabajo en el que había pensado a menudo desde los primeros días: “Se trataba de un trabajo ímprobo y lleno de peligros: hacer el censo de las riquezas de la Iglesia. No se trataba sólo de saber lo rica que era, sino de dividir lo que era fácilmente enajenable de lo que no lo era. La idea de Pedro era usar el beneficio para ciertos fines, a su parecer esenciales”.

Como queda dicho, el nuevo papa es asesinado “tras un breve y tempestuoso pontificado”.

Todo esto lo publica Pecorelli diecisiete días antes de la extraña muerte del papa Luciani. Es, justamente, la crónica de una muerte anunciada.

Dos semanas después, el 26 de septiembre, Pecorelli publica el artículo titulado Santidad, ¿cómo está? Pregunta enigmáticamente por la salud del papa Luciani y habla de la reacción que suscitan los cambios que pensaba hacer: “Hoy en el Vaticano muchos tiemblan, y no solamente monseñores y sacerdotes, sino también obispos, arzobispos y cardenales”.

Pecorelli , que tuvo estrechos contactos con los servicios secretos italianos, anunció de diversas maneras el trágico destino de Aldo Moro, presidente de la DC y artífice del nuevo gobierno italiano, en el que por primera vez el partido comunista italiano llegaba al poder . Fue también en 1978, “el año de Europa”, que para el secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger significaba situarse “en el contexto de la política americana”. El 16 de enero de 1979 Pecorelli anunció nuevas revelaciones, pero dos meses después fue asesinado de un tiro en la boca, por hablar.

Caso abierto

Para el Vaticano la desaparición de Juan Pablo I es un caso cerrado el 29 de septiembre de 1978. Para muchos es un caso abierto, también para el magistrado italiano Pietro Saviotti, de la Fiscalía de Roma. El autor de estas líneas le envió sus dos libros hace un año, ofreciéndole los resultados de su investigación y poniéndose a su disposición.

En el plano eclesiástico, se han dado los primeros pasos hacia el proceso de beatificación del papa Luciani. Contradiciendo una tradición secular que se refiere a los papas, la causa de beatificación no parte de Roma, sino de su tierra de origen, donde es recordado por su “santidad ordinaria”. Es decir, el planteamiento es este: ¡qué bueno era! Sin embargo, hay que decirlo claramente, un proceso de beatificación que eludiera el modo de la muerte estaría viciado de raíz. Para nosotros, Juan Pablo I es mártir de la purificación y renovación de la Iglesia.

Jesús López Sáez

Los interrogantes abiertos sobre la extraña muerte del Papa Juan Pablo I

Según cuenta su secretario, el irlandés John Magee, «Luciani no dejaba de repetir que ya lo haría el próximo Papa» cada vez que se le preguntaba por viajes o proyectos a meses vista

Paulo VI y el Cardenal Albino Luciani

César CerveraMadrid – 01/10/2015 a las 00:00:01h. – Act. a las 02:30:43h.Guardado en: Sociedad – Temas: San Pedro , Papa , Cardenales

A finales de septiembre de hace 37 años, el Papa Juan Pablo I fallecía de un infarto solo 33 días después de iniciar un papado que prometía inyectar aire nuevo a la Iglesia católica. Las extrañas circunstancias de su muerte y el hecho de que nunca se le realizara oficialmente una autopsia han alimentado durante décadas las teorías de la conspiración más enrevesadas. ¿Había un sector eclesiástico preocupado por las posibles reformas que trajera consigo el nuevo pontífice? Desde luego, más allá del fangoso campo de las conspiraciones, siguen existiendo demasiados interrogantes sobre una muerte que marcó 1978, «el año de los tres papas».

Si bien el tiempo que el italiano Albino Luciani, de 65 años, ocupó la silla de San Pedro fue muy breve, más lo fue el tiempo que tardaron en elegirle en el cónclave de agosto de 1978, el más corto del siglo XX. Albino Luciani, que había nacido en la pequeña localidad italiana de Forno di Canale (Belluno) escogió el primer nombre compuesto para un pontífice, Juan Pablo, gesto con el que pretendía honrar a sus dos predecesores, Juan XXIII, que le nombró obispo, y a Pablo VI, que le nombró Patriarca de Venecia y cardenal. No en vano, la rapidez con la que fue elegido en el cónclave no significaba, ni mucho menos, que hubiera una única corriente durante elección. Los cardenales estaban agrupados en sus preferencia entre los conservadores, que apoyaban al cardenal Giuseppe Siri; los más «progresistas», con Giovanni Benelli como candidato; los cardenales internacionalistas, organizados en torno a Karol Wojtyla, el futuro Juan Pablo II; y finalmente la corriente mayoritaria a favor de Luciani.

La elección de Juan Pablo, en cualquier caso, trajo consigo una primera renovación de al menos la superficie. El Papa eligió como lema de su papado la expresión latina «Humilitas» (humildad), lo que se reflejó en su polémico rechazo de la coronación y de la tiara papal (la corona usada desde el siglo VIII) en la ceremonia de entronización, sustituyéndola por una simple investidura. Sin apenas tiempo de entrar en renovar el contenido, Juan Pablo entusiasmó a los católicos por su humildad y sus dotes comunicativos, pero parecía en todo momento convencido de que su paso por el Vaticano iba a ser una cuestión de meses.

