Home

Pedro Echeverría V.

1. Evaluaciones internacionales del sistema educativo nacional revelan –según publica hoy La Jornada- que México se mantiene como uno de los países con las más altas tasas de población: a) que no estudia ni trabaja ( “ninis”), b) con muy bajos niveles de egreso en bachillerato y educación superior, c) de escasa inserción laboral de quienes cuentan con estudios universitarios, d) de 2010 a 2013 nuestra nación no ha superado los últimos lugares en porcentaje de habitantes que no logra tener acceso a la educación y concluir sus estudios.

2. México ocupa la tercera posición, sólo detrás de Turquía e Israel, entre los Estados con la mayor proporción de jóvenes sin estudiar ni trabajar; la cifra alcanzó los 7 millones 337 mil 520 el año pasado, además de que ocupamos el primer lugar de las naciones que integran la OCDE en el número de desertores escolares de 15 a 18 años. Aunque estos informes negativos lleven varios años, es importante decir que este no es un informe viejo, sino el que se presentará por la OCDE la próxima semana.

3. Para evitar que México siga derrumbándose en educación –que es culpa de la explotación, el desempleo y miseria que sufren los padres- es por lo que luchan desde hace más de 34 años en las calles los maestros de la Coordinadora (CNTE) ¿Qué hace el gobierno y los líderes venales del Sindicato (SNTE) para solucionar la situación? El gobierno se hace tonto y los dirigentes del Sindicato –encabezados por el Charro Díaz (hijo del creador del “charrismo” en 1948) – seguir sumisamente al gobierno.

4. ¿Y los medios de información qué dicen? Como siempre: no paran de mal informar, de desorientar acerca de la situación educativa y de culpar a los maestros de la CNTE –por protestar, hacer paros y exigir sus derechos por la mala educación en el país. Los maestros de la CNTE –estrechamente asociados con los alumnos y padres de familia- han realizado muchos estudios y hecho propuestas para que los niveles educativos se eleven mediante su participación, pero eso al gobierno le disgusta.

5. Debe recordarse que el problema de la educación en México y en el mundo no es primariamente un asunto de técnica de enseñanza, de pedagogía, de computadoras, enciclomedias, disciplina o de hacer que los profesores sean puntuales. Esas son boberías con las que nos quieren engañar. El problema de la educación ha sido siempre de política educativa, es decir, hacia dónde se dirige el proceso educativo y para conseguir qué; qué tipo de profesionistas o de técnicos queremos formar y para qué; cómo está la situación de la alimentación de los niños.

6. Además debe conocerse cuánto interés y qué presupuesto dedica el Estado a la educación en función y cómo debemos preparar o capacitar a los profesores para que se orienten hacia lo que se necesita. Para trazar la política educativa se tiene que tomar en cuenta el rumbo económico, político, cultural del país y muchos problemas aún no resueltos: ¿Cómo educar a los hijos de padres desempleados y explotados que no les alcanzan sus ingresos para alimentarlos ni para darles una vida sana? Son datos que se publicarán el martes próximo por la OCDE.

7. Si antes de los años cincuenta del pasado siglo la educación se centró en el campo y su orientación fue para la vida rural, a partir de esa década la política educativa se dirigió a la vida urbana (abandonando el campo) para hacer crecer las ciudades y la industria. Aún siguió controlada la educación por el Estado que apoyaba la educación pública; pero a partir de 1982 la orientación educativa cambió radicalmente en beneficio de la educación privada y de los poderosos empresarios.

8. Hoy, para los amos del capital, la educación debe estar al servicio de la producción, debe servir para crear riquezas para los capitalistas dueños de México. Todas aquellas profesiones, escuelas y asignaturas que ayudaban a humanizar, a entender los problemas sociales, a pensar en la solidaridad y a hacer a un lado los intereses privados, ya no cuentan en el sistema educativo. La educación es un negocio capitalista y forma a las personas para enfrentarse unas a otras en la competencia desigual.

