Home

Grito de los maestros y la gente: ¡Oaxaca no es cuartel, fuera ejército de él!

Pedro Echeverría V.

1. Volvió a aparecer por televisión Claudio X, el hijo de papi el empresario millonario, ahora exigiendo represión contra los maestros de la CNTE de Oaxaca, Michoacán, Guerrero y Chiapas; contento el heredero de que Peña Nieto y Chuayffet le hicieron caso en su demanda de amenazar y expulsar a los maestros del IEEPO, ahora exige más. Sólo faltaría que al renunciar a la SEP el enfermo Chuayffet sea nombrado el señor X secretario de Educación. Y como “no hay mal que por bien no venga”, se pondría bueno porque entonces los maestros podrían despertar en su letargo y ver con claridad “por dónde masca la burra”, es decir, de dónde viene el fascismo caliente.

2. Y no es que Chuayffet sea una blanca palomita, pues sólo había que recordar la matanza de indígenas de Acteal, Chiapas cuando era secretario de Gobernación; pero el tal X González –que de intelectual honrado no tiene un pelo- ha hecho suficientes méritos para pensar en que posiblemente es hijo del chileno Pinochet o del argentino Videla. Sus propuestas de privatizar la educación, de reprimir y encarcelar a los maestros, de la creación de becas para escoger escuelas privadas, son sólo refritos de lo que otros privatizadores como Luis Pazos han propuesto desde los gobiernos de Echeverría Álvarez y López Portillo, hace más de 35 años.

3. Aquellos gobiernos de los setenta cedieron poco a la privatización educativa porque se decían nacionalistas y hasta antimperialistas, defendían el gasto social y el derecho de asilo a perseguidos por dictaduras; pero a partir de 1982, con la puesta de marcha de neoliberalismo y la privatización, la educación perdió inversión presupuestal, se comenzó a golpear a los maestros, se fue preparando la descentralización y los programas educativos comenzaron a ser tecnocráticos. La educación aceleró su deterioro y se empezaron a pedir cuotas a los padres de familia. El terrible deterioro de la educación nacional impulsó la lucha independiente de la CNTE.

4. El número de escuelas privadas, los alumnos que matricula. Los apoyos institucionales que recibe, han impulsado los negocios de esas escuelas; por el contrario, la educación pública –que de acuerdo a la Constitución debe ser “gratuita y laica”- obliga a los padres de los alumnos a atender una buena cantidad de gastos por las construcciones o reparaciones urgentes del edificio escolar, así como a gastos extras por trámites burocráticos y de pruebas. Las escuelas privadas con gran número de alumnos son gigantescos y multimillonarios negocios que sirven para hacer campaña contra la escuela pública usando ampliamente a los medios de información.

5. Si hasta los años sesenta el número de escuelas, alumnos y maestros de sostenimiento público era del 95 por ciento, conservando su carácter laico, gratuito y obligatorio, a partir de los años ochenta la relación comenzó a cambiar en beneficio de los particulares con políticas de gobierno a su servicio. Lo público ahora representa el 60 por ciento y la escuela privada es del 40 por ciento. Ya hasta el mismo gobierno imbécil de Fox declaró hace unos 10 años cuando exigíamos que se invirtiera el ocho por ciento en educación pública. Respondió que la inversión educativa se había duplicado después de tomar en cuenta la inversión escolar privada.

6. El señor X, hijo del señor Pinochet, goza de alegría porque el gobierno de Peña, así como los medios de información, le está haciendo caso. Pero los maestros de la CNTE siguen firmes en sus asambleas, congresos, foros educativos, porque cuentan con el apoyo de los padres de familia. Hace 10 días realizaron en Oaxaca una marcha de alrededor de 100 mil maestros que cubrieron en su marcha más de un kilómetro de extensión, además contaron con apoyos de otros sectores de trabajadores que exigían la nueva integración de la APPO para encargarse de integrar una fuerza más grandes en todo el estado.

7. Mientras tanto Oaxaca parece sufrir un Estado de Sitio con cerca de 20 mil integrantes de las fuerzas armadas nacionales y locales. Espero que las humildes muchachitas de Oaxaca no salgan nuevamente agraviadas –como en 2006- cuando se quejaron de que los milicos se aprovecharon de ellas. Pienso que una demanda central de los oaxaqueños debería ser: Oaxaca no es cuartel fuera fuerzas armadas del estado. Y ese gobernadorcito del PRI, PAN, PRD, que es igual o peor que el asesino Ulises Ruiz, también debe ser combatido por pelele y sin criterio. Hay que gritar fuerte: ¡Fuera el mal gobierno y que viva la CNTE, la APPO y la batalla nacional de los trabajadores! (14/VIII/15)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s