Home

 

Falleció nuestro amigo Fidelio; estudioso y escritor de izquierda, aunque nunca militante

Pedro Echeverría V.

 

 

1. El pasado viernes, en casa de “Cholain” Rivero –el conocidísimo entrenador de boxeadores, pero para mi estudioso e ideólogo marxista amigo íntimo desde 1960- él y yo, acordamos a las 13 horas visitar a Fidelio Quintal; al final escogimos el domingo para hacerlo porque habían pasado algunos meses sin verlo. Falleció casualmente ese viernes cinco horas después de hablar de él. Fidelio no tenía la estatura literaria de Paz, Fuentes o Pacheco porque vivió toda su vida en Yucatán, tuvo muchas carencias económicas y se sentía hijo de la clase campesina, como le gustaba presentarse. Sin embargo fue sin duda un profesor y pensador con buena obra escrita.

 

 

2. Fidelio era un historiador –en particular de las cosas de Yucatán, su historia y su literatura- que nació el mismo año que Fidel Castro en Cuba. Era mayor que Cholain que vino al mundo el año de la gran crisis mundial capitalista. Yo soy un bebé frente a ellos porque nací el año que asesinaron en México a Trotsky y último año del gobierno de Cárdenas. Trabajé como profesor rural junto a Fidelio durante dos años y pude observar que era muy estudioso, así como su seriedad y valores humanos. Él nunca fue un militante socialista, pero sí un simpatizante que enfocó sus trabajos históricos por el lado de los pobres.

 

 

3. Le parecía a Fidelio que, con mis 22 años de edad y mi activismo, tenía la enfermedad “infantil” del izquierdismo; él –que nunca militó en partido alguno- no quería a Lombardo del PPS pero sí a Cárdenas, “presidente reformista” e impulsor del MLN. En alguna ocasión mantuvo una fuerte discusión en cartas con Antonio Betancourt –otro personaje político muy inteligente y hábil de su tiempo- que militó en la izquierda del PRI y según dijo alguna vez en el Partido Comunista, pero en los tiempos del gobierno de Cárdenas. Los amigos intelectuales de Fidelio fueron esencialmente escritores progresistas del PRI o “apolíticos”.

 

 

4. En la primera mitad de los sesenta recogí –para nuestra célula del PCM- algunas pequeñas cuotas mensuales de Fidelio, Cervera Espejo, Hernán Morales, Zavala Traconis, Zavala Velázquez, el Gato Lara, del viejo Raul Maldonado, Gaudencio Peraza, de dos o tres electricistas, de mi amigo Jaime Vázquez que me enviaba su cuota del centro de la República donde laboraba como profesor. Ellos y muchos más intelectuales eran amigos de Fidelio que desde entonces se interesaba de la historia de la guerra de Castas, en investigar el asesinato de Leopoldo Arana de Muna, de Carrillo Puerto y Rogelio Chalé.

 

 

5. Fidelio, al mismo tiempo que escribió una decena de libros, elaboró muchos artículos en el Diario del Sureste fundado en 1931 que, aunque fue el periódico oficial del gobierno del PRI, lo consideraba menos malo que “el Diario de la derecha y empresarial”. También publicó en el diario Por Esto! Además recibió algunos premios como maestro y por su obra escrita, de los que el gobierno del estado otorga en Yucatán. Pienso que vivió con gusto; pensó y escribió lo que quiso y estuvo tan descontento como todos los que comprendemos la realidad y aún no hemos sido capaces de transformarla en beneficio de los trabajadores.

 

 

6. Pero lo importante es que las batallas anticapitalistas por transformar este país continúan a pesar de que nuestra izquierda en la República, en Yucatán en particular, no ha podido renovarse: en Mérida siguen en primera línea los mismos viejos izquierdistas porque la Universidad Autónoma derechista –que pronto festejará 92 años de su fundación- así como todas las demás escuelas de nivel superior como el Tecnológico y una decena de particulares, han cerrado todos los accesos para evitar cualquier contaminación izquierdista. En todos los países los estudiantes son vanguardia inicial de luchas sociales, en México cayeron la huelga de 1999 y el Yo soy 132.

 

 

7. En Yucatán siguen en la batalla en primera fila: Róger, Mauricio, Gina, Lorenzo; los siguen Quijano, Chucho S, G.Balam, R. Andrade, Bermejo y varios más, que durante muchos años  no han dejado de denunciar a la gran burguesía y al imperialismo; al PRI y al PAN y a sus servidores en la entidad, por mantener a la mayoría de la población en la miseria y el desempleo. Pronto muchos jóvenes se integrarán a esas batallas y denuncias que sólo terminarán cuando el país y la entidad logren que la población haga conciencia de su realidad y luche por transformarla. Ni modo: es condenable y lastimoso que nuestros universitarios (estudiantes y maestros), así como algunos intelectuales, hayan escogido la vida cómoda que les da el capitalismo. (10/II/14)

 

 

https://pedroecheverriav.wordpress.com

pedroe@cablered.net.mx

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s