Home

Peor que la derecha fascista: la degeneración del Gobierno socialdemócrata del DF

Pedro Echeverría V.

 

 

1. A mi no me sorprende que la autoproclamada izquierda en México (PRD, Ebrard, Mancera) le haga el trabajo de represión y leyes a la derecha; lo he escrito más de cien veces en mis artículos poniendo ejemplo de países europeos como España, Francia, Italia, Dinamarca con los gobiernos de dizque izquierda como el PSOE (González o Zapatero) que no tienen diferencia con los fascistas del PP (Aznar o Rajoy); con los gobiernos de los partidos “socialistas”, “socialdemócratas” o “laboristas” de Francia, Italia, Dinamarca o Inglaterra que son igualitos a los socialcristianos, conservadores, liberales de esos mismos países. En México lo hemos dicho miles de veces: el PRD es igualito al PRI y al PAN, aunque de palabra quieran diferenciarse.

 

 

2. El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera del flamante PRD, envió a la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) una iniciativa de reformas y adiciones a la Ley de Cultura del Distrito federal para infraccionar el ejercicio del comercio informal en el Metro, además de una sanción de 21 a 30 días de salario mínimo o arresto de 25 a 36 horas; plantea crear como infracción administrativa el ingreso al Metro sin pagar, para lo cual propone una sanción de 21 a 40 días de salario mínimo o arresto de 25 a 36 horas. Se busca “encausar de forma armonizada la resolución de conductas sociales que son contrarias a los valores cívicos”. Se confiere mayores herramientas jurídicas al juez cívico orientando los esfuerzos a dar intervención a otras autoridades que pudieran ser competentes.

 

 

3.  Estos funestos gobiernos socialdemócratas (como el PRD que dirige la ciudad de México, que en un tiempo se disfrazó de izquierda) en vez de hacer crítica y rebelar a la población contra el capitalismo -que profundiza la miseria y el desempleo, así como el consumismo idiotizador- tratan de imponer leyes para que sometan sus “conductas sociales contrarias a los valores cívicos”) En mi pueblo dicen que “para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo”, es decir, que tendría que ser la misma izquierda que se dice lucha por el pueblo, la que asesine al pueblo mientras la derecha fascista goza al ver también la fascistización de la socialdemocracia. Otra vez se demuestra que el poder siempre es funesto y es necesario extirparlo donde se encuentre.

 

 

4.  Algunas veces pienso que hay que extirpar de nuestra mente las ilusiones o las esperanzas que nos adormecen o entretienen pensando en que habrá un futuro menos malo para la población. Hace 10 días estuve recorriendo el DF y me encontré un zócalo sin vendedores, un Metro con sólo dos o tres venteros rebeldes –entre estos algunos ciegos- que protestaban contra la represión. Fui a los barrios de la Merced y Tepito para observar la situación de las decenas de miles de comerciantes de la zona y me topé con decenas de compañeras prostitutas en la calle de San Pablo que también vendían su mercancía. Muchos pensamos ilusamente que con el arribo del PRD al gobierno del DF habría una revolución en beneficio de los pobres, pero después de 17 años nada.

 

 

5. El poder nacional de los gobiernos del PRI y del PAN, de los empresarios, el clero y los medios de información, es tan grande que convirtió en enanos, inmovilizó e hizo que los gobiernos del PRD del DF: Cárdenas, López Obrador, Ebrard y Mancera, gobiernen casi exactamente igual que los gobiernos del PRI. ¿Cuál ha sido la diferencia entre un gobierno del PRD, PRI o PAN en el DF, Michoacán, Guerrero, Zacatecas, Tabasco, Chiapas, Oaxaca o Baja California Sur? Ni han bajado el número de personas miserables, ni el desempleo, ni los millonarios aminoran sus riquezas o se van a la cárcel por violaciones; tampoco se aprueban leyes contra la explotación, mucho menos se impulsa la conciencia crítica o las movilizaciones contra el capitalismo.

 

 

6. El gobierno de Mancera está haciendo un trabajo sucio contra los que se rebelan en el DF y con ello pone la muestra de su despotismo a otros gobiernos. En vez de que en todas las plazas públicas que gobierna el PRD hayan gigantescas mantas llamando al pueblo a luchar contra el capitalismo, la explotación, el consumismo y la opresión; mantas para que el pueblo comprenda que todos sus males: el desempleo, la miseria, los malos servicios de salud, educación, vivienda, son culpa de la gigantesca acumulación de riquezas en unas cuantas familias y contra ello debe lucharse; el gobierno del PRD crea leyes para castigar a los que –a falta de empleos- venden mercancías en las aceras y calles; al mismo tiempo quiere prohibir manifestaciones o plantones anticapitalistas.

