Home

¿Por qué los poderosos nos hacen caca y no respondemos?

Pedro Echeverría V.

1. P: ¿Qué puedes decirme -como estudioso de los problemas de México- acerca del grado de dependencia económica de nuestro país hacia los EEUU desde hace un siglo, determinando con ello las condiciones de nuestro escaso desarrollo, así como la miseria de la mayoría de nuestro pueblo?

R: La dependencia económica, política, ideológica, de México hacia los EEUU es determinante. No se trata sólo de nuestro país, sino de todo el mundo desde el fin de la segunda guerra mundial. Al quedar semi destruido parte del territorio europeo, después de arrojar los EEUU las bombas atómicas sobre Japón en Hiroshima y Nagasaki y luego intervenir en los países destruidos por la guerra con el Plan Marshall para ofrecer “ayuda”, los EEUU se convirtieron en los amos del mundo desde el lado militar, armamentistas, político y económico. Desde entonces ese país comenzó a condicionar sus ventas y compras, sus inversiones y sus saqueos, así como el control de cada uno de los gobiernos y políticas empresariales.

R: A pesar de que EEUU se quedó con más de la mitad de nuestro territorio a mediados del siglo XIX y que los gobiernos mexicanos (liberales, porfiristas y de la Revolución) se han supeditado desde entonces a los intereses que han dictado desde Washington, los grandes inversionistas yanquis, junto a la embajada y fuerzas (FBI, CIA, DEA) presentes en todas las instituciones públicas del país, continúan imponiendo su dominio casi total. Por ello ningún gobierno mexicano ni partido político registrado se atreve a criticar la presencia imperialista; saben que los EEUU dominan en México y cada candidato tiene la obligación (como se ha visto) de recibir el visto bueno de los EEUU para poder competir y mucho más para ser presidente.

2. P ¿Por qué no crece nuestra producción y economía?

R: La economía y la producción están estancadas o crecen muy poco por varias razones: a) porque la producción es dependiente del consumo; ¿Para qué producir si no hay compradores de producto porque la inmensa mayoría de la población vive en la pobreza, la miseria y el desempleo y no tiene dinero para comprar?; b) ¿Cómo vender al extranjero si los países que pueden comprar boicotean nuestros productos pagando precios muy bajos?; c) ¿Cómo hacer producir el campo si nuestros campesinos e indígenas no poseen tierras, agua, fertilizantes, insecticidas, créditos y, lo más importante, un mercado que pague bien sus productos?; d) ¿Cómo puede haber inversión si los capitalistas mexicanos no pagan impuestos y prefieren invertir en otros países?

R: Después del “milagro mexicano” de los sesenta –incluso desde 1946- hasta el gobierno de López Portillo (1976-82) el crecimiento del PIB fue de alrededor del 6 por ciento; a partir de 1983, con la implantación del neoliberalismo privatizador, de la firma en 1985 del ingreso al GATT con De la Madrid, hasta el gobierno de Peña Nieto, el crecimiento ha sido de cero, dos o tres por ciento. En 1993 firmó México con EEUU y Canadá el TLC y la situación del país ha empeorado porque el desempleo, la pobreza y la miseria en la mayoría de la población se han incrementado. ¿Quién entonces se ha beneficiado en los últimos 33 años? Un puñado de multimillonarios que se han asociado con inversionistas que han hecho enormes negocios en el país.

3. P: ¿Podrá frenarse el agobiante desempleo del país?

R: Parece que en el futuro ya no habrá países con pleno empleo porque la máquina, la gigantesca tecnología, como desde los tiempos de la llamada revolución industrial del siglo XVIII cuando los “luddistas” rompían máquinas que les quitaban trabajo, está expulsando a millones de seres del empleo. Marx veía que la máquina vendría a multiplicar la producción y el obrero trabajaría menos pero con buen pago. Lo que sucedió es que el capitalista se hizo más poderoso rodeándose de fuerzas armadas represoras y los obreros (desorganizados) se dejaron maniatar. En lugar que el desarrollo de las máquinas y la tecnología beneficiaran a los trabajadores se convirtió en instrumento de mayor explotación y sustitución del trabajo obrero.

R: La izquierda internacional, siguiendo a Marx, pensó siempre que el gran desarrollo tecnológico beneficiaría a los trabajadores haciendo que su tiempo de trabajo se redujera cada vez más y que sus ingresos aumentaran al mismo ritmo que la riqueza producida. Los estudiosos han demostrado que si todos trabajaran y la riqueza creada se repartiera con equidad, no habría necesidad de trabajar más de dos o tres horas diarias. Sin embargo sucedió lo contrario: los capitalistas controlan y han sido los beneficiados de la tecnología y con sus gobiernos y fuerzas militares han expulsado de la producción a miles de millones de trabajadores llevándolos a la miseria más vil. Esto demuestra que el desempleo sólo podrá acabarse con otra sociedad.