La impresión de que su Papado sería breve

Según cuenta su secretario, el irlandés John Magee, «Luciani no dejaba de repetir que ya lo haría el próximo Papa» cada vez que se le preguntaba por viajes o proyectos a meses vista, como cuando le plantearon que debía preparar el encuentro con los obispos de Iberoamérica en la localidad de Puebla, en México, el mes de marzo de 1979, donde debía de pronunciarse sobre la teología de la liberación. Pocos días antes de morir, el Papa llegó asegurar según Magee: «Yo me marcharé y el que estaba sentado en la Capilla Sixtina en frente de mí, ocupará mi lugar». Esta referencia, no obstante, ha sido entendida como dirigida al polaco Juan Pablo II, que se encontraba casi de frente a Luciani durante el cónclave de agosto de 1978.

Más allá de esta especie de premonición, hubo otra cuestión que enrareció el breve paso de Luciani por la silla de San Pedro. El 5 de septiembre, Juan Pablo I recibió a Boris Rotov, Nikodim, representante de la Iglesia ortodoxa rusa en Leningrado y, lo que quizá no sabía el pontífice, un agente de la KGB. Nada más retirarse a hablar en privado, Nikodim se desplomó y murió súbitamente de un ataque cardíaco, como semanas después haría el propio Pontífice. La muerte de Nikodim, de 49 años, impactó a Juan Pablo I, que pasó varias noches sin dormir preguntándose sobre la naturaleza del incidente. Con Nikodim, además, fallecía posiblemente el prelado ortodoxo más valioso para la inminente negociación con la Unión Soviética, de la que Juan Pablo II daría buena cuenta. Nikodim, de hecho, había participado supuestamente en la negociación de un acuerdo secreto en 1960 entre la URSS y miembros del Vaticano para autorizar la participación ortodoxa en el Concilio Vaticano II a cambio de la no condena del comunismo ateo durante las asambleas conciliares.

El 29 de ese mismo mes, Juan Pablo I fue encontrado muerto en su cama poco antes del amanecer y solo 33 días después de su elección. Según las fuentes oficiales, el Papa «de la sonrisa», de 65 años, murió de un infarto vinculado al estrés ocasionado por las presiones del cargo, pero en realidad no fue posible hacerle una autopsia ya que la familia no lo autorizó y no era habitual en los pontífices fallecidos. La opacidad habitual en los asuntos vaticanos no ayudó precisamente a la hora contener los rumores maliciosos.

La buena salud de Luciano puesta en cuestión

Con el transcurso de los años se supo, de hecho, que muchos de los detalles más básicas de la versión oficial eran falsos. Por un lado no fue su secretario, John Magee, la primera persona en hallar el cadáver del Pontífice, sino una de las religiosas que se encargaban del trabajo doméstico, lo cual fue ocultado para que no fuera tergiversada la presencia de una mujer en el dormitorio. En 1991, la familia del fallecido Papa reveló también que la muerte no le sobrevino en la cama, sino en su escritorio; y que sí se le habría realizado una autopsia, según apuntaron algunos informes. Otra cuestión importante, defendida por su médico, Da Ros, es que Luciani gozaba de buena salud y no había registrado problemas cardíacos graves antes del infarto, «salvo porque tenía la tensión un poco baja», lo cual contradice la idea aceptada de que fue la presión la que deshilachó en cuestión de un mes la ya de por sí maltrecha salud del Pontífice.

Consciente de la fuerza de las especulaciones, Juan Pablo II, que tomó ese nombre en honor a su antecesor, abrió en 1988 las puertas del Vaticano al periodistaJohn Cornwell para que profundizara en su investigación sobre la muerte del Pontífice, trabajo que quedó materializado en el libro «Como un ladrón en la noche.La muerte del papa Juan Pablo I». La conclusión, sin embargo, resultó una decepción para el mundo de la conspiración: Cornwell creía inverosímil que el Papa hubiera sido asesinado, aunque planteaba más probable que la falta de apoyo entre una curia desconfiada hacia él y el elevado volumen de papeleo sepultaran su salud produciéndole una embolia pulmonar en la noche de su muerte.

Por supuesto, el libro de Cornwell no terminó con los interrogante ni convenció a la mayoría de los amantes de las teorías de la conspiración, que vieron en el escritor un hombre contratado por el propio Vaticano para consolidar definitivamente la versión oficial. Tras el libro de Cornwell, otras investigaciones han retomado en varias ocasiones la teoría del envenenamiento como hiciera el sacerdote español Jesús López Sáez, que plantea en el resultado de 25 años de investigación, «El día de la cuenta» (Meral Ediciones, 2005), que el sumo pontífice fue envenenado con una fuerte dosis de un vasodilatador. Así y todo, la última palabra sobre el tema parece condenada a no escribirse nunca.

ARCHIVO ABC

El Papa Juan Pablo I

A diferencia de Pablo VI, de aspecto serio, los romanos quedaron estupefactos al ver aparecer en el balcón de San Pedro, el 26 de agosto de 1978, un Papa iluminado por una ancha sonrisa. Así conquistó el cardenal Luciani, «el Papa de la sonrisa», el corazón de los cristianos desde el primer instante de su elección.

El día de su proclamación oficial, el 3 de septiembre de 1978, Juan Pablo I renunció al rito de la coronación. Hombre de origen modesto, quiso comportarse con total sencillez y desechó cualquier barrera que lo hubiera podido separar de los hombres. Empleaba el «yo» en lugar del mayestático «nos» La misma noche de su elección se puso a elaborar su programa. Aquella prisa por meterse de lleno en el trabajo, que ha sido una constante en su sucesor Juan Pablo II, y que continuó hasta su muerte.

Dirigió la Iglesia católica durante apenas 33 días. Su sonrisa le acompañó hasta la hora de su muerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s