 

 

7. Que estamos jodidos, oprimidos, pisoteados como pueblo en el mundo, es indiscutible. Que incluso las mismas izquierdas se han hecho dóciles y siempre prestas para entrar a los aparatos de poder, es evidente. ¿Cuántas décadas más tendremos que esperar para que los pueblos no sean manipulados por los profesionales engañabobos de la política? Para no ser iluso debo decir que todavía pasarán muchas décadas si continuamos nuestras luchas al mismo ritmo de los últimos 60 años. Pero sigo esperanzado en no tener la razón y que un día de estos años (sin prever nada) se desplome el imperio yanqui y (tras él) todas las burguesía nacionales. ¿Pero cómo? Entre tanto hay que seguir saliendo a la calle a protestar, no queda otra salida. (9/IV/14)

 

 

https://pedroecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx

 

 

Aniversario 95 del asesinato de Zapata en medio de un campo destinado al capital

Pedro Echeverría V.

 

 

1. Emiliano Zapata trascendió en la historia por sus grandes batallas campesinas contra los presidentes Madero y luego Carranza; sus demandas de trabajadores del campo nunca fueron atendidas; fue asesinado hace 95 años, el 10 de abril, con una celada del ejército bajo las órdenes del presidente Carranza, en Chinameca Morelos. Al año siguiente este mismo presidente fue asesinado por problemas de la “sucesión presidencial”, por el grupo que comandaba el futuro presidente Obregón; luego éste –siendo presidente-mandó asesinar en 1923 al líder de una facción revolucionaria, Francisco Villa y un año antes, al enorme luchador anarquista encarcelado en EEUU –con más de 23 años de lucha obrera y de periodista- Ricardo Flores Magón.

 

 

2. ¡Qué bonita historia de asesinatos en México en los momentos más álgidos de la Revolución! Pero lo mismo sucedió en las revoluciones francesa, rusa, china y otras: una vez asumido el nuevo gobierno y derrotado el enemigo contrarrevolucionario y derechista, aparece el ajuste de cuentas entre los “amigos” con posiciones diferentes acerca de la estrategia o los programas (“lentos” o “acelerados”) para construir el nuevo país. ¿No se recuerdan acaso las confrontaciones entre posiciones políticas de los revolucionarios Robespierre, Dantón y Marat en Francia; las de Lenin, Trotsky y Stalin en Rusia o las de Mao, Lui y Deng en China? Pareciera que no se puede escapar de esa realidad y México no fue una excepción.

 

 

3. Yo diría que en el Caso de Francia de 1789-94 y de México de 1910-17, -que fueron revoluciones indiscutiblemente burguesas- tras las facciones revolucionarias habían grandes fuerzas terratenientes y capitalistas que presionaban a los líderes para que así, mediante asesinatos, se “solucionen” los problemas. En el caso de Rusia (1917-22) y China (1949-56), mucho más que económicos fueron problemas de poder. En tanto los burgueses, los derechistas, funcionan sólo pensando en acumulación de dinero y riquezas, los revolucionarios de izquierda se dejaron manipular por los problemas de poder porque un líder izquierdista –que tiene que poner en primer lugar la honestidad- no le puede caber en la cabeza acumular dinero y propiedades.

 

 

4. A partir de que el presidente Salinas –siguiendo puntualmente el neoliberalismo y la privatización- impuso en 1992 la reprivatización de los ejidos colectivos, ni con el levantamiento zapatista en Chiapas dos años después  o con la Caravana por la Tierra del mismo EZLN en 2001, se ha podido frenar nada. Las organizaciones indígenas y campesinas han estado sufriendo cada vez más un mayor acoso de los capitalistas que obligan a vender por unos pesos sus tierras antes de perderlas por la fuerza y el apoyo gubernamental. Los campesinos sin préstamos, semillas, fertilizantes, sobre todo mercados, fácilmente deciden vender por cualquier dinero para migrar a los EEUU en busca de trabajo.

 

 

5. Ni Rusia, ni China, ni el bloque de 14 países autollamados “socialistas”, pudieron frenar “la modernidad capitalista. En México, como en la mayoría de los países de centro y Suramérica, el capitalismo destruyó la economía campesina,  su carácter agrario: créditos, organización comunitaria, mercados internos, para imponer la economía urbana, fomentar la migración a las ciudades e impulsar la industrialización capitalista. Al concluir la segunda guerra mundial y al intervenir con sus programas la ONU en todos los países, comenzó la intensa explotación del campo en beneficio de las ciudades, el abandono de las inversiones en él y la irrefrenable campaña ideológico-cultural de alcanzar el progreso con la creación y fomento de las ciudades.

 

 

6. Emiliano Zapata es alta gloria nacional por representar en su momento las demandas históricas más importantes para los pobres del campo: el rompimiento del latifundio y la demanda de tierra, libertad y respeto a la comunidad campesina. Quienes se encargaron en serio de reivindicar el zapatismo fueron los compañeros del EZLN desde su levantamiento en 1994. Es importante continuar reivindicando el zapatismo y la lucha de los trabajadores del campo, pero ahora puede resultar muy limitada esta batalla sin presentar una lucha radical anticapitalista y antiimperialista que agrupe a todos los trabajadores. La capitalización del campo significa la dominación empresarial. (8/IV/16)

 

 

https://pedroecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx

 

 

¿Puede un país pequeño, débil, mantener su independencia, ante un imperio yanqui que domina todo¨?

