Home

Pedro Echeverría V.

1. ¿Por qué el pueblo del estado de Guerrero es muy luchador, combativo y nunca ha dejado de participar en las luchas sociales? ¿Es porque su territorio es montañoso, difícil de penetrar por extraños y porque está cubierto por selvas y bosques? Sin duda ese estado -como los de Oaxaca, Chiapas, Michoacán- no fue fácil de conquistar y someter por los españoles; tampoco ninguno se dejó dominar temprano por la modernidad capitalista, aunque hoy están profundamente penetrados en Acapulco, Zihuatanejo, la ciudad de Oaxaca, San Cristóbal de las Casas y Morelia. Sin embargo, por su historia política de lucha, Guerrero va adelante.

2. El estado de Guerrero, desde la lucha por la Independencia de México en 1810, se convirtió en el segundo estado más importante. De allí surgen grandes batallas campesinas encabezadas por José María Morelos, los hermanos Bravo, Vicente Guerrero y otros personajes; Chilpancingo (del Congreso) e Iguala (del Plan) se convierten en poblaciones muy significativas en las luchas sociales. En Ayutla inicia Juan Álvarez -a mediados del siglo XIX- la batalla contra la dictadura de López de Santana, se desarrollan confrontaciones contra el Imperio, así como años más adelante para derrumbar la dictadura porfiriana. En los hechos el estado de Guerrero nunca he dejado de luchar por eso allí surgieron las guerrillas de Jenaro Vázquez y Lucio Cabañas.

3. Se pretendió abolir el filo rebelde de los guerrerenses en los años cincuenta al aprovecharse sus recursos naturales para construir el centro turístico más bello e importante del país: Acapulco; sin embargo el que ese puerto se haya convertido en propiedad de gigantescas empresas transnacionales y centro de gigantescos negocios de los más grandes millonarios del país, representó un terrible reto para el 90 por ciento de los habitantes que continuaron viviendo en la miseria y el abandono. Hoy Guerrero es uno de los estados más miserables del país porque sus ingresos son muy pobres y los servicios de salud, educación, vivienda, transporte que recibe, pésimos.

4. Hoy llevamos 20 días esperando que aparezcan con vida los 43 estudiantes normalistas desaparecidos -al parecer- por la policía municipal; esperamos que se haga justicia por los 23 campesinos asesinados en la población de Tlatlaya y en espera que se aclare los otros seis asesinados en Iguala Guerrero. Probablemente el gobierno esté enterado de lo que sucedió o que fueron asesinados desde la primeras horas y esté pensando y repensando cómo informar del caso. Se podría culpar -como siempre- al narco para salvar la política; se podría culpar al presidente municipal de Iguala y al gobernador por no atender su territorio; pero también al presidente Peña de desgobierno, por haber acumulado problemas sin resolver.

5. Aunque la situación de desaparición de los estudiantes normalistas es gravísima, por las grandes manifestaciones de condena que se han realizado en México y en varios países, el gobierno priísta con la “mano en la cintura” puede resolverlo como lo ha hecho otros gobiernos durante décadas: culpando a otros, disculpándose o llegando a acuerdos compensatorios con los “mal informados”. ¿Se ignora acaso que el PRI ha gobernado alrededor de 80 años porque le ha sobrado sagacidad y habilidad para resolver cualquier problema difícil? La gente consciente tiene la obligación de continuar luchando y exigir justicia; aunque el PRI siempre ha respondido que “llegará hasta las últimas consecuencias y tope donde tope”.

6. Las religiones nos han enseñado a llorar por nuestros muertos y a culpar al “destino”. Llorar a un hijo es doloroso, pero pasados los días las tragedias se van olvidando y las tristezas se apagan. No pueden permanecer para siempre los recuerdos cuando la vida sigue adelante. ¿Adelante para quiénes? ¿Para los padres y hermanos campesinos en los que las esperanzas de cambio hacia adelante se han frustrado con el asesinato de un ser querido que luchó mucho para alcanzar un beca en una normal rural? o “adelante” para gobiernos cuya humanidad se expresa en la búsqueda de cargos políticos, de negocios empresariales y la acumulación de poder.

7. Después de larga espera angustiosa lo importante es saber si estos asesinatos serán sólo un caso de tantos y el ejército y las fuerzas armadas seguirán ejecutando a cuantos les venga en gana por no someterse al capitalismo. La situación de los estudiantes, campesinos, trabajadores, ha sido muy grave en las últimas semanas. El gobierno de Peña Nieto, aunque cuenta con el enorme respaldo del PRI, el empresariado, los medios de información y el imperio de EEUU, no solo no ha resuelto los problemas urgentes sino que los ha agravado más. De ninguna manera renunciará por incapacidad -porque además el único gobierno que ha renunciado lo hizo en 1932- porque no pudo soportar la dictadura de Calles.

8. Pero, ¿qué sigue? Lo seguro es que los guerrerenses -los habitantes de ese pueblo que lleva siglos batallando- seguirán luchando en las calles, las plazas y los campos. No sabemos si además como lo hizo Morelos por encargo de Hidalgo en 1810, el liberal Álvarez en 1855 y otros bravos personajes de ese estado, instalen nuevas guerrillas porque estén convencidos de que es la única forma que los escuchen y respeten. Pero, ¿qué harán otros estados, que dirán los dirigentes de otros grupos sociales golpeados por la burguesía (CNTE, electricistas, mineros, zapatistas, amloístas)? ¿Seguiremos llorando nuestra desgracia por impotencia, falta de unidad y carencia de ideas? (14/X/14)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s