Home

Mexico. El “Chapo” Guzmán ama su profesión

Por Pablo Arciniegas Avila (KaosenlaRed, 30/VII/15) De ac(uerdo total: Pedro)

Contra esta realidad el “Chapo” actúa, y lo hace usando sus medios, su poder, su condición de “capo” ganada por sus virtudes. Parecerá esto una apología a la violencia, pero en verdad no lo es, de lo que se trata es de demostrar que tras la absurda justicia pregonada por el poder, con su violencia..

El mejor trabajo, dicen, que es el que se hace con pasión, ese trabajo que nos gusta, que nos llena, que satisface nuestra necesidad de acción, de producir, de crear. Entre esas actividades, de las diversas que desarrollamos los seres humanos, está el trabajo de los que actuan “fuera de la ley”, es decir aquellas actividades que son consideradas por el consenso de las sociedades como delictivas, pero que para fines de esta escrito lo vamos a definir como trabajo. Al final sí lo es.

En este convulsionado inicio de siglo, ya no hay certeza de muchas cosas, aunque por décadas las cosas parecieran normales, ahora la velocidad de las comunicaciones, el conocimiento de fuentes diversas de opinión permiten conocer otras realidades.

¿Quiénes actúan fuera de ley? Según el convencionalismo son aquellas personas que vulneran el derecho de otros, por acción u omisión, por medio de la violencia; son aquellas personas que no cumplen con lo que dictan los códigos de comportamiento social, las convenciones sociales; los que, de una u otra manera, contradicen o violan las leyes. ¿Quénes formularon la leyes? Cortes de notables, pensamientos “adelantados” de viajeros de la vieja Europa que extrapolaron las ideas de justicia de realidades tan lejanas a estas tierras.

E ahí desde donde se manifiestan las contradicciones. La leyes fueron creadas desde el poder, y el poder de un grupo, y basadas en otro poder que tenía como subalterno a este grupo. En menos palabras, las leyes son normas establecidas desde arriba para los de abajo, siempre los de abajo fueron considerados un peligro, había que ponerles grilletes desde los códigos. Que las legislaciones han adelantado en sus estupideces, se puede decir que sí, pero no se puede negar que todos los códigos legales esconden violencia represiva del poder en nombre de normas normalizadoras.

En medio de esta realidad hay quienes se revelan porque no se ven representados por esas leyes, o simplemente porque han sido víctimas de las mismas. Siempre ha sido conversación a media voz de que las leyes son sólo aplicadas para “los de poncho”; para los pobres. Los poderosos, adinerados, de “buen apellido” siempre han podido sortear el cumplimiento de la ley desde sus posiciones privilegiadas. O, las veces que algún poderoso a ido a la sombra de alguna masmorra, ha sido con la venia de sus antiguos jefes; por ejemplo Montesinos y Fjimori, en Perú, cuando ya no eran funcionales para los mercenarios de las CIA, a estos poco les costó mandarlos a la cárcel, cuando ya no podían ocultar a la opinión pública las atrocidades y la corrupción ejecutada por estos, sus esbirros.

Esto no ha cambiado, casos podríamos exponer muchos. Lo que está claro es que existen personajes que bien han entendido que esto de las leyes es una cuestión de poder, de conveniencia, y desde ahí actúan a contra corriente, como gritando a toda la sociedad que la mentira es la regla, que para sobrevivir en esta selva de engaño hay que ponerse a enfrentar al mostruo de mil canezas que es el poder,y una de ellas es la “justicia”.

Es el “Chapo Guzmán” ya una leyenda en lo barrios del México proletario, es quien por “fuera de ley” lidera una de las organizaciones de tráfico de drogas más grande del mundo. Organización que disputa cuerpo a cuerpo con otras el monopolio del tráfico, organizaciones altamente violentas, con bastante logística en personas y armamento, verdaderos ejércitos al servicio de esta actividad. La guerra de cárteles se instaló en México ya hace décadas, al mejor estilo de las clásicas mafias, que ha dejado un sinnúmero de víctimas, cada vez más la espiral crece y se enciende más este conflicto.

Hasta aquí lo que se sabe. ¿Pero quienes son la contraparte en este conflicto de organizaciones de tráficantes y productores de drogas? Pues la justicia mexicana, los jueces, fiscales, autoridades del gobierno, desde el poder ejecutivo para abajo. Eso lo sabe todo el mundo, y a quien le parezca exagerado esto, pues simplemente vive en un mundo de fantasía.

Pero a niveles más altos de poder, están los aparatos de seguridad y justicia los EEUU, que en realidad vendrían a ser como el cártel más grande del mundo. Son ellos quienes en realidad manejan la producción y el tráfico de las mayores cantidades de drogas, son ellos mismos los que persiguen a los otros productores y traficantes, como quien combate la competencia. Para esto se revisten de una autoridad auto-asumida, gracias al poder económico, político y militar que ostentan desde el imperio. Es decir quienes aplican las leyes anti drogas son los más involucrados en el delito.

Contra esta realidad el “Chapo” actúa, y lo hace usando sus medios, su poder, su condición de “capo” ganada por sus virtudes. Parecerá esto una apología a la violencia, pero en verdad no lo es, de lo que se trata es de demostrar que tras la absurda justicia pregonada por el poder, con su violencia, hay la respuesta de líderes como Guzmán, que incluso políticamente le disputa al poder, al imperio esos espacios de poder.

El Chapo ama su profesión, por eso se mantiene en ella, por eso la CIA la DEA no lo pueden mantener encerrado, porque él sabe cómo manejar, al igual que ellos el poder de dinero, a diferencia de que Guzmán al menos tiene la dignidad de reconocer y actuar según sus principios y asumir su papel en esta guerra absurda y cruel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s