Pedro Echeverría V.

 

 

  1. El opositor Luis Guillermo Solís ha comenzado este lunes a perfilar su gobierno que le ha llamado del “cambio” en Costa Rica (país con poco más de 5 millones de habitantes), confrontado al reto de responder las expectativas de una población que -cansada del bipartidismo tradicional- le dio un triunfo rotundo en las elecciones del pasado domingo. Con más de 1.3 millones de votos, récord en la historia electoral de Costa Rica, Solís, un historiador y profesor universitario de 55 años, aplastó con un 78% contra 22% al exalcalde de San José –por 20 años- Johny Araya, del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN, derecha).

 

 

  1. El gobernante electo, que se define como progresista, lleva al poder en Costa Rica, por primera vez en más de 50 años, a un partido más o menos joven, sin esa vieja tradición de reaccionario: el Partido Acción Ciudadana (PAC, centro), fundado hace 13 años. Logró quebrar el bipartidismo formado por el PLN y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC). Existen además otros pequeños partidos no muy importantes que le entran al juego electoral que, como en México, les da muchas ventajas económicas. ¿No se recuerda acaso a aquel “pepito” Figueres que fue maestro de la política y estableció en Costa rica una pequeña dictadura?

 

 

3. Figueres –que siempre estuvo al servicio del imperio de EEUU y que fue incluso declarado “Benemérito”- ocupó la Presidencia de Costa Rica durante tres periodos, 1948-1949 (de facto), 1953-1958 y 1970-1974, y como Secretario de Relaciones Exteriores de Costa Rica a mediados de 1948. Fue un caudillo victorioso de la Guerra Civil de Costa Rica (marzo mayo 1948) fundador de la Segunda República. Uno de sus logros fue la abolición del ejército costarricense, siendo así el primer país centroamericano sin ejército, lo cual recibió reconocimiento mundial, y le otorgó a Costa Rica el cómodo título de un país de paz y democracia en el orbe.

 

 

4. Costa Rica, como país, ha construido con buen prestigio en América; pero nadie se puede guiar por todo lo que dice la propaganda capitalista. Se dice que es una democracia consolidada, antigua y que ganó el reconocimiento mundial por abolir el ejército en 1948 que fue perpetuada en la Constitución Política de 1949, que ocupa los primeros lugares en desempeño ambiental, en competitividad turística, que posee mucha libertad de prensa y es uno de los países más seguros de América. Se informa de un buen índice de desarrollo humano, de niveles de ingreso y de esperanza de vida. Que su nivel habitacional y de salud es bueno comparado con otros países.[]

 

 

5. Sin embargo basta ver los gobiernos descaradamente proyanquis de Óscar Arias, empresario y “politólogo”, Premio Nobel de la Paz en 1987, que gobernó dos periodos de 1986-1990 (introduce el neoliberalismo y la brutal privatización) y 2006-2010, además del gobierno de su heredera Laura Chinchilla, sacudido por escándalos de corrupción. ¿Qué puede decirse de los gobiernos anteriores de Costa Rica de Monge, Calderón F., el pequeño Figueres, Rodríguez, Pacheco, sino que han podido supervivir por el mutuo apoyo con los EEUU que muy bien le ha servido como ficha del ajedrez yanqui? Debo de decir que mi indignación contra los gobiernos costarricenses ha crecido por cartas de compañeros de aquel país.

 

 

6. El ganador obtuvo 77.9 por ciento de los votos (un millón 258 mil 715) frente a su rival oficialista, Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional (PLN), quien consiguió apenas 22.1 por ciento de los sufragios, en una histórica jornada que dejó atrás el tradicional bipartidismo que marcó el escenario político del país desde la década de los 80 entre el PLN y el ahora minoritario Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

El virtual presidente electo, quien asumirá el 8 de mayo, se mostró favorable a “separar los ámbitos de la administración pública y la privada”

Los temas planteados son: reducir la pobreza, reactivar la economía y los empleos, reducir el déficit fiscal, el tema energético, las obras públicas y la gobernabilidad.

 

 

7. Parece que heredará Solís un país con un déficit fiscal del 6%, una deuda interna del 60% del PIB y una creciente desigualdad social, producto de las políticas neoliberales aplicadas en las últimas tres décadas, sobre todo por el PLN. “Entendemos con claridad que el pueblo votó por un cambio”, expresó el candidato derrotado Araya, quien reconoció que “el desgaste” de dos gobiernos consecutivos del PLN, el de Oscar Arias y el de Chinchilla, le “pasó factura”. Entonces me pregunto: ¿Dejarán gobernar al nuevo presidente de centro-izquierda en Costa Rica que junto con Colombia, Perú, Chile, Panamá, han estado directamente al servicio de las políticas de EEUU? (7/IV/14)

 

 

http://pedreoecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s