9. Ante esa política empresarial impuesta en educación desde hace muchas décadas, los profesores sólo han sido obligadas “correas de transmisión” de los proyectos educativos de la clase dominante. Si buscáramos culpables, los profesores sólo serían irresponsables por acomodarse por miedo y falta de conciencia a las órdenes de la autoridad y por no luchar para que el pueblo tenga una mejor educación. Aunque también –de manera oportunista- por aprovecharse de la corrupción institucionalizada arriba para ser parte del “río revuelto”.

10. Pero los profesores saben que si les pagan poco (comparando sus salarios con los de otros profesores, de políticos y funcionarios) pues deben trabajar poco; y si observan corrupción en todos los niveles de gobierno, de la dirigencia sindical y de la SEP, entonces ellos tienen que ser corruptos. Aunque debe reconocerse que no todos los profesores son corruptos, que está viva la CNTE que se manifiesta para que haya un buen porcentaje de maestros que lucha en las escuelas y en las calles para cambiar de raíz el sistema educativo.

11.El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) cuenta con más de millón y medio de afiliados, pero desde que surgió en 1943 ha servido a los intereses del gobierno y del PRI. Estaría de más decir que negocia todo con el gobierno en turno porque ha sido siempre una organización corporativa controlada por un millar de dirigentes vendidos al gobierno y al capital (dirigentes charros) En su interior surgió una oposición fuerte de izquierda en 1979 que agrupa a más de la quinta parte de los asociados, pero parece estar estancada a pesar de sus masivas y heroicas batallas.

12.A partir de 1982, con la implantación del neoliberalismo y la profundización de la privatización educativa los dirigentes charros se montaron en la ola y fortalecieron al caciquismo sindical que desde 1989 manipula a los profesores del SNTE. Este sindicato negocia todo con la SEP y ambos organismos han destruido parte de la educación. ¿De qué han servido los cacicazgos sindicales de Robles Domínguez, Jongitud Barrios, Esther Gordillo y el ahora sumiso Charro Díaz, sino para que el PRI-gobierno siga imponiendo sus políticas?

13.La educación en México (de acuerdo a informes internacionales) no solo ocupa los últimos lugares en lectura, escritura, matemáticas y ciencias, también (y es lo más importante) se ubica en los últimos escalones en el porcentaje de inversión que se destina al presupuesto educativo, en producción de profesionistas y de investigadores. Bastaría con mirar algunos números en inversión en educación general, inversión universitaria e investigación para ver que nuestro cuatro o cuatro y medio por ciento en educación apenas es la mitad o la tercera parte de lo que invierten otros países.

14.No debería darnos vergüenza decir que estudiamos en México. No somos los culpables de la mala educación. ¡Qué bueno que ahora recibamos los informes internacionales, aunque también una intervención imperialista puede arreglarlo a sus necesidades! Pero no hay duda (por ahora) de que vamos mal porque es evidente. Es preferible mantenerse como autodidacta durante toda la vida, aprovechar la preparación por 50 o más años de lecturas y práctica social, como lo muchos escritores. Parece que la educación mexicana sólo ha servido para conseguir títulos, trabajo y muy buenos ingresos para una minoría.

15.Pero al parecer en educación todo se ha dicho hasta la saciedad. Se han hecho mil y una propuestas en grandes reuniones y consultas de campaña. El problema fundamental es cómo organizarnos los profesores independientes para derrotar a la dirigencia sindical espuria en la lucha de masas. Porque no se trata simplemente de quitar a unos dirigentes para poner a otros, aunque fueran de diferente color o signo; lo importante es que la mayoría de los profesores del país acaben con su dirigencia charra al mismo tiempo en que intervienen en el cambio estructural de las políticas educativas.

16.Esa transformación, aunque suene a maximalista y utópica (hacer posible lo imposible), es la única que puede hacer que la educación cambie en serio. Lo demás, mientras el priísmo, el panismo o el perredismo gobiernen y no se cambien leyes constitucionales, será puro engaño. “Cambiar todo” en apariencia para que todo siga igual. Por ello nuestras luchas deben ser desde la raíz. Si no fuera así, tendríamos que esperar otros cien años de miseria, explotación y opresión. (7/IX/14)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s