4. P: ¿Cómo se desenvuelven los salarios?

R: México es uno de los países del mundo con los salarios o ingresos más bajos. Mientras en algunos países como Suiza. EEUU, se ha estado exigiendo para los empleados unos 30 dólares por hora de trabajo, en México el salario mínimo por ocho horas es de menos de cinco dólares, es decir de 65 a 70 pesos mexicanos; para no ser una vergüenza nacional el salario mínimo debería ser –como dice la Constitución Política en sentido de que le alcance al trabajador y su familia para cubrir sus necesidades- 10 o 15 dólares diarios. Sin embargo hay sectores derechistas y fascistas que señalan que los salarios mínimos no deben ser obligatorios y hacerlos depender de la productividad, porque hay decenas de miles de empresarios que ni eso logran pagar.

R: En México hay un alto porcentaje de trabajadores que gana el equivalente de tres, cinco, siete salarios mínimos; hay otros que obtienen cantidades inferiores al salario mínimo oficial. Por ello se dice que ese salario mínimo oficial es el generalizado en la mitad de la población. ¿Con qué dinero consumir la producción nacional si por lo menos 60 millones de seres humanos no tienen para adquirir las mercancías que les son necesarias? El salario o el ingreso de dinero es determinante para que la economía de un país cumpla con su ciclo: producción, distribución, consumo; la distribución también es esencial porque si no hay distribución equitativa y sólo un puñado de ricos acumula –como siempre se registra- y proceso sigue sin avanzar.

5. P: ¿Cómo funciona el Seguro Social?

R: El Instituto Mexicano del Seguro Social, creado en 1944 (hoy con 58.4 millones de derechohabientes campesinos, obreros y empleados); pretendió ser la institución de salud más importante del país. Podría demostrarse que funcionó bien hasta los años setenta porque había un balance entre las inversiones que recibía, el número de edificios con que contaba, los médicos, enfermeras y trabajadores que lo atendían, las medicinas necesarias y la cantidad de pacientes que recibían atención. A partir de entonces, mientras se multiplicó el número de pacientes todo lo demás se vino abajo por incapacidad e irresponsabilidad gubernamental. Hoy la atención en el IMSS es deficiente en un 80 por ciento y cada día está peor.

R: Gobierno y empresarios, los contribuyentes principales, son los únicos culpables del desplome del IMSS; dejaron de entregar las cuotas obligatorias que les corresponde y han convertido a esa institución de salud en una situación lastimosa: pésima atención a miles de derechohabientes por falta de médicos, enfermeras y medicinas, carencia de camas, cuartos, de vendas, jeringas y gazas; es tan extrema la situación que son los mismos pacientes quienes deben cubrir con su dinero parte de lo necesario. La corrupción en los servicios –esencialmente por falta de presupuesto oficial- ha penetrado en todos los rincones; si no se frena esa caída a tiempo el IMSS se convertirá en una institución muerta y enterrada.

6. P: ¿Cómo funciona el ISSSTE, que es menor?

R: El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado fue creado en 1960 (hoy cuenta con 12.7 millones de derechohabientes, empleados de gobierno). Igual que el IMSS, carece del personal suficiente (médicos, enfermeras) en todos los campos, así como de presupuesto, edificios y medicinas. Los médicos y enfermeras suelen contratarse en empresas particulares, abrir otros sanatorios, con el fin de obtener otros ingresos o completar los que reciben. A pesar que los sindicatos de trabajadores de gobierno presionan al gobierno para que proporcione servicios eficientes, éste ha demostrado incapacidad e irresponsabilidad en el manejo de esta institución que funcionó bien durante sus primeros 20 años de vida.

R: A partir de entonces surgió la “subrogación” de servicios para beneficiar al sector privado, no sólo en el uso de sus hospitales, médicos y enfermeras, sino también en la entrega de medicinas, el ISSSTE demostró su enorme incapacidad para atender a sus derechohabientes. ¿Cuántos negocios de millones de pesos se realizarán alrededor de la “subrogación” a particulares con el argumento de la “incapacidad”?. La mayoría de las citas médicas de medicina familiar se otorgan a distancia de una semana; las citas a especialistas llegan a alcanzar los cinco meses; las camas para operaciones son para una semana o más y los análisis pueden durar dos meses de espera. Todo ello beneficia a las clínicas y hospitales privados.

7. P: ¿Cuál es la situación de la educación en México?

R: La educación, como es bien sabido, cuenta con tres niveles: elemental (preescolar y primaria); media (secundaria, preparatoria y tecnológica) y superior (licenciatura, maestría y doctorado). Lo más nefasto es que sólo el 60 por ciento de los niños que ingresa al ciclo concluye la primaria. Igual porcentaje de lo que ingresan a la enseñanza media la concluye y los porcentajes en educación superior son de cuatro o cinco de los jóvenes; peor aún que en los últimos 30 años de 100 estudiantes solicitantes de ingreso a educación superior se rechaza al 70 por ciento por falta de cupo y presupuesto. ¿Cuántos concluyen la licenciatura? Ni un dos por ciento. ¿Cuántos llegan a posgrado y luego se convierten en investigadores?

