Home

Para este pequeño sitio de información alternativa, EPN esta reprobado, es lo peor de lo peor que ha llegado a la Presidencia, frívolo, corrupto, inepto, lento para tomar decisiones, genocida, medroso, cínico, ecocida- 3.5 millones de árboles van a ser destruidos por su teleférico de Metepec al Nevado de Toluca y todavía se pavonea en la Cumbre Climática de Paris, manipulado por Televisa, de la generación de los Timbiriches-puro show-, si el pueblo no se ha levantado es porque teme destruir lo poco que se ha logrado después de la Revolución, además la Dictadura de Partido Único (PRI) se ha convertido en Partidocracia cleptocrata, que apoya a la Plutocracia de los FORBES, no los toca ni con el pétalo de una rosa, todo es simulación, farsa, entrega de recursos al extranjero, creemos que falta poco, milímetros de paciencia, para que esto estalle, la descomposición social es total.

Impopular presidente

JAQUE MATE / Sergio Sarmiento

01 Dic. 2015

"Por mucho prefiero la crítica más dura de un solo hombre inteligente que la aprobación sin pensar de la masa".

Johannes Kepler

Hoy cumple tres años Enrique Peña Nieto en la presidencia de México. Parece difícil de creer, pero ha transcurrido ya la mitad del sexenio.

El Presidente, quien se encuentra en la cumbre del clima de París, llega a este aniversario con un nivel de aprobación inusitadamente bajo. Sólo 33.4 por ciento de los mexicanos aprueba el gobierno de Peña Nieto, según la encuesta de Consulta Mitofsky levantada el 6-9 de noviembre y divulgada el 24 de noviembre. En una encuesta de Parametría, que cubre el periodo septiembre-octubre, el presidente Peña Nieto muestra una aprobación de 35 por ciento. Pero si a la opinión positiva se resta la negativa, queda una opinión efectiva de -23 por ciento, la más baja de todos los personajes medidos en el estudio.

Los presidentes de México suelen tener buenos niveles de aprobación en comparación con los mandatarios de otros países. Su promedio suele estar arriba del 50 por ciento. El único Presidente que tuvo una popularidad inferior a la de Peña Nieto de hoy fue Ernesto Zedillo en 1995, cuando sufrió las consecuencias del desplome de la economía y del aumento del IVA del 10 al 15 por ciento. La aprobación de Zedillo llegó a caer a un promedio de 23 por ciento. Sin embargo Zedillo concluyó su mandato con una popularidad de 65 por ciento. Por otra parte, Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón tenían niveles cercanos o superiores a 60 por ciento al cumplir tres años de gobierno (véase "El desacuerdo con los presidentes" (1994-2015) de Ulises Beltrán, Nexos, marzo 2015).

A mediados de este 2015 Peña Nieto se encontraba a media tabla de popularidad en las listas de mandatarios de América, muy lejos de Danilo Medina de la República Dominicana, con 89 por ciento, o Evo Morales de Bolivia, con 75 por ciento. También estaba muy arriba de Dilma Rousseff de Brasil, con 10 por ciento, y Ollanta Humala de Perú, con 17 por ciento (Consulta Mitofsky).

La aprobación de Peña Nieto, de hecho, fue bastante buena en 2013 y parte de 2014. La declinación empezó a mediados de 2014. Muchos factores parecen haber incidido. El mal desempeño económico de 2013 y 2014 fue una de las razones. El fuerte aumento de impuestos del 2014 es otra. El secuestro de los normalistas de Ayotzinapa y la fuga de El Chapo Guzmán tuvieron un impacto negativo muy fuerte. Quizá lo que más daño le hizo al Presidente, sin embargo, fue el escándalo de la "casa blanca" de Las Lomas.

Lo interesante es que a pesar de la desaprobación del Presidente, las encuestas muestran que el PRI sería el partido ganador en una elección. No se necesita un porcentaje muy alto para triunfar en unos comicios presidenciales en México. En la encuesta de Consulta de noviembre, 20.8 por ciento de los mexicanos dicen que votarían por el PRI (sin considerar candidato) si hoy hubiera comicios. Esto es suficiente para ganar la votación con las reglas que tenemos y la fragmentación del voto por la multitud de partidos.

¿Puede Peña Nieto lograr una recuperación de su popularidad? Supongo que sí. La aprobación de cada Presidente fluctúa por circunstancias propias del momento. Los grandes aumentos de precios o de impuestos o las crisis económicas son particularmente importantes en esta aprobación, así como la imagen de corrupción o limpieza que tenga el mandatario.

Una mejor situación económica de la que ha tenido México en los tres primeros años, en que la economía ha tenido un crecimiento promedio de alrededor de 2 por ciento anual, ayudaría sin duda. Pero el Presidente enfrenta medios de comunicación más críticos que en el pasado y unas redes sociales que antes no existían implacables en sus cuestionamientos. Esto hace más difícil la recuperación de su popularidad.

Leer más: http://www.reforma.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=76975#ixzz3t7E6NtMT
Follow us: @reformacom on Twitter

El débil Peña Nieto acata pacto de impunidad…

EL PODER, EN MAFIAS Y OLIGOPOLIOS

(Entresacado de LUPA DE GONZÁLEZ IÑIGO 1110)

EDGARDO BUSCAGLIA (URUGUAY, 1960) SE PREGUNTÓ EN AGOSTO PASADO, “¿Cuál es el futuro de un país que tiene un presidente débil, carente de voluntad para enfrentar el porvenir? Ese es el problema de fondo de México”. EXPROFESOR DEL ITAM Y DOCENTE INVITADO DE LA UNAM, EB sostiene que esta transición política “hacia la nada” ha convertido al sistema político en una estructura más débil. En esa medida, el Chapo —hijo pródigo de este sistema, como lo llama— se ha vuelto más fuerte. De alguna manera, él y su organización se han robustecido con la debilidad del Estado mexicano

EN ESA OCASIÓN AFIRMÓ LO SIGUIENTE A RICARDO RAVELO, director de la revista Variopinto: “La forma espectacular, hollywoodense, con la que Joaquín El Chapo Guzmán Loera (JGL) se escapó ha hecho más notoria su persona a los ojos del mundo, que lo percibe como una especie de Al Capone mexicano, quien en su tiempo dominaba a los políticos de Chicago y del Medio Oeste de EEUU. Es más que evidente que el Chapo maneja las instituciones mexicanas.

Y añade: “Hay indicadores de esta fuga que debieron llamar la atención de cualquier persona. Él permaneció 17 meses en la cárcel sin que se le hayan tocado sus patrimonios vastísimos, con inversiones en 59 países. Durante ese tiempo no se tocó a sus socios principales, aun cuando la prensa los ha señalado con nombres y apellidos. “Con esto quiero decir que este hombre ya se había fugado antes de fugarse. Y la evasión física fue simplemente una consecuencia natural de la fuga patrimonial que ya se venía produciendo desde hacía muchos meses”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s