Home

Si Morena no es mayoría será el hazmerreír del legislativo, tal como otras minorías

Pedro Echeverría V.

 

 

1. Morena  –declaró su creador y dirigente, López Obrador- no va a ser “una secta” que, como su nombre lo indica, va estar sectarizado o no permitir que otro participe. En Morena hay de todas las corrientes de pensamiento”. En la delegación Miguel Hidalgo reiteró que los 11 consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) no son garantía de que se va a respetar el voto de los ciudadanos. “De nada sirve que tengan títulos aquí y en el extranjero, si jamás van a actuar con criterio y con independencia”. Sostuvo que ir a esta elección no es solo por ocupar un cargo, sino buscar a las mejores mujeres y hombres para lograr el cambio que impulsa el movimiento y que necesita el país, con el que se abolirán las llamadas reformas estructurales.

 

 

2. Morena ya es un partido electoral como otros ocho que competirán en 1915 por obtener la mayor parte de diputaciones; por ello AMLO pidió a los militantes que “comiencen a organizarse y a buscar a quienes serán en el 2015 los candidatos para la Asamblea Legislativa, las delegaciones y la Cámara de Diputados, elecciones en las que participará Morena –por ley en sus primeros comicios- sin alianza alguna”. Algunas corriente querían que Morena sea esencialmente movimiento de masas en alianza con la lucha social; pero al parecer triunfó la posición de ser un partido como los demás con la esperanza de ser algún día mayoritario para no ser el hazmerreír del PRI.

 

 

3. El PRI se ha reído, se ha carcajeado a gusto desde que se fundó en 1929, de los otros partidos y oposiciones políticas absolutamente minoritarias y débiles. En los hechos desde que nació tuvo el objetivo de reunir en su seno a todos los cacicazgos, a los caudillos, a los grupos políticos que había en el país. Nadie quedó afuera y los políticos que no entendieron fueron destruidos, tales como los levantados cristeros, los críticos de Obregón, de Calles, y los izquierdistas como Guadalupe Rodríguez o el cubano Mella. El PRI nació pensando en que como heredero de la Revolución Mexicana sería el único que merecía gobernar para siempre el país.

 

 

4. Durante siete o más décadas el PRI mantuvo “la paz”, alejó los golpes de Estado militares en el país a pesar de que en otros países de América se repetían; pero a cambio implantó un gobierno de corrupción institucional que le permitió controlar la situación política del país. Algunos teóricos y estudiosos extranjeros como Francois Duverger, preguntaron varias veces acerca de ese dominio “pacífico” (no militar) del PRI por más de 50 años. Veinte años después el derechista Vargas Llosa hablaría con razón de una “dictadura perfecta”. Desafortunadamente a los pocos años este intelectual tonto en política -que al parecer le llegaron al precio- pronto se desdijo.

 

 

5. Más tarde el PRI (que en 1929 tenía las siglas de PNR, en 1938 de PRM y a partir de 1946 PRI) facilitó la creación de otros partidos y sindicatos garantizando un posición de subordinados mediante repartición de subsidios. El monopolio político del PRI fue total hasta que en 1988 sintió amenazado seriamente por Cárdenas su poder electoral. No hubo cambio de partido dominante ni de gobierno, pero a partir del año 2000 por primera vez el PRI entregó el gobierno a otro partido, el PAN. Nada cambió en 12 años de dos gobiernos del PAN en beneficio de la población; más bien creció la miseria, el desempleo, el narcotráfico y las muertes. Ha regresado el PRI para seguir gobernando.

 

 

6. No se lo que pasará si Morena obtiene una votación de 15 por ciento por ejemplo, ante el 75 por ciento de los tres partidos (PRI, PAN, PRD) que manipulan el país y los otros partidos pequeños de 3 o 4 por ciento que se ven obligados a silenciar todo para no perder el subsidio que reciben. Con la experiencia que nos ha dejado el PRD, partido creado por Cárdenas en 1989, desde hace una década al servicio del PRI; quizá muchos estén pensando en que a pesar de la mucha voluntad y honestidad de Morena tenga que ser igual o muy parecido al PRD. Pero dado que en las cosas sociales no puede haber mediciones matemáticas ni adivinos, sólo podemos hablar de las tendencias que se observan a partir de experiencias históricas. Nada más.

 

 

7. Lo más grave para Morena será enfrentar las divisiones que surgirán a partir de la selección de candidaturas en el DF y en el país, así como el manejo de los subsidios y las finanzas tan necesarias para el trabajo político. Quizá para evitar las confrontaciones se planteaba que sea un movimiento social y no un partido. De todas maneras las elecciones y el mismo Morena, serán pruebas, ensayos que probarán experiencias. ¿Tendremos que esperar otros 20 años o más para saber si una cosa funciona a no? Yo llevo 54 años en lo mismo y no termino de aprender no se si por convicción, enraizamiento, terquedad o cabeza dura. (5/IV/14)

 

 

https://pedroecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s