Home

El albergue de Mamá Rosa y los internados de papá Cárdenas en México

Pedro Echeverría V.

Al Cholo Vallado (+), director del Internado

Secundaria de Mérida

1. Mamá Rosa es una mujer muy discutida, incluso fue detenida y liberada a los pocos días- que lleva décadas dirigiendo un albergue: La Gran Familia (o varios) para niños pobres y abandonados, con dinero privado, donaciones y apoyo de la iglesia. Cuando el gobierno del PRI decidió intervenir La Gran Familia, después de escuchar quejas graves, se enteró que vivían en él 500 niños en una especie de encierro durante muchos años. Inmediatamente salieron en defensa de Mamá Rosa el expresidente Vicente Fox, su esposa y el escritor de derecha Enrique Krauze; de inmediato apareció como un asunto de rivalidad política PRI-PAN.

2. Ese albergue, que hoy se presenta en fotografías pletórico de basura, como si fuera una cárcel y lleno de acciones delincuenciales, fue visitado siendo presidentes los panistas Fox y Felipe Calderón en los 12 años (2000-2012) de sus respectivos gobiernos, y en menos de dos años, al intervenir fuerzas policiacas del gobierno del PRI, se descubrió que era un albergue de 500 niños que no podían salir y una madre confiesa que sólo pudo ver a su hijo dos veces durante cinco años. No se que verdad o que versión definitiva se impondrá porque en última instancia ésta tendrá que negociarse entre la clase dominante para que todo siga igual.

3. El colmo del asunto: Según el diario El Universal, el notario Luis Fernando Alcocer extendió durante 30 años cientos de documentos (simples actas notariales) al albergue La Gran Familia que, según él, tenían validez limitada; sólo manifestaban la voluntad de los padres de familia para dejar en resguardo a los niños para que estudiaran y permanecieran ahí al cuidado de Mama Rosa hasta los 18 años o hasta que los padres quisieran. Así, o de forma muy parecida se manejan los asuntos en México entre notarios, empresarios y políticos: basta con una lana, con dinero, con plata, para comprar a un juez, un notario, al gobierno o empresario.

4. A mi estos chismes de dimes y diretes entre personas y políticos me fastidian, me cansan y de antemano me bloqueo porque estoy convencido que las verdades no existen y que éstas siempre son impuestas por el poder; pero al mismo tiempo si reconocemos que hemos vivido con verdades impuestas por el poder y todo debe ser búsqueda, investigación y reflexión, quizá el miedo a la libertad o a la soledad, nos haga preferir la esclavitud. ¿Quién tiene la razón? Mamá Rosa, el gobierno del PRI, Fox y Krauze, los que hacen manifestaciones de apoyo o los que acusan a la exdirectora? ¡Quién tenga más fuerza impondrá su razón, su verdad!

5. Viví tres años en un internado secundaria para hijos de trabajadores (campesinos, indígenas, de artesanos, obreros y profesores) creados durante el gobierno de Cárdenas en 1937; muchos de mis ex compañeros continuaron en un internado para profesores Normalistas por otros tres años o el Internado del Poli. A pesar de mil cosas que suceden entre adolescentes de 13 a 16 años o jóvenes de 16 a 19 años, nunca escuché quejas o denuncias que se salgan de la normalidad correspondiente a los años juveniles. Los pleitos, las novatadas, el llamado bulling, las mentiras, las competencias, estuvieron presentes, pero hasta hoy sólo conozco expresiones de hermandad y cariño.

6. Por el calor dormíamos en el internado en hamacas, andábamos semi desnudos, nos bañábamos al aire libre, comíamos en dos tandas en mesas para once, cuando no nos gustaba la comida hacíamos guerra tirándonos la comida; los veteranos de segundo y tercero imponían novatadas un poco crueles, ni los pisos ni las paredes estaban del todo limpios, subíamos como Tarzán a los árboles de los patios, sábados y domingos podíamos salir, algunas veces los novatos hacían tareas aburridas de los veteranos. Nos escondíamos de los veteranos, pero veíamos las cosas como naturales en esa secundaria o Normal donde teníamos todo, aunque fuera poco, incluso un Pre de 21 pesos al mes, que era entonces una lanota.

7. ¿Quién dice la verdad? Yo nunca he sido ni independiente ni imparcial porque nadie en este mundo lo puede ser: menos en una sociedad de clases sociales. Cuando me cortaron el cordón umbilical me empezaron a imponer la cultura dominante. Las verdades establecidas por el poder y aceptada por las costumbres y leyes dominantes. Si gritas no comes; si te sometes te vamos a querer. Así con las verdades establecidas por el poder- me sometí a mis padres, a mis maestros, al cura, a mis patrones o jefes, a los mayores, a los militares, aunque todos me jodieran. ¿Cómo ser independiente si nacimos con una carga que nos jode con miedos, culpas y terror?

8. Muchos dicen: Soy independiente del PRI y del gobierno, ahora voto por el PAN o el PRD, aunque me digan que son la misma mierda. Otro: Yo no voto por ningún partido porque todos son parte del Estado; prefiero no apoyar a nadie, ni las luchas sociales o, de plano: prefiero ver televisión, seguir el estilo de personalidad que aconseja y tomarme muy buenos tragos. ¿Es realmente independiente, libre, quien hace individualmente lo que le plazca según sus instintos o sólo se es libre cuando se obedecen las leyes y las costumbres impuestas por el poder a la sociedad? Por ello en esto de la Mamá Rosa se busca enredar en ensuciar más las aguas para que luego el poder empresarial, gubernamental y hasta intelectual, imponga su verdad. (27/VII/14)

https://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s