R: Esto es en cuando a cifras y estadísticas. En cuanto a la calidad educativa México ha estado ocupando los últimos lugares en inversión en educación, lengua nacional, aritmética, ciencias sociales, abajo de unos 30 países de la OCDE. Cada sexenio de gobierno –por lo menos desde los años 40- la educación ha venido arrastrando retrasos que tienen qué ver con las condiciones socioeconómicas del 80 por ciento de los niños del país, cuyos padres viven y han vivido pobrezas, miserias y carencia de cultura escolar. Aunado a ello ha estado la corrupción institucionalizada de funcionarios y líderes sindicales a su servicio. Pareciera que la educación sólo saldrá adelante cuando cambie la sociedad capitalista que la ata.

8. P: ¿Sirven para algo los sindicatos?

R: Los sindicatos nacieron para defender los intereses de sus trabajadores agremiados. En México aparecieron con el siglo XX antecediéndolos las sociedades mutualistas y las cooperativas. Si acaso hay alguna personalidad creadora del sindicalismo en 1901 fue el liberal, luego anarquista, Ricardo Flores Magón. Pero después -a partir de 1915 (hace un siglo)- el sindicalismo se entregó al Estado y de allí fue la práctica cotidiana. Las principales centrales obreras (CROM, CTM, Congreso del Trabajo, etcétera) mientras más afiliados han tenido mayor entreguismo al Estado y gobierno; por el contrario, el llamado “sindicalismo independiente” en la medida que fue más fuerte mayor apertura le dio el Estado y con mayor facilidad cayó en las redes del poder.

R: En tanto los sindicatos sigan atados a la idea de sólo defender que no sean malas sus condiciones de trabajo y no se conviertan en clasistas, es decir, no entiendan el significado de la explotación y mayor proletarización, seguirán soportando la explotación y opresión capitalista. ¿Para qué sirve recuperar tres pesos en el ingreso si al otro día el promedio de la alza de mercancías es de cinto pesos? Los sindicatos tienen que ser semilleros de la lucha contra el capitalismo y parece que la Coordinadora (CNTE) ha entendido la idea; si no es así, entonces son una especie de entretenimiento de los trabajadores mientras el capitalismo se fortalece para someter a los obreros con mayor eficacia.

9. P: ¿Crecerá más la emigración de trabajadores hacia EEUU?

R: En EEUU vive legalmente más de 10 millones de mexicanos, otros tantos ilegales y más de medio millón de migrantes que cada año acude a esa nación en busca de trabajo. Si esa frontera se abriera quizá se irían de México otros 20 millones de desempleados, pobres y miserables. La migración de mexicanos ha comenzado a preocupar a Canadá. Muchos países europeos también son penetrados los cientos de miles de trabajadores de África y Asia por falta de empleo en sus países de origen. Obviamente, por lo menos desde los años 40 del pasado siglo, tanto mexicanos en EEUU, como los migrantes en Europa, han sido usados en las guerras para invadir a otros países y en defensa de los países que les ha dado empleo.

R: En la migración hacia países ricos y desarrollados se puede ver con nitidez la enorme desigualdad socioeconómica mundial. Países como EEUU y Canadá en América y los países europeos que fueron las poderosas monarquías, las rancias aristocracias, como Inglaterra, Francia, España, Alemania, Bélgica, Italia, Suiza, hoy se quejan por sufrir migraciones y hacen revivir sus defensas racistas y xenofóbicas persiguiendo a los migrantes que llegan en busca de sustento. No los ven como seres humanos que nacieron en medio de países miserables y que buscan fuentes de vida, sino como migrantes de la más baja escala humana que sólo merecen el desprecio. Este tipo de pensamiento ha creado el esclavismo, el feudalismo y el capitalismo.

10. P: ¿Qué hacen los partidos políticos entre tanto?

R: Los partidos políticos en México han girado en torno del Estado capitalista cuya fortaleza a través de las décadas ha sido indiscutible. Basta con pensar que un partido (el PRI) ha gobernado el país por más de 70 años y que el PAN –que tuvo la Presidencia 12 años (2000-12) cortando su dictadura- gobernó exactamente como el PRI y subordinado a él. Desde que el 1917 “la Revolución se hizo gobierno” se impuso una dictadura política –no personal- pero de la misma clase social y el mismo partido. Los demás partidos, desde que triunfó la revolución burguesa y ésta impuso su Constitución o “carta Magna”, los partidos se han visto obligados a girar en torno al gran poder del Estado. La izquierda existió hasta los años setenta; luego sólo socialdemocracia.

R: Por lo que puede ver hoy, el PRI buscará ser el de 50 por ciento, el PAN el de 20, el PRD el 15 y los otros partidos se dividirán el otro 15 por ciento. ¿Cómo puede perder el PRI el apoyo de los EEUU, su absoluto control de instituciones, de sindicatos, de dinero empresarial y del Estado, de medios de información? Los fraudes electorales nunca se han hecho el día de las elecciones sino mucho antes: desde que todos los intereses económicos se unen para designar al candidato “de unidad”. En los hechos todos los partidos, sean grandes o pequeños, son instrumentos de presión al gobierno y al Estado para el beneficio de sus intereses de secta política. Por lo menos ha sido en los últimos 50 años. (18/1/15)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s